Público
Público

Cayo Lara no repetirá como diputado en 2016

El coordinador federal de IU no ocupará ningún escaño la próxima legislatura y será el diputado Alberto Garzón el que se sitúe en el primer puesto de la lista electoral por Madrid, si es elegido candidato de la coalición a La Moncloa.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara. -EFE

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, no ocupará ningún puesto en las listas de la coalición en las próximas elecciones generales. Así lo han confirmado a Público fuentes de la dirección federal, que aseguran que será el diputado y candidato a las primarias del partido para la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, el que ocupe el primer puesto de la lista por la circunscripción de Madrid, siempre que resulte ganador de las primarias. Aunque era posible que, como coordinador de la coalición, Lara ocupara el segundo puesto de la lista, las mismas fuentes afirman que no será así, dando por cerrado el ciclo de actual líder de la formación.

Lara anunció el pasado noviembre que no se postularía a las primarias para ser candidato a La Moncloa, dejando paso a Garzón y a una renovación de la coalición exigida desde lo interno y desde lo externo, con una progresión bajista en las encuestas electorales, sobre todo debida a la irrupción de Podemos, pero también propiciada por una excesiva quietud en los tiempos y toma de decisiones de IU.

En varias ocasiones, el propio líder de IU ha asegurado que le queda muy poco para jubilarse y ha dado a entender que no tenía previsto optar a un escaño del Congreso al asegurar que sería el único coordinador federal de IU que sólo ha estado en la Cámara Baja una legislatura. Aunque tiene previsto continuar como coordinador federal de la organización, fuentes internas no descartan que haya una Asamblea Extraordinaria después de las municipales en la que se elija un nuevo coordinador [puesto al que seguramente opte Garzón] y se fije una política de convergencias distinta a la actual, dado el fracaso en la aplicación de lo aprobado en la última asamblea.

Garzón y su entorno ya han puesto a Lara entre la espada y la pared, advirtiendo de que habría dimisiones en bloque si el coordinador federal no cambiaba de número dos, el actual secretario de organización, Miguel Reneses. Un pulso en el que Garzón ha salido vencedor después de que Reneses hiciera pública una carta a Lara en la que aseguraba que dimitía ante la “previsible” victoria de Garzón en la primarias, al que acusa de tener “tics autoritarios”.

La situación actual del líder de IU está siendo cuestionada desde varios frentes internos, debido sobre todo a la laxitud de la dirección nacional con las federaciones rebeldes. En concreto con la de Madrid, que ha incumplido en repetidas ocasiones las resoluciones de los órganos de dirección que exigían la depuración de responsabilidades políticas por las decisiones que avaló IU en el saqueo de Caja Madrid.

Garzón ya advirtió en una entrevista con este diario de que Reneses no era “políticamente de su confianza” y, que de ser elegido candidato a La Moncloa, exigiría una nueva dirección, acorde a la renovación de IU que él quiere protagonizar. Esa sería, en teoría, la última tarea que tendrá que acometer Lara como coordinador federal.