Publicado: 01.10.2016 11:11 |Actualizado: 01.10.2016 11:16

El enfrentamiento por la legitimidad entre críticos y Ejecutiva impide el inicio del Comité Federal

Los críticos no quieren que voten los miembros de la Ejecutiva Federal en funciones

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3
Comentarios:
Militantes y periodistas se agolpan a la entrada de la sede del PSOE en Madrid. / EFE

Militantes y periodistas se agolpan a la entrada de la sede del PSOE en Madrid. / EFE

MADRID.— Tensión en la calle, tensión en los despachos. El PSOE es una caldera en ebullición que no es capaz de acordar ni cómo votar en el Comité Federal ni su orden del día.

El choque de legitimidades es tal que los críticos no reconocen a la actual Ejecutiva Federal en funciones, pero la todavía dirección de Ferraz cree que los Estatutos le dan la razón y han acudido en calidad de máximos dirigentes del partido.

Eso es lo que se está discutiendo en estos momentos en la sede socialista, donde se ha hecho un receso de 40 minutos para intentar llegar a un acuerdo.



El sector crítico quiere que los miembros de la actual dirección en funciones no voten en el Comité Federal, al igual que los 15 miembros que dimitieron el miércoles. Este sector crítico entiende que la Ejecutiva está disuelta y sus miembros dimitidos.

Además, son quince votos que perderían los críticos si finalmente se mantienen las tesis de la Ejecutiva Federal y que estos puedan votar, y aunque las cuentas parecen inclinarse a favor del sector de Susana Díaz, no va a ser por mucha diferencia.

En lo que sí hay un mínimo acuerdo es que el Comité Federal se iniciará con la votación que elegirá la mesa de este órgano. Dicha votación aclarará ya cómo están las fuerzas.