Público
Público

catalunya ante el referéndum Sánchez comió con Puigdemont un día antes de la manifestación de Barcelona

Ambos explicaron sus posiciones ante la situación de Catalunya, manteniendo cada uno sus argumentos y sin llegar a acercar posturas. El referéndum se celebrará el 1 de octubre, según el 'president'.

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:

Carles Puigdemont y Pedro Sánchez, en su primera reunión en el Palau de la Generalitat, en marzo de 2016. EFE

El pasado 25 de agosto, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, celebraron un almuerzo discreto en Barcelona, según confirmaron a Público fuentes conocedoras del encuentro.

La iniciativa partió del presidente de la Generalitat, que hizo llegar a Sánchez su deseo de comer con él. Anteriormente, el líder del PSOE había ya expresado su disposición a reunirse con el dirigente catalán en cuanto tuviera ocasión.

Puigdemont y Sánchez optaron por no dar publicidad a la comida, apostando por la discreción en lugar de la oficialidad de reuniones en la Generalitat

Las fuentes consultas apuntan a que el encuentro, que se celebró antes de la manifestación en Cambrils a la que acudió el líder socialista, fue cordial, y ambos políticos reiteraron sus respectivas posiciones ante el referéndum del 1 de octubre.

En los planteamientos que hicieron tanto Puigdemont como Sánchez, no hubo resquicio a un mínimo acercamiento en sus posturas y, de hecho, una persona que conoce la reunión indicó que “no hubo nada especial, ni novedoso” en la comida, más que el encuentro en sí mismo en un momento en el que el diálogo Gobierno-Govern brilla por su ausencia.

El rey y autoridades en la manifestación en Barcelona, posterior al almuerzo de Sánchez con Puigdemont / Reuters

Así, el presidente catalán insistió en que se celebrará el referéndum y sus razones para ir hasta el final en esta apuesta, mientras que Sánchez reiteró su oposición a esta consulta por considerarla ilegal, su firme defensa de la Constitución y las leyes vigentes, y su propuesta de buscar otras vías de diálogo y de entendimiento.

Normalizar el diálogo

Ambos dirigentes, eso sí, quisieron no dar publicidad a la comida y optaron por intercambiar opiniones de esta forma en lugar de hacer un encuentro más oficial en la Generalitat.

Sánchez, no obstante, es partidario de que empiece a enmarcarse en el ámbito de la normalidad los encuentros entre un presidente de la Generalitat y el líder de la oposición, sin necesidad de que se oculten públicamente.

De hecho, el secretario general del PSOE ha anunciado que visitará muy a menudo Catalunya, y que quiere mantener encuentros con todos los dirigentes políticos, así como con representantes de la sociedad civil.