Publicado: 30.03.2016 18:05 |Actualizado: 30.03.2016 18:58

Catalunya avanza en la acogida de personas refugiadas

Administraciones catalanas y entidades del sector lanzan una declaración conjunta por la que se comprometen a atender a los refugiados que llegan al territorio frente a la parálisis del Estado

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los consellers de Asuntos Sociales, Dolors Bassa, Exteriores, Raül Romeva, Interior, Jordi Jané, y el Secretario de Igualdad, Inmigración y Ciudadanía, Oriol Amorós durante la reunión del comité de acogida a las per

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los consellers de Asuntos Sociales, Dolors Bassa, Exteriores, Raül Romeva, Interior, Jordi Jané, y el Secretario de Igualdad, Inmigración y Ciudadanía, Oriol Amorós durante la reunión del comité de acogida a las personas refugiadas celebrado hoy en el Palau de Pedralbes de Barcelona. EFE/Quique García

BARCELONA. Generalitat de Catalunya, Ayuntamiento de Barcelona, entidades municipales, federación de diputaciones y varias entidades catalanas de atención a las personas demandantes de asilo y refugiadas se han reunido esta mañana en el Palacio de Pedralbes de Barcelona para reafirmar su compromiso con la integración y acogida de las personas refugiadas. Tanto administraciones como organizaciones del sector han plasmado tal responsabilidad en una declaración conjunta en la que reclaman al gobierno español que admita las cuotas pactadas con la UE —de más de 17.000 sólo se han acogido a 18—, se trabaje en una política de asilo común en toda Europa y se permita a Catalunya proceder a la reubicación de las personas refugiadas que lleguen a territorio español. También manifiestan su rechazo al acuerdo entre la UE y Turquía que comporte expulsiones colectivas de personas refugiadas a territorio turco.



En este segundo encuentro del Comité de acogida para las personas refugiadas impulsado el pasado mes de septiembre por el gobierno catalán, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la consellera de Trabajo de la Generalitat, Dolors Bassa, han dado cuenta de la cooperación entre administraciones y entes sociales para avanzar en la integración y acogida de las personas refugiadas que llegan a Catalunya. “Estamos preparados para acoger de forma inmediata a 1.800 personas y otras 4.500 a largo plazo. Hoy lanzamos una política catalana de acogida, reclamamos al Estado que ceda a las autonomías la gestión directa de los refugiados para poder trabajar con las instituciones europeas”, ha asegurado Bassa.

A su lado, Colau ha coincidido en destacar “el triste papel que está desempeñando el Estado al rehuir sus responsabillidades en las peticiones de asilo de las personas que llegan a Europa” y ha defendido que tanto Barcelona como Catalunya “no se van a detener” en su política de acogida. Por ello, ha recordado que unas 600 personas demandantes de asilo han sido atendidas en lo que va de año de las más de 1.300 que en 2015 hicieron la petición en la ciudad de Barcelona. También ha insistido en la ayuda que la ciudad condal brinda a otras ciudades europeas como Italia o Grecia para la atención a las personas refugiadas “que están desbordadas por la mala política europea de reubicación”, como lo demuestra el acuerdo con el alcalde de Atenas, Iorgos Kaminis, formalizado la semana pasada para acoger a un centenar de personas.

La alcaldesa ha anunciado que el próximo martes se reunirá en la Comisión Europea con diez alcaldes de otras ciudades europeas, como Berlín, Ámsterdam o Helsinki, para valorar cuál ha de ser el papel de estos territorios en la gestión del éxodo migratorio. Por el momento, considera que “las ciudades han de tener acceso a los fondos europeos de ayuda al refugiado”, y no solo los estados miembros.

Raül Romeva, conseller de asuntos exteriores de la Generalitat, ha señalado que los estados de la UE son los que están obstaculizando una respuesta europea común a la acogida de personas refugiadas y ha apostado por unificar la política de asilo europea. En este sentido, ha recordado que tanto el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como el presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), Miquel Buch, han enviado cartas aún sin respuesta al comisario de inmigración europeo, Dimitris Avramópulos, para expresar que los municipios de Catalunya “están preparados para acoger a personas refugiadas” pese al bloqueo del Estado. Tampoco ha obtenido respuesta la misma carta mandada por Puigdemont a Mariano Rajoy.

Además de los cargos públicos mencionados, en la reunión del Comité de acogida para las personas refugidas han participado representantes de las principales entidades sociales de ayuda al refugiado, como ACNUR, CCAR, Cáritas, ACCEM, Cruz Roja, Stop Mare Mortum, Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo, Mesa de entidades del Tercer Sector; entre otras.