Publicado: 05.11.2013 18:27 |Actualizado: 05.11.2013 18:27

Catalunya aprueba un presupuesto para 2014 que cumple con el déficit impuesto por Montoro

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, anuncia nuevas tasas e impuestos, así como privatizaciones y ventas de patrimonio por valor de 2.318 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha presentado hoy los presupuestos de la Generalitat de 2014 que incluyen nuevas tasas e impuestos, así como privatizaciones y ventas de patrimonio por valor de 2.318 millones que el Govern no ha concretado pero deben evitar más recortes en el gasto.

Tal como estaba previsto, los presupuestos de la Generalitat, que cuentan con el visto bueno de ERC, se ajustan al déficit del 1% del PIB marcado por el Gobierno para 2014, lo que supone 1.979 millones de euros de déficit.

Para mantener el gasto y no aplicar nuevos recortes, la Generalitat tendrá que aumentar sus ingresos, lo que hará por la vía de la creación de nuevas tasas y, sobre todo, de las privatizaciones y la venta de patrimonio, como edificios. Por este último concepto, la Generalitat prevé ingresar 2.294 millones de euros: 864 millones por venta de activos y 1.454 millones por concesiones y otros ingresos patrimoniales. Esta suma, de 2.318 millones, difiere ligeramente de los 2.294 millones señalados anteriormente porque aquí se incluyen 24 millones de rendimientos inmobiliarios, han precisado fuentes de la conselleria.

Mas-Colell ha eludido concretar qué bienes se pondrán a la venta o qué entidades se podrían privatizar. Así, preguntado por si entre estas privatizaciones se plantea incluir activos como las depuradoras, y si la Generalitat cuenta con vender terrenos propiedad del Incasòl, el conseller, a pesar del volumen de ingresos no recurrentes previsto por esta vía, ha evitado en varias ocasiones precisar los planes de la Generalitat. "No hay nada concretado", ha sentenciado el conseller, que ha asegurado que esta cifra es "posible", "pero el cómo nos lo reservamos decir hasta que los análisis estén muy concretados".

Mas-Colell sólo ha explicado que en 2014 la Generalitat tendrá que "repetir" la misma receta que en 2012, cuando privatizó los túneles de Vallvidrera y el Cadí y la empresa Aigües Ter-Llobregat (ATLL) -que dirimen los tribunales- para enjugar el déficit.

Más allá de los ingresos que reporten las privatizaciones y ventas de activos, el Govern espera obtener otros 909,5 millones a través de tasas e impuestos creados desde 2012, lo que incluye impuestos ya vigentes -como la tasa turística- y otros tributos nuevos, entre ellos el impuesto a la producción termonuclear de energía eléctrica y la revisión del Impuesto de Sucesiones, que en 2014 aportará 54,2 millones.

A estos ingresos hay que añadir también otros 43,7 millones de euros por una treintena de tasas creadas a través de la ley de acompañamiento, entre ellas la denominada Euroviñeta, un peaje para camiones que se aplicará en la carretera C-25 (Eix Transversal).

Las cuentas de 2014 no incluyen previsiones de ingresos por la disposición adicional tercera del Estatut ni por tres tributos creados por la Generalitat y recurridos por el Gobierno: el impuesto sobre los depósitos bancarios, la tasa judicial y el euro por receta. En cuanto a los depósitos bancarios, la Generalitat ha asegurado que si llega una compensación del Gobierno por esta vía, dará marcha atrás en su decisión de aplicar también en 2014 recortes salariales a los funcionarios.

Mas-Colell ha subrayado que el Govern ha optado por las privatizaciones y por el aumento de la carga fiscal para "intentar proteger el gasto social". En este sentido, el Gobierno catalán incrementará en 91 millones de euros el gasto destinado a necesidades sociales "ineludibles" como la Renta Mínima de Inserción, las becas-comedor, el apoyo a los afectados por los desahucios y la lucha contra la pobreza infantil.

También el gasto de los departamentos se incrementa un 0,6 % en 2014 -0,2% sin tener en cuenta los intereses- con respecto a este año, cuando se han prorrogado las cuentas de 2012. Para remarcar que la Generalitat "no podía" reducir más el gasto el próximo año, el conseller ha explicado que el gasto por habitante en las cuentas del Govern ha retrocedido a niveles de hace 10 años.

No obstante, la partida de intereses sigue creciendo, de forma que si la Generalitat destinó a este concepto en 2012 y también este año un total de 1.994 millones de euros, el año que viene la factura anual por este concepto sumará 2.077 millones de euros. El Govern calcula que acabará 2014 con una deuda 59.914 millones de euros, frente a los 57.681 de este 2013. El conseller ha remarcado que los presupuestos de 2014 son "los de CiU", pero con "una mayoría parlamentaria detrás", en referencia al apoyo de una ERC que "ha entendido perfectamente" que el Govern necesita estabilidad para impulsar su agenda política.