Público
Público

Madrid Cifuentes niega que esté "acusada de nada" y pide "rebajar la tensión parlamentaria"

La presidenta de la Comunidad de Madrid insiste en que "nadie" de su Gobierno está imputado y arremete contra el "tripartito" que le hace oposición en la Asamblea, incluidos sus socios de Ciudadanos, con casos de corrupción "de Gobiernos anteriores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes,durante su intervención en un desayuno informativo en un hotel de Madrid. EFE/JJGuillén

"Pido rebajar la tensión parlamentaria". Con esa súplica se presentó Cristina Cifuentes en el desayuno informativo en el que Mariano Rajoy también pidió "mesura, moderación, tranquilidad, concordia y buenas formas", especialmente, al reelegido líder del PSOE, Pedro Sánchez. La presidenta de la Comunidad de Madrid, que dijo haberse sentido "arropada" siempre por Génova y así se demostró en este acto, insistió en que ella no está "acusada de nada" y arremetió contra la oposición por intentar "embarrar" con casos de corrupción "de Gobiernos anteriores" al suyo.

La también presidenta del PP de Madrid hizo alusión, así, a los escándalos que rodean su departamento en los últimos tiempos. Tras conocerse que dos informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil apuntaban a su presunta participación en un contrato irregular de la Asamblea de Madrid cuando ella era vicepresidenta de la misma, Cifuentes ha tenido que comparecer en la comisión de investigación de la corrupción de la Cámara regional, donde también se enfrentó (ella no, los consejeros de su Ejecutivo) a una moción de censura interpuesta por Podemos.

"La moción de censura sin respaldo se hizo para conseguir una promoción personal y el deterioro político del adversario", se quejó. "La moción no se planteaba contra la gestión del Gobierno que presido, sino a la de Gobiernos anteriores", continuó Cifuentes, que aseguró que, en un principio, sí tenía previsto intervenir en el debate (como después hizo Rajoy en el Congreso) pero rechazó la idea al ver que se convertía "en un circo". "Se convirtió en un espectáculo dantesco, con cruce de insultos personales", lamentó. "Igual que las comisiones... La oposición no pretende buscar la verdad, sino el linchamiento verbal del adversario y, a ser posible, en vivo, en directo y en horario de máxima audiencia. La verdad no importa, sólo el espectáculo", insistió.

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy,saluda a la presidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en un desayuno informativo en un hotel de Madrid.EFE/JJGuillén

Bajo la atenta mirada de Rajoy a los papeles que el moderador del encuentro tenía con las preguntas, Cifuentes (que no quiso responder a las acusaciones de Francisco Granados contra ella) se exculpó de todo lo que tenga que ver con corrupción. "En mi Gobierno no hay nadie imputado por corrupción y yo no estoy acusada de nada", repitió una y otra vez. "La corrupción de Gobiernos anteriores al mío sirve a la oposición para enturbiar el ambiente y tratar de ocultar lo positivo de mi gestión", dijo tras destacar datos de paro, impuestos, sanidad y hasta transparencia y "tolerancia cero" con la corrupción. "En la vida no todo vale. No es admisible la corrupción, pero tampoco la instrumentalización torticera de las instituciones para conseguir objetivos de dudosa legitimidad", defendió para arremeter contra el "tripartito de oposición" conformado por PSOE, Podemos y hasta sus socios de Ciudadanos.

Ha sido mi gobierno el que trasladó a la Fiscalía la documentación sobre el Canal de Isabel II en cuanto se detectaron irregularidades" ha vuelto a arrogarse el haber destapado el caso lezo que ha terminado con su antecesor, Ignacio González, en la cárcel. También ha presumido de haber puesto en conocimiento de la Fiscalía Geeral del Estado (que dirige José Manuel Maza,a quien el PP sigue arropando) tanto "la existencia de posibles irregularidades puntuales en recientes actividades formativas con la Cámara de Comercio de Madrid" así como "la compra de 10 millones de euros en participaciones preferentes de Caja Madrid por parte del Consorcio Urbanístico Móstoles sur en 2009"

"La discrepancia es sana, pero el nivel de crispación e insultos actual no lleva a ningún sitio", continuó Cifuentes, sacando a Ángel Gabilondo del saco en el que metió al resto de compañeros.

El presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría; el presidente del Senado, Pío García Escudero; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; y el vicesecretario general de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez Maillo, en un hotel de Madrid donde asistieron al desayuno informativo que protagonizó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.EFE/JJGuillén

Si Rajoy lanzó un mensaje claro de "moderación" a Pedro Sánchez, Cifuentes exculpó al portavoz de los socialistas madrileños, pero dijo no poder decir lo mismo del resto de compañeros. Así, acusó incluso a Cs -a quien quiso escorar a la "izquierda"- de buscar réditos electorales en algunas actuaciones, así como de prestarle sólo un "apoyo intermitente". Aun así, la presidenta de la Comunidad de Madrid no cree que alguna futura moción de censura pueda llegar a properar porque, considera, no cree que Cs tenga "queja" alguna sobre el cumplimiento de su pacto de investidura. Pese a ello, insistió en su petición para "rebajar la tensión parlamentaria".

Arropada por la cúpula del PP

Cifuentes, que estuvo arropada por toda la cúpula de Génova, asumió haber pasado por momentos complicados e "intensos" en esta media legislatura que está a punto de cumplir. "Cada día hay en política algún momento de gran intensidad, pero yo no voy a perder la motivación. No tengo miedo a nada. Yo con la intensidad me vengo arriba", sentenció tras agradecer una y otra vez el apoyo "político y personal" de Rajoy y "prácticamente" todos sus compañeros de partido.

Al acto, que tuvo lugar en el Casino de Madrid, acudieron la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; el coordinador general, Fernando Martínez-Maillo; los vicesecretarios Pablo Casado, Javier Maroto y Andrea Levy; la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero; y los portavoces parlamentarios, entre otros. También estuvieron presentes el citado Ángel Gabilondo e Ignacio Aguado, el líder de Ciudadanos, que aguantó con humor y resignación las alusiones de Cifuentes hacia su formación. "Me gustaría que nuestra relación fuera cordial siempre, pero incluso las mejores relaciones tienen altibajos", rebajó ella la tensión. "Yo siempre busco la paz", concluyó.