Público
Público

Catalunya Jordi Sànchez irá al TEDH si Llarena no se pronuncia este viernes sobre la investidura

La defensa del candidato a la Presidencia de la Generalitat presenta un escrito en el Tribunal Supremo para que le responda si es posible que sea puesto en libertad para acudir al pleno de investidura. En caso negativo, acudirá a Estrasburgo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Foto de archivo de Jordi Sànchez

Jordi Sànchez está dispuesto a ir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) si el juez Pablo Llarena no lo excarcela para la investidura prevista para el día 12. Su defensa ha presentado un escrito esta tarde al magistrado del Tribunal Supremo en el que le solicita que se pronuncie de forma específica sobre si el candidato a presidir la Generalitat puede acudir o no a la investidura del lunes, algo de lo que no necesita dar traslado a las partes. 

El abogado del candidato, Jordi Pina, espera pues una resolución antes del fin de semana para que, en el caso de que fuera negativa o de que no se pronunciara, él y su defendido puedan valorar la solicitud urgente de medidas cautelares al TEDH

En el caso de que el Supremo no se pronuncie sobre esta cuestión en concreto (solamente le piden este punto y no sobre la petición de libertad inmediata reclamada en un escrito anterior que está también pendiente) o bien le niegue el derecho, acudirán a Estrasburgo para pedir medidas cautelarísimas que decreten su libertad para poder ejercer sus derechos políticos, informa Europa Press.

Esta decisión se ha tomado después de una reunión esta tarde en el Parlament entre Pina y el presidente de la Cámara, Roger Torrent; el abogado de Jordi Sànchez se ha reunido más tarde con los diputados de JxCat Albert Batet y Elsa Artadi. En el escrito presentado esta tarde, el abogado de Sànchez solicita un pronunciamiento expreso del magistrado Pablo Llarena sobre si le permitirá o no salir de prisión para poder defender su candidatura a la Presidencia en el pleno del Parlament.

En caso de que el juez no conteste antes del viernes o su decisión sea negativa (la investidura está convocada para el lunes 12 de marzo) acudirán al TEDH, puesto que le piden una resolución rápida de esta cuestión en vistas de la cita del pleno.

Llarena, que instruye la causa contra el proceso soberanista, ha dictado una resolución este miércoles en la que da traslado a Fiscalía y a la acusación popular, ejercida en representación de Vox, para que en un plazo de máximo de cinco días informen sobre la petición realizada por el expresidente de la ANC de ser excarcelado y poder acudir el próximo día 12 al pleno del Parlament.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, planteó hace semanas impulsar la misma demanda ante el mismo tribunal para conseguir un aval a la investidura de Carles Puigdemont, y esto le valió las críticas de JxCat porque no lo consideraron oportuno.

Desde JxCat argumentan que en el caso de Puigdemont era inoportuno porque se encuentra en Bélgica, mientras que en el caso de Sànchez sí lo es porque es un "preso del Estado" y tiene sentido explorar esta vía judicial.