Público
Público

Catalunya se compromete a que los antidisturbios de los Mossos lleven una identificación en la espalda

Espadaler marca distancias con su antecesor, Felip Puig, y da respuesta a una reclamación de muchos sectores de la sociedad civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los efectivos de la Brigada Móvil (Brimo), los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, llevarán a partir de ahora un código alfanumérico de identificación visible en la espalda adherido con un velcro al chaleco cuando estén de servicio, con nueve cifras y letras. En rueda de prensa, el consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, ha anunciado que este cambio, el primero que se impulsa dentro del ámbito del orden público aunque 'habrá más', permitirá que estos agentes estén siempre identificados, mientras que hasta ahora el número de identificación que obligatoriamente tienen que llevar los policías quedaba oculto bajo el chaleco.

Con esta medida, Espadaler marca distancias con su antecesor, Felip Puig, y da respuesta a una reclamación de muchos sectores de la sociedad civil para que los agentes de la Brimo siempre lleven una identificación visible, tal y como marca un decreto de 2008. Sin embargo, el consejero ha querido dejar claro que ya había 'una reflexión previa' sobre la identificación de los antidisturbios y que hay una continuidad entre su mandato y el de Puig, si bien en los dos años en que estuvo en el departamento no se impulsó ninguna medida en este sentido.

'No invento ni improviso nada', ha sentenciado Espadaler, y, aunque ha admitido que esta medida como tal no estaba prevista y que la decisión la toman ahora, ha insistido en que ya había en el seno del cuerpo una reflexión al respecto y que estaba conceptualizado. Está previsto que este Número de Identificación Policial (NOP) empiece a utilizarse en unos diez días y tendrá un coste por agente de unos 12 euros, para el total de 495 agentes de la Brimo, y que podrá extenderse más adelante a otra área dedicada al orden público: el Área de Recursos Operativos (Arro), que cuenta con 900 agentes.

Espadaler, que ha estado acompañado por el director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, y por el comisario jefe de los Mossos, Josep Milán, ha explicado que toma esta decisión para cumplir un mandato parlamentario y para dar respuesta a una demanda de la ciudadanía, además de cumplir un decreto que exige que los agentes siempre vayan identificados. Ha puntualizado que, con este sistema, en el que no se muestra el número identificativo policial TIP sino otro código, se logra un 'equilibrio' entre los derechos de la ciudadanía de identificar al agente y también el de los policías, para evitar que reciban presiones y amenazas al ser identificados.

'Es una propuesta garantista para la ciudadanía y para el propio cuerpo', ha abundado, y ha asegurado que el ciudadano que lo considere puede ir a denunciar con este número. El NOP siempre estará asignado al mismo agente y cuando éste abandona la unidad antidisturbios, el número 'decae' y ya no se usará más, ha indicado el comisario Milán, que ha asegurado que se coloca en la espalda porque, si lo sitúan en el pecho, puede quedar tapado por el escudo.

Preguntado sobre si cree que con este número aumentarán las denuncias, tanto Espadaler como Prat han asegurado que lo ven 'probable'. Espadaler ha desvinculado esta decisión de que los antidisturbios vayan identificados al caso Ester Quintana, la mujer que perdió un ojo durante la última huelga general en Barcelona y que asegura que fue por un proyectil de los Mossos, y ha sentenciado: 'Nosotros no trabajamos con lo que diga una sentencia'.