Publicado: 22.05.2015 10:08 |Actualizado: 22.05.2015 10:46

La Audiencia Nacional remite el 'caso Neymar'
a Barcelona

El dinero supuestamente defraudado salió de las cuentas del F.C. Barcelona y, por lo tanto, debe ser juzgado allí, que es donde se produjo el perjuicio a los socios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Bartomeu y Rosell rodean a Neymar en el día de su presentación.

Bartomeu y Rosell rodean a Neymar en el día de su presentación.

MADRID.-  La sala de lo penal de la Audiencia Nacional ha acordado remitir la investigación sobre el fichaje del jugador brasileño Neymar Jr. a un juzgado ordinario de Barcelona, al entender que no es competencia de este tribunal estudiar si se produjo o no un delito fiscal en su contratación, ya que el dinero defraudado salió de las cuentas del club y su sede está en Barcelona.

En un auto dictado este viernes, la Audiencia Nacional estima los recursos en los que se pedía su inhibición y que han sido presentados por la defensa de los imputados: el actual presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu; su antecesor, Sandro Rosell, y el propio Barça como persona jurídica.



Estos recursos fueron interpuestos contra el auto dictado por el juzgado central de instrucción número 5 que rechazó admitir la cuestión de competencia.

El acuerdo ha sido adoptado por la Sección Tercera de la Sala, presidida por Alfonso Guevara. La sala justifica la competencia de los juzgado de Barcelona en que los fondos distraídos fraudulentamente "se encontraban en las cuentas del Fc Barcelona, ya que es desde allí desde donde se ordenan las transferencias, con independencia del destino de los fondos".

El juez instructor que transformó el caso en procedimiento abreviado, Pablo Ruz, basaban la competencia de la Audiencia Nacional en los delitos de apropiación indebida y administración desleal cometidos con la desviación de fondos del club y consumados en el extranjero, al ser el Brasil el primer país donde se firman los primeros contratos y a donde se transfiere el dinero

El auto explica que no es el acto de disposición del dinero lo que consuma el delito sino el resultado derivado de dicha conducta traducido en el perjuicio económico evaluable, " con independencia del destino de aquellos, para lo que la intervención de los sujetos de nacionalidad española en el extranjero, en este caso Brasil, resultaría intrascendente a los efectos que nos ocupan ya que los perjuicios causados a los socios, no se producen en Brasil sino en Barcelona, lugar donde tiene además su domicilio social la entidad deportiva en cuestión".

En cuanto a la competencia por la cuantía de lo presuntamente defraudado a Hacienda, la Sala considera que la cuantía tampoco parece excesiva, no ha producido ni grave repercusión a la economía nacional ni grave quebranto en el tráfico mercantil, ni se trata de una causa compleja, motivos por los que los casos son derivados a la Audiencia Nacional.

Resuelta la competencia del tribunal, la sala de lo penal no entra en el fondo del asunto como el club pedía en otro recurso al considerar que no hubo voluntad de defraudar a Hacienda: "Todo lo relativo a si los hechos investigados son o no constitutivos de delitos, o si los que fueron objeto inicial de la querella que dio lugar a las actuaciones, son o no los mismos que han sido objeto del Auto de continuación por los trámites del procedimiento abreviado, son cuestiones ajenas al presente recurso, que deberán ventiladas, en las impugnaciones que en su caso se formulen contra la citada resolución", resuelve el auto.

El FC Barcelona cuestiona el propio procedimiento penal abierto en este caso, ya que considera que no hubo delito fiscal en el fichaje de Neymar Jr. La defensa del club argumenta que no hubo ánimo defraudatorio; esto es, que no existió voluntad de engañar a Hacienda.

Ahora el caso queda a la espera de confirmarse esta decisión de la Audiencia Nacional y de ser remitido un juzgado ordinario de Barcelona para reparto, que será el que decida si se continúa adelante con el juicio sobre este fichaje.

Apertura de juicio oral

El sumario está en su fase final. El pasado 13 de mayo, el nuevo juez central de instrucción 5, José de la Mata, dictó ya el auto de apertura de juicio oral. En dicho auto, fijó en 12,7 millones el dinero supuestamente defraudado a Hacienda y sentó en el banquillo a Josep María Bartomeu y a Sandro Rosell por este fichaje. El primero está considerado responsable de un delito fiscal y afronta una petición de más de dos años de cárcel y el segundo de siete años y medio, por dos delitos fiscales y uno societario que se habrían cometido en diversas operaciones para fichar al jugador entre el año 2011 y 2014.

En el auto se detalla que las cantidades reales abonadas por el fichaje de Neymar Da Silva Santos ascendieron a 83.371.000 euros, en lugar de los 57 millones que decían sus directivos. Este dinero se ocultó al club por medio de operaciones contables simuladas, cuando la entidad estaba inmersa en un proceso de estratégico de control del gasto. Tampoco se incluyeron estas cifras en las cuentas anuales aprobadas por la asamblea general de octubre de 2013, donde vario socios preguntaron por el coste real del fichaje de Neymar Jr a la junta directiva.