Público
Público

Cifuentes pasa del "no voy a dimitir" al "gobernaré hasta el último día"

La presidenta madrileña rechaza entrar en "futuribles", y asegura que seguirá en su puesto "hasta dentro de una semana, de tres o de un año". Mantiene que conversa "con mucha frecuencia" con Rajoy, pero no responde a la pregunta de si se sigue sintiendo respaldada por su partido

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, antes de la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno autonómico. E.P.

Cristina Cifuentes sigue aferrada a su cargo, pero suaviza su discurso y mantiene su posición con mucha menos vehemencia, sin poder aventurar siquiera si seguirá siendo presidenta de la Comunidad de Madrid dentro de "una semana".

Cifuentes dice que gobernará hasta el  último día: "Ya sea dentro de una semana, dentro de tres, dentro de un año o dentro de tres".

Este martes, Cifuentes no ha pronunciado la frase que más ha repetido desde que estalló el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, hace algo más de un mes -"No voy a dimitir"-, y ha optado por "no hacer futuribles". Ahora, su intención es "gobernar hasta el último día" en que sea presidenta: "Ya sea dentro de una semana, dentro de tres, dentro de un año o dentro de tres años".

Así, y en contraste con la determinación y la seguridad que ha mostrado hasta la fecha, la presidenta madrileña evitaba responder si este Dos de Mayo será su último día al frente del Ejecutivo autonómico -como dan por hecho distintas fuentes de su partido, ante la amenaza de la moción de censura del PSOE-. "La vida lleva su propio camino. Acostumbro a no hacer futuribles", incidía.

Tampoco negaba hoy la existencia de motivos para su dimisión, como ha venido haciendo hasta la fecha, y prefería incidir en la inexistencia de razones para la moción de censura: "Si Cs quiere un nuevo Gobierno", con "la izquierda radical de Pedro Sánchez y Podemos", "no necesita ningún pretexto". Poco después, volvía a los argumentos habituales: incidía en que no ha hecho "nada ilegal", recordaba que "no está imputada", e insistía en que no se ha incumplido el acuerdo de investidura firmado con Cs.

Por otro lado, y preguntada por la conversación que mantuvo este lunes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la ceremonia de entrega del Premio Cervantes, Cifuentes rechazaba desvelar esta "conversación personal".

El de este lunes fue el primer encuentro entre ambos desde su abrazo en la Convención Nacional del Partido Popular, en Sevilla, hace dos semanas; desde entonces, destacados miembros del Gobierno y del PP se han alejado cada vez más de las declaraciones públicas de respaldo a Cifuentes. Sólo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, mantiene su apoyo incondicional a la presidenta madrileña, cada vez más cuestionada.

De hecho, Cifuentes, eludía incluso responder si efectivamente sigue sintiéndose apoyada por su partido, como ha defendido hasta la fecha.

La moción, previsiblemente el 7 de mayo

Por su parte, desde el entorno de la presidenta madrileña se muestran cautos y piden no adelantar acontecimientos, pero prevén que la moción de censura del PSOE, apoyada por Podemos y Ciudadanos, se celebre el 7 de mayo, último día para hacerlo, según el reglamento de la Asamblea de Madrid.

La presidenta de la cámara, Paloma Adrados, debe convocar el pleno extraordinario con 48 horas de antelación, y, teniendo en cuenta que ya hay otros plenos ordinarios agendados, y que hay varios días festivos e inhábiles la próxima semana, no contemplan que se vote hasta el 7 de mayo. Esto, salvo que Cifuentes dimita antes.