Público
Público

El chófer de Fabra asegura que llevaba en su nombre al banco sobres con dinero

"Me lo pedía y yo lo hacía. Hacía lo que él me mandaba", sostiene el conductor y afirma que nunca vio al empresario Vilar dando dinero al expresidente de la Diputación de Castellón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El chófer que trabajaba para Carlos Fabra cuando era presidente de la Diputación de Castellón ha declarado este viernes en el juicio que éste le entregaba dinero en sobres 'de vez en cuando' para que los ingresara en su cuenta del banco, y ha señalado que realizaba estas gestiones para el ex dirigente popular 'cuando él me lo mandaba y lo creía conveniente'.

El testigo ha explicado que estaba al servicio de Fabra las 24 horas del día y que llevar sobres al banco formaba parte de su trabajo. 'Me lo pedía y yo lo hacía. Hacía lo que él me mandaba', ha destacado el conductor, quien ha afirmado que nunca ha presenciado entrega de dinero por parte del dueño de Naranjax y acusado, Vicente Vilar, a Fabra.

Varios trabajadores de entidades bancarias de las que Carlos Fabra era cliente han asegurado que el ex dirigente conservador no solía acudir por allí, sino que era su chófer el que realizaba los ingresos, 'en metálico o con cheques, al menos una vez al mes', según ha apuntado una empleada.

También ha declarado en la sesión de este viernes un empresario y amigo de Carlos Fabra, quien ha destacado que en 1996 avaló un préstamo de 400.000 euros al expresidente de la Diputación que tuvo que pagar al no satisfacer el exdirigiente del PP la cuotas. El testigo ha apuntado que le reclamó la cantidad a Carlos Fabra al principio, 'aunque sin éxito'. No obstante, ha indicado que sigue siendo su amigo.

Otro empresario y amigo de Carlos Fabra ha reconocido que en 2002 ingresó dos cheques de unos 8.000 euros en la cuenta del expresidente del PP de Castellón, aunque ha aclarado que el pago correspondía a gastos de viajes que habían realizado ambos a ferias taurinas. Así mismo, ha indicado que su empresa de limpieza fue adjudicataria de distintos contratos de la Diputación de Castellón, pero que también perdió algunos que tenía en la época en que Fabra era presidente de la institución provincial.

Por su parte, la exdirectora general de Calidad Ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente, Pilar Máñez, ha confirmado que Carlos Fabra asistió a una reunión en su despacho en la que Naranjax presentó una solicitud para la autorización de gestión de residuos no peligrosos. Al respecto, ha subrayado que aunque Fabra no tenía competencia en esta materia, 'era habitual recibir a empresarios acompañados por alcaldes o presidentes de la Diputación o de alguna Mancomunidad'.

Mañéz, que ha negado que Carlos Fabra le hubiera indicado o presionado para autorizar productos de Naranjax, ha explicado que la propuesta de esta empresa se autorizó de forma provisional con 13 condicionantes y seis meses de prueba y que mientras que ella estuvo en el cargo no hubo autorización definitiva.

Finalmente, cuatro testigos han declarado mediante videoconferencia. Una de ellas, la directora de gabinete del exministro de Agricultura, Jesús Posada, Catalina de Miguel, ha señalado que el senador del PP Miguel Prim, acusado en esta causa, le remitió una carta en la que planteaba problemas en la concesión de licencias de fitosanitarios.

La testigo ha señalado que es 'práctica habitual' que diputados se interesen por empresas y por ciudadanos de sus circunscripciones. Así mismo, ha aclarado que había informes en los se indicaba que si Naranjax tenía problemas de retraso en la tramitación de licencias 'no era por discriminación, sino a consecuencia de retrasos por el propio funcionamiento o la coordinación entre instituciones'.

Por otro lado, la exdirectora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Dolores Flores ha aclarado que en la tramitación de autorizaciones de productos fitosanitarios hay un procedimiento reglado. Ha reconocido que recibió una carta de Miguel Prim en la que éste se interesaba por fitosanitarios, 'y se le contestó en forma diciéndole que estos productos tienen un procedimiento', ha dicho.

Además, ha explicado que los productos fitosanitarios de Naranjax 'no se saltaron el procedimiento reglado ni se alteró el orden de registro de entrada de los productos'. 'Se aprobaron cuando reunían todos los requisitos desde punto de vista sanitario y le tocaba en el procedimiento', ha añadido Flores, quien ha negado haber sufrido alguna presión para modificar el orden de aprobación de estos productos.

También ha declarado que Prim, en una carta, se interesó por determinados productos de la provincia de Castellón, en los que había retraso, 'y le contesté que no se podía hacer nada más que cumplir la normativa. Le dije que yo no podía agilizar porque lo principal era salvaguardar la salud', ha dicho Flores, quien ha agregado que la comunicación del exsenador no la sintió como una presión.

Finalmente, el expresidente de AEFISA, asociación formada por fabricantes españoles de productos fitosanitarios, Vicente Galván, ha explicado que las tramitaciones de los registros de los fitosanitarios 'tardaban meses e, incluso, años', y ha declarado que conoció a Carlos Fabra en una reunión con los representantes de los grupos políticos en el Senado porque se tramitaba la Ley de Calidad Vegetal y que su relación con el expresidente de la Diputación le llegó a través de Vicente Vilar.

En esta sesión, el presidente de la sala ha llamado la atención al abogado de la acusación popular por empezar el interrogatorio a uno de los testigos en valenciano. El juez le ha pedido que realizara las preguntas en castellano, teniendo en cuenta que algunos de los presentes como el fiscal, que es de Madrid, podían no entender.

En la vista ha estado presente el exvicepresidente de la Generalitat Valenciana Víctor Campos. La vista se reanudará el próximo 15 de octubre con la declaración de 15 testigos, algunos de ellos por videoconferencia.