Publicado: 26.03.2013 07:19 |Actualizado: 26.03.2013 07:19

Cifuentes riza el rizo y vincula a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca con ETA

La delegada del Gobierno en Madrid asegura que Ada Colau "apoya a grupos proetarras como Bildu" y, por tanto, según ella, las acciones de la PAH para frenar los desahucios son como la "kale borroka"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de que María Dolores de Cospedal acusara a PSOE e Izquierda Unida de "inculcar agresividad" y "violencia" a los jóvenes españoles, ha tomado la palabra la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que, como viene siendo habitual, no ha dado rodeos y ha atacado directamente a los movimientos sociales como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que lidera Ada Colau. Según ella, Colau apoya a grupos "proetarras" y ha calificado las acciones contra los desahucios de "kale borroka".

"Ada Colau y las personas que están en la plataforma anti desahucios han manifestado su apoyo, en determinadas ocasiones, a Bildu, a Sortu y a esos grupos que a mi modo de ver y el de muchos españoles tienen que ver con el entorno de ETA", ha asegurado, en una entrevista en Radio Nacional. De este modo, la delegada del Gobierno, mezclando conceptos hasta límites insospechados, ha dicho que la PAH  lleva a cabo "una estrategia política radical" con intereses políticos oscuros detrás usando "la violencia y la coacción" contra los políticos del Partido Popular.

Para Cifuentes, la PAH no es sólo un grupo que está apoyando a las personas desahuciadas, sino que también "está siguiendo una estrategia política bastante radical". "Yo sí creo que hay intereses políticos en todas estas cuestiones, si no que alguien me explique por qué de repente el acoso se centra exclusivamente en políticos del Partido Popular", ha añadido. Una cosa, según ella, es el "drama" de las personas a las que le quitan su vivienda, a las que el Gobierno de Mariano Rajoy, estaría "ayudando con diferentes medidas" y otra "la lucha callejera hasta llegar casi a la kale borroca", dijo sin problemas Cifuentes.

La delegada del Gobierno, nuevamente criminalizando a la PAH, dijo que deseaba que esos supuestos "ataques" terminen porque, a su juicio, es incompatible el derecho de manifestación con el ejercicio "de la violencia y la coacción", algo parecido a lo que deben de pensar las decenas de miles de personas identificadas en cada manifestción que se convoca en Madrid contra los recortes del partido al que representa Cifuentes.