Publicado: 01.06.2014 19:42 |Actualizado: 01.06.2014 19:42

Chacón no pugnará por liderar el PSOE para no entrar en el 'juego' de Rubalcaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"No contribuiré a la ceremonia de confusión". La exministra de Defensa Carme Chacón, ha decidido este domingo descolgarse del proceso de relevo en la dirección del PSOE puesto en marcha el lunes por el aún secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, con la convocatoria de un congreso extraordinario para los días 19 y 20 de julio. Ella, ha dicho, no se presentará al proceso que este mismo lunes tiene previsto aprobar la Ejecutiva federal y que incorporará una consulta previa a la militancia, tal y como exigió la semana pasada uno de los aspirantes al proceso Eduardo Madina.

Chacón: Rubalcaba "hizo que el PSOE faltara a su palabra con los ciudadanos"

Chacón ha creado una web (www.primariasabiertas.com) en la que ha hecho pública una carta a la ciudadanía donde no escatima en críticas al equipo de quien en 2012 le ganó la batalla por el liderazgo del partido. Denuncia, así, que tras la debacle electoral de las europeas -"los peores resultados de la historia"- "la respuesta inmediata del secretario general consistió en no dimitir y dejar en suspenso las elecciones primarias abiertas ya convocadas" que fueron aprobadas por el congreso de Sevilla, por la Conferencia Política del pasado noviembre y por el Comité Federal.

"Es decir, hizo que el PSOE faltara a su palabra con los ciudadanos", apunta, antes de recordar que la opción por la que ha apostado Rubalcaba ha sido la de un "congreso extraordinario clásico", lo que para ella es "el enroque". Añade que a pesar de que el aún secretario general dijo no sentirse legitimado para convocar esas primarias, el miércoles sí que se vio capacitado "para acordar nada menos que un cambio de estatutos del partido para que los militantes votasen directamente" a su sucesor.

A juicio de la exministra mientras los ciudadanos "contemplan la situación con perplejidad", los militantes lo hacen "con desesperación". "Comprendo que traten de aferrarse a cualquier cosa, pero la fórmula aprobada es un retroceso con respecto a nuestra mejor conquista democrática: las elecciones primarias abiertas, ciudadanas, que ya habíamos aprobado y prometido a la sociedad. Y no proporciona siquiera garantías básicas porque lo que habilita es un referéndum NO vinculante", asegura.

"Si decimos izquierda, debemos hacer izquierda; si decimos primarias, debemos hacer primarias", defiende la exministra

Supone, en su opinión, "el propósito de evitar nuevamente a toda costa las primarias abiertas que estaban aprobadas, reguladas y convocadas para sustituirlas por un sucedáneo confuso e improvisado y fraguado fuera de las reglas y los órganos legitimados del partido". Estas "maniobras", remarca, las relaciona también con el órdago lanzado por el secretario de Organización, Óscar López, en Castilla y León, al forzar la dimisión de la mitad de la Ejecutiva regional para expulsar al secretario general, Julio Villarrubia, de la dirección.

Chacón no será por tanto candidata a la Secretaría General, y sólo apoyará "a los candidatos o candidatas que se comprometan a la celebración de unas elecciones primarias abiertas con fecha cierta". Sectores cercanos a la política catalana apuntaban la semana pasada que la única que podría garantizar la celebración de esas votaciones sería la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, si bien ésta no ha confirmado aún si optará a liderar el partido.

La exdiputada del PSC añade, finalmente, que trabajará "junto con los cientos de afiliados y progresistas independientes", y "desde el partido y la sociedad", siempre para "la rectificación de las políticas seguidas en los últimos años y por la recuperación de los valores de una izquierda comprometida con la igualdad y con vocación de gobierno".

Finaliza su carta volviendo a pedir las primarias abiertas, que "se han convertido en la única vía de recuperación del partido". "Nuestro problema no es interno sino de credibilidad social. Eso significa que si decimos izquierda, debemos hacer izquierda; si decimos primarias, debemos hacer primarias. Hemos perdido la conexión con la sociedad y solo la recuperaremos si demostramos un propósito sincero de rectificación de nuestras políticas, nos abrimos y escuchamos", remacha.

El anuncio de Chacón llega en plena crisis interna. La explosión que produjo el lunes el anuncio de Rubalcaba ha forzado a la dirección saliente a convocar para este lunes una Ejecutiva con la que tratarán de despejar todas las incógnitas y polémicas suscitadas la semana pasada. ¿Cómo podrán todos los militantes elegir al secretario general sin modificar los estatutos? ¿Quiénes pugnarán por el liderazgo del PSOE?

De momento, sólo Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias han confirmado su intención de presentarseLa primera de las cuestiones responde a una exigencia de Madina, que el mismo martes fue asumida como propia por Rubalcaba. Esto le ha costado al diputado vasco la acusación de sus rivales de haber pactado con el aparato. Pero su petición ha sido atendida también por los dirigentes territoriales, incluída la de Andalucía, logrando esa "unanimidad" que el aún líder del PSOE exigía para cambiar las reglas del juego.

Así, la Secretaría de Organización en manos aún de Óscar López distribuyó el viernes entre los barones un borrador, reproducido por distintos medios, que deberá ser aprobado hoy en la Ejecutiva. El texto contempla una consulta previa a toda la militancia para que diga quién quiere que sea el próximo líder del partido. Se trata de un referéndum interno como el celebrado en Galicia en 2013, y será vinculante para el congreso al uso -con el voto de delegados- que se celebrará los días 19 y 20 de julio. La propuesta definitiva quedará cerrada esta mañana.

Al segundo interrogante, el de los candidatos, la exministra de Defensa arrojaba más luz anunciando su descuelgue. Los únicos confirmados, por el momento, son Madina y uno de los miembros de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias. El diputado madrileño, Pedro Sánchez, anunciará mañana su decisión en función de lo que pruebe la Ejecutiva.

Quien sigue manteniendo en ascuas a los socialistas es la dirigente con mayor poder institucional y orgánico. Susana Díaz sigue sin aclarar oficialmente si quiere ser secretaria general como le han pedido la inmensa mayoría de los barones y como le reclaman socialistas históricos como José Luis Rodríguez Zapatero, José Blanco, Felipe González, José Bono, o su predecesor José Antonio Griñán.