Público
Público

Caso Lezo El hermano de Ignacio González confiesa el cobro de mordidas del Canal de Isabel II

Pablo González admite que él mismo cobró comisiones a cambio de la adjudicación de contratos públicos de la Comunidad de Madrid, aunque exculpa al expresidente de su participación en esta trama.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

El hermano de Ignacio González, el empresario Pablo González, en una imagen de archivo. ATLAS

Con mordidas, sobornos y favores. Así funcionaba la trama imputada en el caso Lezo, tal y como ha reconocido el hermano del expresidente Ignacio González poco antes de abandonar la prisión de Soto del Real.

Según la declaración de Pablo González desvelada por el diario El Mundo, él mismo habría cobrado comisiones ilegales en varios contratos públicos de la Comunidad de Madrid en la época en la que su hermano era el número dos de Esperanza Aguirre y, además, presidente del Canal de Isabel II. 

Uno de esos contratos es el de la construcción y posterior gestión de un campo de golf y varias pistas de pádel levantados sobre antiguos depósitos de agua y que, por tanto, pertenecían al Canal de Isabel II. Pablo González ha admitido haber participado en el mismo. ¿Cómo? La empresa adjudicataria, Dragados, pagaba a sus empresas por los servicios prestados al realizar "gestiones" con "funcionarios de la Comunidad de Madrid".

Además, en esos pagos también estaría beneficiado Edmundo Rodríguez Sobrino, exconsejero del diario La Razón y exresponsable del Canal en Latinoamérica. "Él pudo ser uno de los beneficiarios", declaró Pablo González -según El Mundo-.

El empresario, excarcelado hace dos meses tras haber conseguido rebajar su fianza de 4 millones a 200.000 euros alegando problemas de salud. Ahora se ha sabido que aceptó también colaborar con la justicia. Así,ha admitido haber cobrado personalmente por su intermediación "una cantidad próxima pero inferior a los 100.000 euros" que le fue entregada en metálico y que también hacía referencia, dijo, a "trabajos que se le adeudaban".

En su declaración, exculpó a su hermano de su posible participación en la trama. Dijo que "no le consta" que Ignacio González hubiera participado en ninguna ilegalidad. 

Justo lo contrario hizo Sobrino que pactó colaborar con el juez a cambio de "un trato más favorable" y que declaró que el expresidente madrileño sí cobró comisiones ilegales en Suiza. En este caso, el expresidente de Inassa y mano derecha de González en Latinoamérica aseguró que que se infló el precio de la compra de la empresa brasileña Emissao por parte de Canal de Isabel II a cambio de una importante comisión que Ignacio González cobró esa en una cuenta independiente en Suiza.