Público
Público

Podemos ante Catalunya Podemos consultará a las bases catalanas sobre su concurrencia a las elecciones del 21-D

El Consejo Ciudadano Estatal desautoriza a la dirección de Podem Catalunya, del sector Anticapitalista, por sus guiños al independentismo.

Publicidad
Media: 4.31
Votos: 13
Comentarios:

Albano Dante Fachin / EUROPA PRESS

El Consejo Ciudadano Estatal de Podemos convocará un referéndum entre los inscritos al partido en Catalunya para que expresen su apoyo a la candidatura de Podemos en las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre, después de que la formación, liderada por Albano Dante Fachin y perteneciente a Anticapitalistas, se haya mostrado más favorable a las tesis independentistas que a las de la dirección nacional del partido.

La pregunta, según un comunicado interno al que ha tenido acceso este diario, será la siguiente: "Dónes suport que Podem es presenti a les eleccions del 21 de Desembre a Catalunya en coalició amb Catalunya en Comú i les forces polítiques germanes que no donem suport ni la declaració d'independència ni l'aplicació de l'article 155, amb la paraula Podem en el nom de la coalició i a la papereta?"

(¿Das tu apoyo a que Podemos se presente en las elecciones del 21 de diciembre en Catalunya en coalición con Catalunya en Comú y las fuerzas políticas hermanas que no apoyamos ni la declaración de independencia ni la aplicación del artículo 155, con la palabra Podem en el nombre de la coalición y la papeleta?)

La medida, aprobada por el Consejo de Coordinación del partido, llega después de que la rama de Anticapitalistas de Podemos -salvo Teresa Rodríguez y José María González, Kichi- haya emitido un comunicado durante la tarde de este domingo reconociendo la "nueva República catalana".

Además, el mismo comunicado recuerda que la dirección de Podem en Catalunya no informó a la dirección de Podemos del sentido de sus votos durante la sesión plenaria del Parlament el pasado 27 de octubre, cuando 3 de los 4 diputados de Podem no votaron en contra de la resolución sobre la constitución de una nueva república y otra de las diputadas no votara en contra de la declaración de independencia.

"La falta de información y el comportamiento de nuestros diputados en el desarrollo de la votación generaron una situación de intranquilidad en este órgano y en toda la Organización y dañaron nuestro prestigio político", señalan.

La tensión entre la dirección estatal y la que lidera Fachin ha ido creciendo durante meses. Antes del referédum del 1-O, estaba previsto que la dirección de Podem convocara una consulta a la militancia para aclarar si sus inscritos querían confluir con el partido de Ada Colau y Domènech. Podem rechazó formar parte de este nuevo sujeto político cuando estaba en la fase final de su construcción, y la dirección de Pablo Iglesias ha expresado durante meses su apuesta por la confluencia, así como su sintonía con Colau y Domènech.