Publicado: 28.07.2015 12:30 |Actualizado: 28.07.2015 13:22

Castilla-La Mancha protegerá la zona del almacén nuclear para impedir su construcción

El Gobierno regional ha tomado la decisión un día después de que el Consejo de Seguridad Nuclear haya dado el visto bueno al emplazamiento del ATC de Villar de Cañas

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:
La zona reservada para el ATC en Villar de Cañas. Enresa

La zona reservada para el ATC en Villar de Cañas. Enresa

Después de que el Consejo de Seguridad Nuclear diera el lunes por la tarde el visto bueno al emplazamiento del almacén nuclear en Villar de Cañas (Cuenca), el Gobierno de Castilla-La Mancha, contrario al proyecto, se ha puesto a trabajar para tratar de impedir su inminente construcción. 

El consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado este martes en rueda de prensa que el Gobierno regional ha iniciado los trámites para ampliar el espacio protegido Laguna del Hito (dentro de la Red Natura) que pasará de 1.000 a 25.000 hectáreas y en el que quedarán incluidos los terrenos en los que se proyecta el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares. Asimismo, ha apuntado que, al iniciarse los trámites para la ampliación de la Red Natura, se da traslado al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente que a su vez comunica el procedimiento a la Comisión Europea.

Martínez Arroyo ha reconocido que la decisión se ha tomado después de que el CSN aprobara ayer, "con límites y condiciones", conceder la autorización previa de las obras de construcción del ATC de Villar de Cañas (Cuenca).La medida responde a la petición de más de 50 entidades, entre las que se encuentran todas las organizaciones ecologistas y ayuntamientos de la zona, englobados en la plataforma contra el ATC.

"El Gobierno regional está abierto al diálogo", ha aseverado el consejero de Agricultura, que ha ofrecido "diálogo permanente con el Gobierno de España" y en este caso con el Ministerio de Industria"



El ATC tendría que ser declarado "de interés nacional"

A partir de ahora, el Gobierno regional debe elaborar un plan de ordenación de recursos naturales, por lo que a partir de este momento no se podrán "realizar actos que supongan una transformación sensible de la realidad física o biológica del entorno", ha detallado el consejero manchego.

En caso de que se solicitara realizar alguna actuación en el entorno, como sería la construcción del ATC, el Gobierno regional tendría un plazo de noventa días para autorizar o denegar dicha construcción.

El consejero de Agricultura y Medio Ambiente ha indicado que la única posibilidad de que la construcción del ATC en Villar de Cañas siguiera adelante sería que el Gobierno central declarara la obra "de interés nacional", una situación que ha confiado en que no se produzca ya que el proyecto del ATC "tiene muchos condicionantes".