Público
Público

Caso Palau La mujer de Millet: "Él mandaba y yo hacía todo; pensaba que el dinero era nuestro" 

El asesor jurídico y representante legal de CDC, Francesc Sànchez, ha negado ante el tribunal de la Audiencia de Barcelona que el partido se financiara ilegalmente cobrando comisiones irregulares a Ferrovial.

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3
Comentarios:

Imagen de la Audiencia de Barcelona, que juzga el caso Palau, de la declaración de Marta Vallés./EFE

La mujer del expresidente del Palau de la Música, Marta Vallès, ha declarado este lunes en el juicio como responsable civil a título lucrativo dentro del Caso Palau. "Yo pensaba que el dinero era nuestro, teniendo dinero como teníamos", ha explicado al ser preguntada por los pagos de gastos personales con dinero procedente del expolio de la institución.

Vallès, pese a figurar como administradora de Bononyma, empresa encargada de realizar facturas al Palau por servicios que nunca se dieron, ha asegurado que fue puesta en ese cargo porque el asesor fiscal se lo aconsejó a su marido, pero"no tenía ninguna función real dentro de la empresa".

En cuanto a los gastos familiares con dinero procedente del Palau, ha afirmado que era Millet, su marido, quién gestionaba los gastos domésticos: "Con él era mejor no discutir. Él mandaba y hacía todo. Yo pensaba que era dinero nuestro. Yo llevaba las cosas de casa, yo no llevaba nada".

Las hijas de Millet

Las hijas del expresidente de la entidad, también han declarado en el juicio de este lunes  como responsables civiles a título lucrativo, debido al pago de sus bodas que Millet hizo con dinero procedente también del Palau.

Ambas han asegurado que se enteraron que sus bodas fueron pagadas por el Palu en el momento en el que estalló el caso. "Nunca se me ocurrió que el Palau pagase mi boda, cuando mis padres tienen capacidad económica", ha declarado Clara Millet.

Sobre los 42.000 euros procedentes de la caja fuerte del Palau, que esta le entrego a su padre en un sobre,ha asegurado que nunca se quedó con ese dinero y ha aprovechado para denunciar "la masacre mediática que su familia está viviendo".

Por su parte, Layla Millet, la otra de las hijas, ha explicado que veía natural el alto nivel de vida que su padre llevaba y que por ello nunca imaginó que este hubiera desviado fondos del Palau.

Mercedes Mir

La mujer de Jordi Montull, Mercedes Mir, también ha tenido que declarar bajo las mismas acusaciones. Al igual que la esposa de Millet ha recalcado que era su marido quién administraba el dinero familiar y que las obras efectuadas en su casa fueron "más bien pocas" pese a que el Palau reclama unos 250.000 euros.

Por lo que refiere a la Sociedad Aurea Rusula, que supuestamente se usó para facturar falsamente trabajos al Palau, ha explicado que su marido era el que gestionaba todo, a pesar de que fue nombrada administradora de la asociación. Además ha puntualizado que siempre pensó que los viajes pagados por el Palau eran simples regalos de Felix Millet a su familia.

CDC niega que se financiase a través del Palau

El asesor jurídico y representante legal de CDC, Francesc Sànchez, ha negado ante el tribunal de la Audiencia de Barcelona que el partido se financiara ilegalmente cobrando comisiones irregulares a Ferrovial camufladas como donativos al Palau de la Música.

En su declaración Sánchez ha certificado que las mercantiles Mail Rent, New Letter y Letter Graphic, trabajaron para el partido e hicieron donaciones. Sin embargo, ha querido señalar que eran "donaciones no extremadamente relevantes en aquella época".

También ha dicho que redactaron un informe a petición del Tribunal de Cuentas para explicar estos flujos; y al preguntarle el fiscal si ve razonables los 700.000 euros que la fundación pagó al partido en el ejercicio 2007, ha contestado que "no es extraño desde el punto de vista del funcionamiento de la época entre el partido y la fundación".