Publicado: 11.02.2016 09:26 |Actualizado: 11.02.2016 12:09

La Cátedra de la Complutense renuncia a asesorar a Carmena para cambiar el callejero franquista

El Consejo Ejecutivo de la Cátedra "Memoria Histórica del siglo XX" argumenta "la incapacidad de la institución para garantizar las condiciones mínimas para desarrollar
un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica".

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 6
Comentarios:
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la rueda de prensa ofrecida por el caso de los titiriteros. EFE

La alcadesa de Madrid, Manuela Carmena. /EFE

MADRID.- La Cátedra Complutense "Memoria Histórica del siglo XX" renuncia a asesorar al Ayuntamiento de Madrid para elaborar su Plan Integral de Memoria por "la incapacidad de la institución para garantizar las condiciones mínimas para desarrollar un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica". Así lo asegura el Consejo Ejecutivo de la Cátedra en un comunicado con el que, además, quiere salir al paso de noticias que les atribuyen "múltiples propuestas que son falsas".

Y en concreto, se refiere a la información publicada ayer por El País en la que se decía que en el informe La pervivencia del franquismo en el callejero madrileño hay un listado provisional de 256 calles "franquistas" preparado por la Cátedra, que incluye vías algunas dedicadas a intelectuales y artistas del siglo XX como los de Salvador Dalí, Santiago Bernabéu, Josep Pla, Gerardo Diego, Miguel Mihura, Joaquín Turina, Eugenio D’Ors o Enrique Jardiel Poncela.



El Ayuntamiento negó estar en posesión de ese listado, mientras la propia alcaldesa, Manuela Carmena, dijo que no se quitarán dichos nombres porque sería "un disparate". Y añadió: “Eso no tiene ni pies ni cabeza”.

La Cátedra asegura que en el listado de 256 nombres publicados por 'El País' aparecen personas ""no sólo de talla universal, sino además claramente alejados de las atrocidades cometidas en la dictadura"

"Hasta ahora, la actitud de este Consejo Ejecutivo ha sido la de trabajar sin entrar a desmentir todas y cada una de las barbaridades que se atribuyen a la Cátedra", dice el comunicado, que asegura que en el listado de 256 nombres aparecen personas "no sólo de talla universal, sino además claramente alejados de las atrocidades cometidas en la dictadura".

Reproches a Carmena y a la presión mediática

El Consejo Ejecutivo reprocha a la alcaldesa de Madrid que "sin cuestionar la información sobre la lista de calles a suprimir, descarga en la Cátedra la responsabilidad sobre los disparates que tal lista contiene". Así, consideran que "la comentada noticia y las declaraciones de la alcaldesa sobre ella suponen un punto y final a nuestra capacidad de silencio y discreción". Y consideran que lo publicado produce "un enorme daño" en el "prestigio institucional de la Universidad Complutense y en el personal de los integrantes de este Consejo".

Ante todo esto, el Consejo considera que desde el principio "ha habido una gran presión mediática y se ha generado un exceso de especulaciones sobre este trabajo" y achaca al Ayuntamiento que utilizara de manera precipitada los primeros avances de su investigación, lo que "provocó numerosos malentendidos la publicación de una relación de 30 calles que el equipo de investigación iba a someter a una primera valoración".

La Cátedra recuerda que "no ha aprobado, hasta ahora, ninguna propuesta concreta para la supresión y cambio de nombres de calles de la ciudad de Madrid"

También deja claro que "no ha aprobado, hasta ahora, ninguna propuesta concreta para la supresión y cambio de nombres de calles de la ciudad de Madrid, ni ha dado su visto bueno a contrato alguno con el Ayuntamiento de Madrid para realizar el trabajo de asesoramiento sobre modificación del callejero".

Aun así, reitera su apoyo decidido a "la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de elaborar un Plan Integral de Memoria Madrid", ya que considera "necesario e inaplazable reivindicar, entre otras medidas de política de memoria, la inclusión de las víctimas del franquismo en el callejero así como terminar con la apología del régimen de Franco o la los responsables de violaciones de los derechos humanos o a criminales de guerra desde los rótulos de las calles de Madrid o sus monumentos".

La Cátedra Memoria Histórica del siglo XX (CCMHSXX), que inició su labor en 2004, está dirigida por la profesora Mirta Núñez Balart, directora del departamento de Historia de la Comunicación Social de la Complutense (Facultad de Periodismo), cuenta en sus equipos de trabajo con más de sesenta historiadores, juristas sociólogos o comunicadores, especialistas en sus materias, y mantenía un convenio con la Universidad Complutense que venció hace dos días, el 9 de febrero.