Publicado: 18.03.2016 12:57 |Actualizado: 18.03.2016 13:51

Catalunya, dividida entre partidarios y detractores de la independencia

un 45,3% diría 'sí' a la independencia y un 45,5 diría que 'no', mientras que un 7,1 afirma que no lo sabe y un 2,1 no contesta, según el Centre d'Estudis d'Opinió de la Generalitat.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Imagen del pueblo catalán durante una manifestación por la independencia

Imagen del pueblo catalán durante una manifestación por la independencia.

BARCELONA.- Los partidarios y detractores de la independencia están en una situación de empate técnico en Catalunya: un 45,3% diría 'sí' a la independencia y un 45,5 diría que 'no', mientras que un 7,1 afirma que no lo sabe y un 2,1 no contesta.

Lo refleja una encuesta presentada este viernes en rueda de prensa por el Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat, con 1.500 entrevistas realizadas entre el 22 de febrero y el 8 de marzo, en plenas negociaciones sobre la investidura de un presidente del Gobierno en el Congreso.



Respecto al anterior barómetro, los partidarios de la independencia sufren un retroceso de más de un punto, al pasar del 46,6 % al 45,3 %. No obstante, algo más acusada es la caída de los contrarios a la independencia, que en cuatro meses han bajado 3 puntos porcentuales, del 48,2 % del noviembre pasado al 45,5 % actual.

"En términos históricos el 'sí' a la independencia se explica por la crisis y por las mayorías en Madrid", ha señalado Argelaguet, quien ha asegurado que un Gobierno central "más o menos favorable" a las pretensiones de los independentistas, como la celebración de un referéndum, puede tener un impacto en el 'sí' o el 'no'.

Sobre el sentimiento de pertenencia, la encuesta refleja que el 33,8 % de los entrevistados se siente "tan español como catalán" mientras que un 26,3 % dice sentirse únicamente catalán y el 24,2 % "más catalán que español", frente al 5,7 % que se siente más español que catalán y el 5,1 % que afirma sentirse "sólo español".

Respecto a las relaciones entre Catalunya y España, el 68,1 % de los encuestados afirma que Catalunya goza de "un nivel insuficiente de autonomía", mientras que un 23,1 % afirma sentirse satisfecho con el grado de autogobierno de que dispone Catalunya; por contra, el 4,3 % de los entrevistados aseguran que ésta disfruta de "demasiada autonomía".

Asimismo, el 38,5 % de los entrevistados por el CEO asegura que Catalunya debería ser un estado independiente, por lo que cae un punto y medio respecto al anterior barómetro, mientras que el 26,3 % aboga por el encaje de ésta en el marco de "una España federal", postura que crece del 24,5 % al 26,3 %. En cambio, un 25,1 % prefiere que Catalunya siga siendo una comunidad autónoma dentro de España, y sólo un 4,1 % defiende que debe ser únicamente "una región de España".

Un 41% cree que el nivel de vida mejoraría con la independencia

Sobre el impacto que tendría una eventual independencia de Catalunya en el nivel de vida de los catalanes, un 40,9 % cree que mejoraría y un 17,8 % que se mantendría igual, frente al 28 % que augura que sería peor que ahora.

La convivencia entre los catalanes en el marco de eventual Catalunya independiente también es una de las cuestiones planteadas por el CEO y, en este sentido, el 51,5 % de los entrevistados afirma que seria igual, mientras que para el 24,1 % sería peor que la actual, y para el 17,7 %, mejor.

Por último, preguntados sobre la posibilidad de que Catalunya siga en la Unión Europea en el caso que independizarse, el 29,1 % de los entrevistados asegura que es "poco probable" que ésta quede "automáticamente fuera" de la UE, por contra, el 23,1 % señala que es muy probable que esto se produzca, mientras que cerca del 20 % afirma que es "nada probable".