Publicado: 11.03.2014 12:56 |Actualizado: 11.03.2014 12:56

Catalunya planea recusar a varios miembros del Constitucional por su "animadversión" al soberanismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Mesa del Parlament ha aprobado por mayoría que sus servicios jurídicos estudien recusar a entre "tres y cuatro" magistrados del Tribunal Constitucional por "animadversión" hacia Catalunya y afinidad a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), vinculada al PP.

Justo cuando el Alto Tribunal está dirimiendo sobre la declaración de soberanía catalana, la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha explicado en declaraciones a los medios que ha pedido "un poco de urgencia" a los servicios jurídicos, que en una semana podrían tener dicho informe sobre los magistrados.

"He pedido a los miembros de la Mesa que los servicios jurídicos del Parlament hagan un estudio lo más amplio posible de la relación que algunos miembros del TC han tenido con la FAES, sobre todo para conocer si su afinidad política e ideológica está cerca de los planteamientos de esta fundación", ha aseverado. Su "impresión", ha añadido, es que "puede haber un grupo de magistrados que tenían una relación constante de trabajo y afinidad ideológica" a un bando "más bien conservador" (PP) y que "han sido enviados al TC para tener una mayoría en todos aquellos aspectos que puedan representar un problema respecto Catalunya".

De Gispert: "Detectamos afinidad ideológica en relación a FAES, con menosprecio hacia las autonomías"  "Son suposiciones, pero queremos asegurarnos si esta afinidad ideológica es tan importante que permite considerar que ya no hay imparcialidad", ha señalado De Gispert, que ha recordado que en algunos casos han realizado declaraciones con una "animadversión muy clara contra los nacionalismos territoriales". En este sentido, ha concretado que se detecta una "afinidad ideológica" en relación a la FAES —presidida por el expresidente José María Aznar—, con un "menosprecio hacia las autonomías y, especialmente, hacia la identidad que defiende Catalunya". De Gispert ha lamentado que algunos casos se han producido "algunas expresiones muy duras", incluso "burlescas", hacia el proceso del Estatut y esa voluntad nuestra de defender la bilateralidad y el trato de España y Catalunya de tú a tú".

Asimismo, ha criticado que "con toda su intelectualidad, son personas capaces de mostrar una cierta animadversión hacia Catalunya, y no creo que sean las más idóneas para considerar si la declaración de soberanía es o no inconstitucional". Aunque ha evitado decir nombres concretos, sí ha confirmado que dos de ellos son Pedro González-Trevijano y Enrique López por sus reiterados pronunciamientos sobre el nacionalismo y el derecho a decidir en publicaciones, conferencias y seminarios de la FAES. "A uno de los dos lo conozco mucho; López, porque fue consejero del Consejo General del Poder Judicial, y no me ha extrañado", ha reconocido, mientras que de González-Trevijano ha dicho "no conocerle", y aunque sabe que "tiene una talla intelectual importante, por la sensación de lo que sale, su relación con la FAES ha sido muy larga e intensa".

De Gispert, que se ha mostrado preocupada por la división del TC en "dos bandos absolutamente diferentes", ha recordado que la Constitución y la ley del TC "determinan que los magistrados han de ser independientes y, esa independencia, se debe considerar desde su neutralidad".

Además, ha recordado que "todo el mundo recuerda el caso de Pablo Pérez Tremps (recusado antes de la sentencia del Estatut), y que no tiene nada que ver con lo que parece que puede haber tras estos magistrados".