Público
Público

Catalunya Colau declara que el resultado del 1-O no es aval suficiente para declarar la independencia

La alcaldesa de Barcelona pide a Rajoy y Puigdemont que "no tomen ninguna decisión que pueda dinamitar un espacio de diálogo y de mediación" y reclama al presidente del Gobierno que "descarte aplicar el 155, que revierta la intervención de las cuentas y que retire los efectivos policiales"

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4
Comentarios:

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en su declaración institucional desde el Ayuntamiento de Barcelona (Reuters)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha instado este lunes al diálogo en una declaración en la que ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a no aplicar el artículo 155 de la Constitución, y al Govern de Carles Puigdemont a no proclamar unilateralmente la independencia basándose en los resultados de la consulta del 1-O.

Colau, en una declaración institucional desde la Galeria Gòtica del Ayuntamiento, ha subrayado que "los resultados del 1-O no pueden ser un aval para proclamar la independencia". Colau ha subrayado, no obstante, que el referéndum fue un acto de soberanía nacional que marca el fin del modelo de la autonomía de Catalunya.

Colau, que ha calificado el momento como "la crisis institucional más grave que se ha producido en este país desde la recuperación de la democracia", ha istado a Rajoy y a Puigdemont a no tomar "ninguna decisión que pueda suponer dinamitar la posibilidad de un espacio de diálogo y de mediación". "Este es sin ninguna duda el acto más valiente que pueden hacer ahora", ha remarcado.

"Necesitamos una respuesta política inclusiva ante esta situación", ha añadido la alcaldesa, que ha apelado a "actuar con la cabeza fría" ya que el conflicto catalán supone una "encrucijada histórica y no pueden permitirse poner en riesgo la cohesión social ni las instituciones catalanas".  

"No es el momento del choque de trenes, es el momento del diálogo y de imaginar nuevos caminos"

Colau ha apelado a los dos presidentes  a que abandonen las "trincheras y el lenguaje belicista" y a que frenen lo que considera una escalada de tensión que no lleva a ninguna parte ni a Catalunya, ni a la ciudad que lidera, Barcelona: "No es el momento del choque de trenes, es el momento del diálogo y de imaginar nuevos caminos", por lo que ha pedido "gestos de distensión por ambas partes".

Las declaraciones de Colau llegan en vísperas de una esperada comparecencia del presidente de la Generalitat ante el Parlament, en la que se especula con que podría declarar la independencia.

Ante este escenario, y en medio de un goteo de empresas que cambian su sede para evitar la inestabilidad jurídica , el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ordenó el lunes que la Policía Nacional vigilase su sede. 

Pablo Casado, un "pirómano"

De otro lado, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado al vicepresidente de Comunicación del PP, Pablo Casado, de "pirómano" y le ha emplazado a pedir disculpas "o dimitir" por advertir al presidente catalán, Carles Puigdemont, de que puede acabar en prisión como le sucedió a Lluis Companys.

En un tuit, la alcaldesa ha escrito: "en una democracia seria, Pablo Casado pediría disculpas o dimitiría. Basta de pirómanos".

La alcaldesa ha respondido así a Casado, que hoy ha dicho, en conferencia de prensa tras la reunión del comité de dirección del PP, que confía en que Puigdemont no declare la independencia, pero le ha advertido de que, si lo hace, podría acabar en prisión como le sucedió a Lluís Companys.