Publicado: 25.06.2014 13:07 |Actualizado: 25.06.2014 13:07

Castro ve "sobrados indicios" de que Cristina se lucró y ayudó a su marido con su "colaboración silenciosa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, apunta en el auto difundido este miércoles a que hay "sobrados indicios" de que la infanta Cristina intervino "lucrándose en su propio beneficio y, de otra, facilitando los medios para que lo hiciera su marido", a través de una "colaboración silenciosa" en la sociedad Aizoon, de la que ella era socia con Iñaki Urdangarin al 50% del capital. A través de esta sociedad se beneficio de los fondos "ilícitamente ingresados" por la mercantil Aizoon procedentes del dinero público gestionado en Baleares y la Comunidad Valenciana, a los que se añade el dinero que Urdangarín no desembolsó "gracias a sus defraudaciones fiscales".

El juez asegura que "no debe pronunciarse" sobre "si la explicación a esta actitud residía en la confianza, veneración o amor que profesaba a su marido" ni sobre los efectos penales que pudieran derivarse de ella. El auto resalta que la infanta Cristina intervino "activamente" en el "vaciado de fondos" de Aizoon, sociedad cuya presidencia se repartía alternativamente con su marido. A través de Aizoon, la infanta y su marido contrataron "en negro" a personal de su casa; a empleados de Aizoon "a sabiendas de que los contratados nunca habrían de prestar servicios para la sociedad"; se cargaban gastos y viajes de la familia; compartían tarjetas de crédito y el domicilio social se registraba en la vivienda del matrimonio. Por ello, el juez considera "difícil" compatibilizar el "trasiego domiciliario" al que Urdangarin sometió Aizoon "con lo que Doña Cristina de Borbón y Grecia podría suponer que era una sencilla y entrañable entidad familiar".

El juez ve "difícil" compatibilizar el "trasiego domiciliario" al que Urdangarin sometió a Aizoon con la "entrañable entidad familiar" que pretende la infantaLa mercantil Aizoon fue creada en 2002 con el "deliberado propósito" de servir de cauce para el reparto de los beneficios que, "a pesar de su proclamación de entidad carente de lucro", se obtenían del Instituto Nóos". También tenía como destino facturar "hipotéticos servicios profesionales" que Urdangarin prestó a distintas entidades "sustrayéndolos así a las declaraciones que sobre el IRPF".

El juez Castro imputa a la infanta de dos presuntos delitos contra la Hacienda Pública y uno de blanqueo de capitales.
Respecto a los delitos de prevaricación administrativa y tráfico de influencias cometidos en la gestión del Instituto Nóos, el juez imputa a Jaume Matas, José Luis Ballester, Gonzalo Bernal, Juan Carlos Alía, Miguel Ángel Vonet, Iñaki Urdangarín, Diego Torres, Ana María Tejeiro y sus hermanos Marco Antonio y Miguel Tejeiro.

En este punto del auto, Castro recuerda que aplicó un planteamiento similar para la infanta Cristina, en tanto simultaneó un cargo de vocal de la Junta directiva del Instituto Nóos, que estatutariamente era superfluo entre los años 2003 y 2006 con el de copartícipe, al 50% con su esposo, de la mercantil Aizoon, que fue destinataria de parte de los fondos públicos obtenidos por Nóos. No obstante, la Audiencia de Palma dictó un auto el 7 de mayo de 2013 en el que dejaba sin efecto la citación de la infanta determinar su participación en las actividades presuntamente delictivas del Instituto Nóos.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-infanta-cristina-estaria-imputada-si-hubiera-sido-aforada