Público
Público

Los "chantajillos" de Eduardo Inda: de la falsa cuenta suiza de Trias a las noticias antiguas sobre Bárbara Rey

Durante el último lustro de montajes policiales desde la cúpula de Interior, el director de Ok Diario ha sido instrumento de numerosas campañas de desprestigio de políticos rivales del Partido Popular, desde los soberanistas catalanes hasta el líder de Podemos. 

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 75
Comentarios:

Eduardo Inda, director de Ok Diario. // LA SEXTA

En la mayoría de las ocasiones, según han constatado ellos mismos, Eduardo Inda actuó a las órdenes –o siguiendo instrucciones– de altos mandos policiales, publicando y aireando informaciones falsas que servían a los intereses de una auténtica brigada política en la cúpula de Interior.

Así que ahora, cuando su medio digital lanza a bombo y platillo la exclusiva de las relaciones entre Bárbara Rey y Juan Carlos –obteniendo una sorprendente repercusión mediática para algo que se conocía en casi todos sus detalles desde hace veinte años–, sólo hay que rascar un poco para comprobar que esas informaciones tienen un origen espurio, ya que forman parte del primer aviso de una campaña de chantaje contra las más altas instituciones del Estado revelada por Público en varias grabaciones y documentos exclusivos sobre las cloacas de Interior.

Es decir, Inda está publicando documentos que se guardaron en un cajón hace veinte años y que ahora se desempolvan para advertir de que se va a tirar de la manta de un caso mucho más comprometido –las relaciones entre el rey emérito y Corinna zu Sayn-Wittgenstein– si son procesados los comisarios ya jubilados de la citada brigada política, como José Manuel Villarejo o Eugenio Pino, en las causas abiertas sobre el pequeño Nicolás. Así lo expresó, al menos, el comisario Enrique García Castaño:

"Inda lo hace como presión, para que le protejan y le valoren..."

C: Te lo he contado yo como viene lo del Cerdán, y a Antonio Rubio se lo puedes preguntar. Esto no es de ahora, esto es de hace tiempo que tienen la información. Entonces este ha pactado con OK Diario un buen sueldo, que yo sé que lo ha pactado, que me lo ha contado Antonio Rubio, y entonces qué tienes, pues esto, pues tira para delante con esto... E Inda lo hace como presión, para que le valoren, para que le protejan, le valoren y le tengan ahí... un chantajillo. Pero el siguiente paso, si el visto bueno de Villarejo le da, es eso que te estoy contando.

Pero no es sólo en este caso, en absoluto, cuando Inda y el autor de las informaciones sobre Bárbara Rey, Manuel Cerdán, han trabajado prácticamente al servicio del comisario Villarejo, ya que en muchísimos otros escándalos las investigaciones judiciales han detectado una relación estrecha entre ellos. Y más notoriamente entre octubre y diciembre de 2014, cuando se entrecruzaron los casos del pequeño Nicolás, de la fabricación de falsas cuentas en Suiza del alcalde barcelonés Xavier Trias y de la conspiración del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con el jefe de la Oficina Antifraude de Catalunya, Daniel de Alfonso, que fue desvelada por las grabaciones en su despacho oficial que difundió en exclusiva Público en junio de 2016.

Inda declara ante el juez sobre sus tratos con Villarejo en el otoño de 2014.

Las conexiones con la Banca Privada de Andorra

Desde que el comisario cerró el pasado verano el pacto con los hermanos Ramón e Higini Cierco, dueños de la Banca Privada de Andorra (BPA), consistente en desprestigiar al excomisario de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas, el medio de Eduardo Inda no ha publicado nada sobre los avatares judiciales de los andorranos, sólo sobre los problemas que genera tenerlos imputados por lavar presuntamente dinero a través del Banco Madrid

La ayuda prestada por Villarejo a los banqueros consiste en la entrega (y certificación notarial de que él es el autor) de cuatro notas informativas, supuestamente elaboradas entre julio de 2014 y enero de 2015 cuando las pesquisas sobre la grabación ilegal al CNI y a Asuntos Internos ya se centraban en él. El 14 de septiembre 2014 sólo se había publicado una de ellas y esta difusión corrió de manos de Manuel Cerdán. Pero el veterano periodista no se dio cuenta de que, casi en su totalidad, la información había sido copiada de Wikipedia por el "agente encubierto" y no había tanto trabajo de inteligencia detrás como él contaba en su noticia.  ​

Extracto de la nota informativa copiada de la Wikipedia que publicó Manuel Cerdán y que Villarejo ha entregado a los dueños del BPA, certificando ante notario que él es el autor.

El caso de la doctora Pinto: López-Madrid y "el 'sobao' de Villarejo"

Otro de los giros radicales que ha dado el tertuliano Eduardo Inda en sus publicaciones se centra en el caso de la doctora Elisa Pinto. De defenderla a ultranza y delatar ante el comisario Jaime Barrado a sus compañeros de correrías como Francisco Granados, López-Madrid y Villarejo, el tertuliano ha pasado a sólo mencionar el caso para exponer públicamente la foto del policía Barrado.

Tras salir de El Mundo, la pareja Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta pasaban por malos momentos y el comisario Villarejo, que era una fuente primordial de ambos desde que estos sustituyeran a Antonio Rubio y Manuel Cerdán como pareja de investigación, optó por apadrinar al más joven. 

Entonces, Inda trató de encontrar algo con lo que atacar a su exfuente policial y fue en busca de la doctora Elisa Pinto, que llevaba ya tres años denunciando el acoso y las amenazas recibidas por el entonces consejero delegado de OHL, Javier López Madrid. Él sabía que el empresario y amigo compi-yogui de Letizia había contratado los servicios del policía a través del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados. El trabajo consistía en paralizar cualquier investigación que se pudiera abrir.

Con esa información, Inda llamó a la puerta del entonces comisario de Chamartín, Jaime Barrado, a quien le contó que la doctora ya había puesto 13 denuncias en su comisaría y tenía una orden de alejamiento, pero que nadie le estaba haciendo caso. 

Después de varias reuniones, de las que Público ha tenido acceso a los audios grabados, Inda reveló al agente la mayor parte de lo que sabía: cómo Villarejo estaba obstruyendo la acción de la Justicia y cómo se servía de Esteban Urreiztieta, a quien denominaba en esas conversaciones "sobao de Villarejo".

Como se puede escuchar en el siguiente audio, Barrado le pregunta: "¿Cómo piensas tú que es tan prepotente que te pone a ti y a Urreiztieta...?"

El tertuliano ni se lo piensa: "A Urreiztieta lo tiene sobao. Urreiztieta sabe todo y es un cobarde. Urreiztieta hará lo que le diga el otro".

El ático de González: "Somos troncos y a tomar por culo, macho"

Cuando Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, convocó una rueda de prensa en 2015 para afirmar que los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño le habían reunido en la cafetería La Mallorquina para, al menos el primero, chantajearle con el asunto de su ático, alguien muy cercano al "agente encubierto" --o el propio agente-- le concedió a Urreiztieta una gran exclusiva: la grabación del encuentro que habían mantenido en noviembre de 2011.

Aunque ese periodista defendió a ultranza la versión de Villarejo de que en realidad la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) estaba investigando el ático que el político tiene en Estepona (Málaga) --y que presuntamente compró con dinero de un soborno--, lo cierto es que no existían ningunas diligencias. 

En el audio además se puede escuchar claramente cómo González dice: "El tema es que si sale... y es que yo eso no lo quiero". A lo que Villarejo responde: "Si el tema... Ignacio... efectivamente, efectivamente eso es lo que hay que evitar".

Continúa el comisario explicándole como contactar: "Me dices: 'Soy tu primo Iñaki' y nos vemos. Como dice Enrique [García Castaño], si quedamos los tres, mejor. Pero si por alguna razón él está de viaje, 'Oye, Pepe, 'pom'". Y finaliza: "En lo que a mí respecta, ya lo sabes, somos troncos y a tomar por culo, macho".

Años antes Inda, Urreiztieta, Villarejo y Francisco Granados compartían una estrecha amistad. Político y policía sirvieron de fuente para las exclusivas que la pareja de periodistas sacaba. Ahora, aunque los periodistas han roto, diversas fuentes aseguran a Público que el ya jubilado comisario "está en excelentes relaciones con ambos, aunque siguen sin hablarse entre ellos". 

La trama Púnica: informes para enseñar "en un jacuzzi sin ropa"

Fragmento del listado de llamadas de la trama Púnica.

La inusitada frecuencia de las llamadas telefónicas entre Francisco Granados y Eduardo Inda queda más que clara en la operación Púnica. Sus continuas reuniones en el hotel Villamagna están reseñadas en los miles de folios del sumario. En la conversación arriba mencionada se ve la complicidad entre ambos: "Quedamos donde siempre". Así como cuando hablan de que ya está en el juzgado "el informe ese que les quería enseñar [la persona de la que hablan] en un jacuzzi sin ropa". 

A lo largo del sumario también hay evidentes pruebas de que Francisco Granados tiene al menos un amigo común con el tertuliano, el comisario Villarejo, pues la oficina de las empresas privadas de este último --situada en Torre Picasso-- aparece también referenciada una y otra vez en la causa. El tema que se traían entre manos: la investigación sobre el ático de Ignacio González que instruía un juzgado de Estepona.

Fue en estas fechas, además, cuando López Madrid le pidió ayuda a Granados para solucionar los problemas que le causaban las denuncias de la doctora Pinto y cuando, según Inda, el político puso en contacto al empresario con el policía. 

La 'lavandería' de pruebas de la grabación sobre el pequeño Nicolás

Fragmento de la declaración de Inda sobre sus acusaciones de que se lavaban pruebas, ante el juez en el caso Nicolás.

El tertuliano ha repetido hasta la saciedad que en la grabación ilegal a agentes del CNI y de Asuntos Internos en el marco del caso del pequeño Nicolás se escuchaba perfectamente cómo los investigadores hablaban de "lavar" pruebas. Inda también ha atacado ferozmente al comisario Marcelino Martín-Blas, acusándole de ser quien las manipuló. 

Pero en la declaración ante el juez Arturo Zamarriego que lleva esta investigación --en la que ya está imputado el comisario Villarejo, su mujer y un periodista de su medio digital-- Inda no se atrevió a mantener lo mismo que afirma una y otra vez en televisión. Cuando fue preguntado sobre por qué utilizaba el término "lavar" pruebas, la respuesta fue: "Bueno, pero lavar a lo mejor es una palabra que yo utilizo... eh... periodísticamente hablando pero que no se corresponde con la literalidad de lo que contiene la grabación". 

En este caso, las pruebas apuntan a que fueron Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta quienes le entregaron la grabación a Francisco Nicolás Gómez Iglesias para que intentara archivar la causa, después de presuntamente obtenerla de alguno de los miembros de la cúpula policial: Eugenio Pino, José Ángel Fuentes Gago, José Villarejo o Enrique García Castaño

El "traca-traca" del informe PISA que obligó a Pino a dar marcha atrás

Aunque Inda no pare de repetir que existen pagos por parte de Venezuela e Irán a Podemos, todos los órganos judiciales de este país han rechazado todas las querellas presentadas por Manos Limpias en base al famosísimo (y aún más falso) Informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima).

Desde juzgados de instrucción hasta la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo o la Fiscalía Anticorrupción, todos los organismos judiciales se echaron las manos a la cabeza cuando vieron el conjunto de recortes de prensa, así como alguna información sustraída sin autorización judicial, con el que se compuso aquel informe fantasma, que no tenía ni logotipo de la Policía, ni sello, ni número identificativo delos agentes que supuestamente lo habían elaborado, pero que blandió incansablemente Inda en todos los debates televisivos al grito de "¡traca-traca!" 

Supuestamente, como publicó Inda y algún medio de comunicación, el PISA fue elaborado por la "Unidad de Inteligencia" de la Policía, cuyo único agente reconocido era el mismo comisario Villarejo. Era un encargo directo del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz, elaborado con la colaboración del ex secretario de Estado, Francisco Martínez, y por los agentes de confianza del ex director adjunto operativo Eugenio Pino. 

Público desveló ese montaje y que a Inda le marcaron la fecha de publicación desde la cúpula policial. Justo en los días de la fecha de publicación había estado reunido en la dirección de la Policía con Pino y con su jefe de gabinete, José Ángel Fuentes Gago. Aunque el ex número dos de la Policía se querelló contra este medio, finalmente retiró precipitadamente la querella cuando la Audiencia de Madrid le concedió que se reabrieran las diligencias archivadas pero sólo para que se realizasen las pruebas que la defensa de este diario solicitaba; como, por ejemplo, el posicionamiento de los teléfonos del periodista y de los policías en esas fechas. 

El falso pago bancario a Iglesias donde todos los datos eran erróneos

Fragmento del documento que acredita que Pablo Iglesias no cobró de Venezuela en el Euro Pacific Bank de las Islas Granadinas.

Lo curioso del asunto es que el mismo día en que Pino retiraba su querella contra Público, Eduardo Inda le proponía como testigo a su favor en la demanda que Pablo Iglesias tiene interpuesta contra el tertuliano por publicar un documento falso en el que aseguraba que el líder de Podemos había cobrado de Venezuela más de 200.000 euros a través del paraíso fiscal de Islas Granadinas. 

Las fuentes del tertuliano, como el caso del Informe Pisa, eran de "los servicios de inteligencia de la Policía", aunque este cuerpo de seguridad carece de dicha unidad. Tan falso era el documento que la cúpula policial, según ha podido saber Público de fuentes muy cercanas al digital de Inda, ni siquiera se molestó en hacer un informe como había hecho con el anterior montaje contra Podemos.

No coincidía con la realidad ni siquiera el nombre del ministerio venezolano que supuestamente había emitido el pago, pero el tertuliano no hizo ninguna verificación ni con Venezuela ni con el Euro Pacific Bank ni con el propio Pablo Iglesias. "Sólo esperó a que le avisaran de que un medio de Miami ya había sacado el documento para publicarlo". Nuevamente, la habían marcado la fecha al presunto periodista independiente.

La cuenta bancaria que Trias jamás tuvo en Suiza

Fragmento del seguimiento judicial de llamadas con motivo de la investigación del caso Nicolás.

En el sumario del caso Nicolás hay muchos documentos que podrían poner en jaque a la anterior cúpula policial, como por ejemplo los correos electrónicos que el ex número dos y su jefe de gabinete enviaron y recibieron en el mes de octubre de 2014. 

Más de 200 llamadas registradas entre los móviles de Eduardo Inda, Esteban Urreiztieta y los policías --Pino, Fuentes Gago, Villarejo y García Castaño-- en el mismo mes en el que alguien grabó a Fernández Díaz en su despacho mientras hablaba con el ahora exdirector de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso. 

Todos han negado en sus declaraciones ante el juez Zamarriego que estuvieran tratando de cómo difundir la grabación ilegal al CNI y a Asuntos Internos. Ahora la pregunta es: ¿estarían hablando de otro de los montajes de esta brigada política como fue la supuesta cuenta de Xavier Trias en Suiza que Eduardo Inda publicó ese mes mismo de octubre de 2014? Ni esa cuenta existió ni siquiera la numeración publicada era posible. ¿Qué contrastó el tertuliano?

El falso informe de la UDEF sobre la familia del expresident Pujol

El falso informe de la UDEF sobre la familia del expresident Jordi Pujol fue el pistoletazo de salida para el cúmulo de investigaciones fantasmas que los hombres de confianza de Eugenio Pino elaboraron y después filtraron a Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta. 

Este documento fue elaborado por el comisario José Manuel Villarejo valiéndose de las informaciones que le extrajo a Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, y a Javier de la Rosa. Con la primera testigo, el "agente encubierto" se hizo pasar por Javier Hidalgo, supuesto periodista de El Mundo. Bajo esa tapadera, le reveló que existía una grabación de una comida suya con la dirigente del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho.

Vicky no salía de su asombro y, asustada, llamó a los dos periodistas de investigación más conocidos de dicho periódico, Eduardo Inda y Estaba Urreiztieta, quienes le confirmaron que el falso Hidalgo era un colaborador suyo y le instaron a que se reuniera con él

Después, los periodistas publicaron el informe como primicia, atribuyéndoselo a la UDEF. Sin embargo, el propio Ministerio del Interior desmintió que se tratase de una investigación policial. Como en el caso del informe sobre Podemos, el "agente encubierto" trabajaba sin supervisión judicial y los periodistas se prestaron a actuar como su coartada.

Ya lo explicó Villarejo en una carta a la Dirección General de la Policía que escribió en enero de 1995, en la que reconoció que parte de su información venía de sus "infiltrados en los medios de comunicación". Aunque en aquel momento se refería al nuevo director adjunto de Inda, Manuel Cerdán.

Las cloacas de Interior han dado muchas vueltas, pero han regresado a las mismas fuentes.

...CONTINUARÁ