Público
Público

Catalunya La Fiscalía dice que 'los Jordis' no se manifestaron sino que alentaron una "masa hostil" contra la comisión judicial

Continúan "llamando a la movilización social para conseguir de las autoridades catalanas la desconexión forzosa" de Catalunya, expone el ministerio público al oponerse a la excarcelación de los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar como imputados por un delito de sedición. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha opuesto a la excarcelación de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de la Asamblea Nacional Catalana y de Òmnium Cultural porque considera que alentaron a una "masa hostil" al promover las concentraciones de Barcelona del 20 y 21 de septiembre contra la Comisión Judicial que practicaba registros contra la organización del 1-O.

En los informes presentados por la Fiscalía a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional a los que ha accedido Público, se sostiene que ambos líderes sociales no sólo convocaron las concentraciones -en ocasiones de 40.000 personas- sino que coaccionaron a los miembros de la Comisión Judicial que realizaba los registros contra la organización del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Ambos líderes independentistas se encuentran en prisión provisional por orden de la juez central de instrucción 3, Carmen Lamela, ante el riesgo de fuga, de ocultación de pruebas y de reiteración delictiva. Sànchez y Cuixart -conocidos como 'los Jordis- son investigados por el supuesto delito de sedición, que en su caso alcanza penas de hasta diez años de prisión.

Para la Fiscalía, el riesgo de reiteración delictiva "se objetiviza" porque "a día de hoy", los investigados continúan "llamando a la movilización social" para "conseguir de las autoridades catalanas la desconexión forzosa".

Sànchez argumenta ante la Sala que en las protestas ejercía el derecho de manifestación y que trató de controlar a la multitud.

Pero los fiscales Miguel Ángel Carballo y Pedro Rubira  descartan que ejerciera este derecho de manifestación sino que buscó "evitar que se cumpliesen las resoluciones del Juzgado Nº13 de Barcelona en un tumulto claramente hostil, todo en una actuación preparada y orquestada hasta consumar el referéndum del día 1".

La Fiscalía expone que solicitaron la autorización de la manifestación cuando la Guardia Civil había pedido ayuda a los Mossos y no consta tal autorización legal. Se trató de un "tumulto hostil" y decir que los voluntarios de la ANC protegieron los vehículos de los agentes "es un sarcasmo, cuando tuvieron que ser retirados con grua y con daños valorados en más de 130.000 euros".