Público
Público

Catalunya Ni ​independencia ni 155: Iglesias se vuelca con la España "plurinacional" de Podemos

El líder de la formación morada abre un periodo de reflexión y participación para despejar cualquier duda sobre la posición del partido en la crisis catalana, en particular, y sobre el modelo territorial "solidario" por el que apuestan, en general. Los dirigentes de Podemos denuncian una campaña para identificarlos con el independentismo y criminalizarlos, como a éste.

Publicidad
Media: 4.18
Votos: 28
Comentarios:

Pablo Iglesias, durante la presentación del documental "Las cloacas de Interior" con el que se ha inaugurado hoy en Cádiz la Universidad de Verano de Podemos. EFE/Román Ríos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, planea volcarse al máximo para clarificar su proyecto para Catalunya y España y borrar las dudas que puedan existir entre sus militantes, desmarcándose de la hoja de ruta del procés independentista y a su vez condenando la inminente aplicación del Artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno.

El escenario escogido para el próximo "gran acto" de Iglesias, en el que reforzará sus posiciones –Conectar España: plurinacionalidad, fraternidad y solidaridad- es el Teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes de Madrid; la fecha, el próximo lunes 30 de octubre, y los puntos a enfatizar son el rechazo “contundente” del partido morado al 155 y a la declaración unilateral de independencia (DUI). Esto casa con la probable e inminente cita con las urnas en Catalunya y, quizás, en España, según barruntan ya algunos dirigentes del PP.

“El PP sabe que la plurinacionalidad es lo único que les hace oposición, junto al rechazo frontal del 155”, apuntan fuentes del partido morado

El rechazo del PNV a apoyar los Presupuestos Generales del Gobierno para 2018 a causa del 155 podría llevar a un adelanto de las elecciones generales, y Podemos tiene el reto de clarificar su posición para no verse arrinconado con los independentistas. "Los independentistas saben que nuestra existencia desmiente su relato de que España es irreformable", apuntan estas fuentes. Recalcan también que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, haya aludido a la carta que Iglesias envió el miércoles a la militancia: “El PP sabe que la plurinacionalidad es lo único que les hace oposición, junto al rechazo frontal del 155”, sostienen.

Iglesias enfatizará que su proyecto es incompatible con el independentismo –ha calificado la DUI como "ilegítima"-, e incidirá en que su hoja de ruta pasa por "ganar a los independentistas en las urnas", y no como quiere hacerlo el PP. Esto es: lograr la convocatoria de un referéndum pactado en el que tratarían de "convencer a los catalanes" de que apuesten por seguir en España, formando parte de un "proyecto común". Siempre, desde la crítica a los postulados y procedimientos de la Generalitat, y la denuncia de los métodos del Ejecutivo de Mariano Rajoy, que hasta hace poco era el único blanco de sus críticas –junto al PSOE, al que siguen pidiendo que se aleje de las posiciones del Partido Popular-.

La dirección hace autocrítica: "El mensaje de Ada Colau, si bien está en sintonía con el de Podemos, se ha podido confundir con el todo y quizás se asumió como tal"


De hecho, la dirección hace autocrítica y afirma que el mensaje de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, si bien "está en sintonía con el de Podemos", “se ha podido confundir con el todo y quizás se asumió como tal". "Y es verdad, no es lo mismo hablar desde Madrid al país entero que desde Barcelona, sólo a Catalunya. Pablo tiene su propio discurso, está clarísimo y lo estará más ahora", apuntan.

A fin de cuentas, las críticas de este miércoles de la diputada y exdirigente del partido, Carolina Bescansa demuestran la existencia de un debate sobre la posición del partido y del grupo confederal, como reconocían recientemente a este medio en sendas entrevistas el número dos de Podemos, Pablo Echenique, y el líder de IU, Alberto Garzón. Ambos reconocieron que su posición respecto a Catalunya, a pesar de ser "honesta y sensata", es difícil de vender en un ambiente fuertemente polarizado, de "guerra de banderas", e insistieron en que toca pensar en lo mejor para el conjunto de los españoles, y no para las expectativas electorales de Unidos Podemos.

Malestar por las críticas de Bescansa

Por otra parte, tras la reunión del grupo confederal de este miércoles, fuentes del partido han reconocido que "hay malestar en el grupo, en general" por las críticas de la diputada, cofundadora del partido y exdirigente. "Hoy han llegado muchos mensajes de gente de los territorios que nos recordaba que en Vistalegre II nos pidieron que no saliéramos a los medios a hacer daño a Podemos", apuntan. Otro diputado critica que las palabras de la exsecretaria de Análisis Político y Social del partido morado hayan desviado la atención de lo que consideran realmente importante. "El trending topic esta mañana debería haber sido Ana Mato, y no Carolina Bescansa", apostillaba.

"Hoy han llegado muchos mensajes de gente de los territorios que nos recordaba que en Vistalegre II nos pidieron que no saliéramos a los medios a hacer daño a Podemos"

Entre los intervinientes en la reunión –que precedía a otro encuentro de la dirección del grupo confederal- se encuentran el propio Iglesias, la portavoz, Irene Montero; el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech; su homóloga de En Marea, Yolanda Díaz; el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y la propia Bescansa. Las mismas fuentes afirman que la exidirigente morada ha tomado la palabra, pero también ha rechazado pronunciarse sobre lo que dijo durante la mañana, según estas fuentes. Otros miembros presentes en la reunión han afirmado que Bescansa sí se ha referido a sus palabras y ha intentado explicarse.

"A mí me gustaría un Podemos que le hablase más a España y a los españoles y no sólo a los independentistas", afirmaba este miércoles en los pasillos del Congreso. Poco después, el también cofundador y exdirigente morado, Luis Alegre, suscribía sus palabras. Ambos han sido figuras claves en el desarrollo del partido, y en su primer congreso –Vistalegre- se erigieron, junto a Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero, en integrantes del núcleo duro del secretario general.

Bescansa fue sustituida en la Comisión Constitucional del Congreso por la portavoz del grupo confederal Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea. La propia Montero ha justificado esta decisión afirmando que el criterio de la dirección del grupo es que un miembro de este órgano forme parte de la comisión en la que se debatirá la reforma de la Carta Magna.

El apoyo de Domènech y los barones

Durante la misma reunión, el portavoz de En Comú Podem y líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, ha cerrado filas con el secretario general de Podemos y ha dado las gracias al grupo confederal por “ser tan valiente” y dejar en un segundo plano las estrategias electorales en una situación “tan crítica”, informa Efe.

Su respaldo llegaba después de los mensajes de la mayoría de secretarios generales autonómicos del partido morado, que también han cerrado filas con Iglesias y han incidido en que sí cuentan con un proyecto para España.

Nagua Alba (Euskadi)

Eduardo Santos (Navarra)

Ramón Espinar (Comunidad de Madrid)

Pablo Fernández (Castilla y León)

Alberto Gavín (Cantabria)

Álvaro Jaén (Extremadura)

Noemí Santana (Canarias)

Óscar Urralburu (Murcia)

Nacho Escartín (Aragón)

Carmen Santos (Galicia)