Publicado: 20.11.2016 20:04 |Actualizado: 20.11.2016 23:15

Catarsis en el PSOE: tres gestoras y un divorcio con el PSC

Las decisiones de la actual dirección del PSOE han ahondado en la división interna y hay dos bandos enfrentados.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 10
Comentarios:
Javier Fernández, presidente de Asturias y de la gestora del PSOE. /EFE

Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE. /EFE

MADRID. - El presidente de la gestora, Javier Fernández, reconoció que el PSOE estaba “hecho un solar”, pero parece que hasta el suelo se hunde bajo los pies de los socialistas que están en una catarsis.

El PSOE tiene ya tres gestoras: la de la dirección federal, la del PSdeG,y la de Canarias y, además, afronta un posible divorcio amistoso con el PSC, donde ya nada será lo mismo.



A todo ello, la purga de la gestora en quitar y poner portavocías ha agrandado el malestar del sector crítico, que ya ven claramente una persecución a quienes estuvieron apoyando a Pedro Sánchez: “En política todo es lo que parece, dice Javier Fernández, y a eso me remito”, afirmó a La Ser Adriana Lastra, tras ser relegada de la portavocía de Administraciones Públicas en el Congreso. Lastra era de la Ejecutiva de Pedro Sánchez.
Algunos diputados castigados se arrepienten ahora de haber cumplido con la disciplina de voto para dejar que Mariano Rajoy siga en La Moncloa y no dudan en calificar como “purga” al “sanchismo” lo que ha hecho la gestora.

Pero, además, de este ya claro enfrentamiento y división en el partido, el PSOE tiene otros cuatro problemas internos muy graves y que no se vislumbra la solución. Estos son los frentes.

Gestora en Ferraz

La gestora federal parece que ha venido para quedarse un tiempo y hasta algunas voces apuntan llevar el 39º Congreso al mes de septiembre. Dividida internamente, la mayoría de las decisiones las toman exclusivamente entre Javier Fernández y Mario Jiménez, previa consulta por el Palacio de San Telmo.

El último Comité Federal le dio a la Gestora las mismas potestades de poder interno que a una Ejecutiva, y está ejerciendo las mismas con mano dura, aunque con su mucho desgaste interno.

Muchos militantes no entienden por qué no se convoca ya un Congreso y se están agrupando para solicitarlo, pero lo que tampoco es fácil de explicar es por qué el PSOE quiere estar tantos meses sin un líder y haciendo política desde Asturias o desde Sevilla.

Gestora del PSdeG

Desde la dimisión de José Ramón Gómez Besterio como secretario general del PSdeG por su presunta implicación en varios casos de corrupción, una gestora preside a los socialistas gallegos que encabeza Pilar Caceda, afín a Pedro Sánchez.

La presidenta de la gestora gallega quería ya convocar primarias y Congreso, pero la gestora de Ferraz le ha quitado las competencias para hacerlo, creando aún más malestar añadido.

El enfrentamiento entre los socialistas gallegos es total entre “susanistas” declarados como Abel Cabellero; y otro sector del partido muy afín a Pedro Sánchez que aún tiene mucha representación interna.

Gestora en Canarias

Como siempre todo es susceptible de empeorar, y esta semana el secretario general del PSOE de Canarias, José Miguel Pérez, dimitió de su cargo, y se ha creado una nueva gestora en las islas.

Alega motivos personales, pero lo cierto es que estaba muy cuestionado y el partido muy dividido. Pérez era afín a Susana Díaz.

Ahora podría coger las riendas Patricia Hernández, que en su día apoyó a Eduardo Madina, aunque fuentes consultadas apuntan que no lo tendrá fácil.

Divorcio de mutuo acuerdo

Pero, tal vez, el escollo mayor que tiene el PSOE es saber si puede o quiere recomponer las relaciones con el PSC. Comisiones de ambos partidos se reunirán los próximos días para intentar buscar un nuevo marco de entendimiento, aunque admiten que la relación va a cambiar mucho. “Será un divorcio de mútuo acuerdo”, comenta un diputado catalán. Se cree que se mantendrá la relación pero ya a muy diferentes niveles.

Lo único bueno que tiene a favor el PSOE con todo este panorama es que no hay calendario electoral a la vista y puede permitirse la catarsis total… salvo que no haya Presupuestos y adelante elecciones en mayo Mariano Rajoy. Ya dijo Antonio Hernando que es “imposible” que los socialistas apoyen las Cuentas del Estado que presente el PP. A ver si esta vez es verdad.