Público
Público

Cifuentes Sánchez llama a acabar con "25 años de corrupción de los Gobiernos del PP en Madrid"

Dice que si Rajoy apoya a Cifuentes es porque “ambos viven instalados en la mentira y en el engaño”

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

Pedro Sánchez, este jueves en Albacete. EFE/ Manu

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, hizo este jueves un claro llamamiento a “los partidos de Madrid” para que apoyen la moción de censura y respalden al candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, “para acabar con 25 años de corrupción de los Gobiernos del PP en Madrid”.

Sánchez indicó que ya “no es un problema de nombres, es un problema de siglas”, y reiteró que la salida no está sólo en que dimita Cristina Cifuentes y que en su lugar haya otro diputado del Partido Popular, sino en desalojar al PP de las instituciones madrileñas.

El líder socialista, en un acto político celebrado en Albacete, también cuestionó el comportamiento de Mariano Rajoy en este asunto y afirmó que si el presidente sigue apoyando a Cifuentes, “es porque ambos viven instalados en la mentira y en el engaño”.

También se refirió Sánchez en su intervención a la situación de Catalunya, para culpar a populares e independentistas de la actual situación. Así, acusó al PP de seguir sin “reconocer ni entender” la diversidad territorial de España; y a los independentistas, de estar instalados en las tesis de la segregación y de la desigualdad, “porque identifican la diversidad como la exclusión”, apuntó.

Aseguró que frente a estas dos posturas –“que no han entendido la historia de España”, dijo- se erige el PSOE “para cohesionar ese país” desde “una posición firme, serena y sólida”, apostando por reformar la autonomía y una España federal.

Sánchez también habló de la política de agua, un tema candente en Albacete. Acusó al Gobierno de hacer “política con el agua, en lugar de política de agua” y aseguró que el PSOE quiere zanjar este conflicto con una idea clara: “Nosotros apostaremos por las desaladoras y pondremos fin a las políticas de trasvases”, aseguró, cosechando el mayor aplauso en la sala.

Asimismo, también indicó que si el PSOE vuelve al Gobierno recuperará su apuesta por las energías alternativas, devolviéndolas al nivel que tuvieron en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. Finalmente, Sánchez no olvidó hablar de pensiones, para acusar al Gobierno de haberse convertido en “el enemigo” de los pensionistas. Reiteró que sí hay fondos para pagar unas pensiones dignas y que, en su opinión, sólo depende de la voluntad política del Gobierno.

Aseguró también que el PSOE volverá a garantizar un sistema público de pensiones viable y sólido, y para ello apuntó que prepara una amplia reforma fiscal, “que no subirá los impuestos a los trabajadores ni a las clases medias”, dijo. Sánchez apostó por un incremento fiscal a las grandes fortunas, a las grandes empresas y a los rendimientos del capital que, según dijo, harán sostenible un Estado de bienestar al modo de los principales países europeos.