Público
Público

Las cinco críticas a la cúpula militar que han provocado la expulsión del teniente Segura

Sus denuncias sobre la corrupción y malas prácticas que se dan en el seno de las Fuerzas Armadas han exacerbado a los altos mandos, que lo han sancionado con arrestos, presión psicológica y, finalmente, la separación definitiva del servicio

Publicidad
Media: 4.39
Votos: 18
Comentarios:

El teniente Segura en la redacción de Público. JAIRO VARGAS

MADRID.- El teniente Luis, Gonzalo Segura, expulsado definitivamente del Ejército de Tierra este jueves, se caracterizaba, hasta hace unos dos años, por ser un joven oficial con notables calificaciones y un brillante futuro en el Ejército. Sin embargo, todo se torció cuando decidió denunciar a sus superiores por los delitos de corrupción de los que, afirma, fue testigo.

Los altos mandos intentaron entonces comprarle con medallas. Con promociones. Con cursos que podría conseguir sin siquiera asistir a clase o estudiar. Pese a las ofertas, Segura continuó con sus denuncias. Entonces llegaron las amenazas: sus mandos le advirtieron de que si no era por las buenas, sería por las malas. El teniente respondió entonces publicando el libro Un paso al frente (Tropo Editores), donde noveló las historias que la justicia militar se negaba a juzgar. 

A partir de entonces, su cruzada contra la cúpula militar y unas Fuerzas Armadas con algunas costumbres ancladas en el pasado fue imparable. Estas son las cinco críticas de Segura que más han exacerbado a la esfera dirigente del Ejército y que han terminado con su expulsión: 


1. Carta al ministro de Defensa

En su libro, Segura incluyó algunas de las historias de corrupción e injusticias más flagrantes que casi todos los militares sabían, pero eran desconocidas fuera del estamento castrense. No obstante, la mayor provocación para los altos mandos fue su "carta al ministro de Defensa (este, los anteriores y los que vengan)" que incluyó en el epílogo. 

En la misiva, Segura le recordaba a un ministro ficticio los "sobres" que circulaban en su partido o unas "bombas de racimo que terminaron arrojadas sobre la población civil". También le pedía que hiciera cambios en el Ejército, como eliminar las plazas de alto mando que "se asignan a dedo". Un ataque directo al statu quo de la cúpula militar que le valió un expediente gubernativo (con capacidad para terminar con su carrera militar). 


2. Catalunya

Cuando la consulta soberanista del 9-N ocupaba todas las portadas nacionales, el teniente Segura se atrevió a manifestar que él —y opinaba que no sería el único— no acataría una orden de entrada en Catalunya para actuar contra una decisión democrática de la población civil. Manifestar esta postura en los medios le valió 60 días de arresto impuesto por vía administrativa.

El teniente Segura en El Intermedio.


3. Críticas de uniforme

En el mundo castrense, el uniforme es sagrado. Los militares tienen prohibido realizar declaraciones contrarias a la institución, pero atreverse a hacerlas llevando uniforme se considera una afrenta muy grave. Segura lo hizo en su aparición en el programa de La Sexta El Intermedio, donde habló de contratos troceados para no sacarlos a concurso, cajas B, gastos descontrolados que se metían en las facturas de gasolina, barbacoas y fiestas de altos mandos pagadas con dinero público...

La aparición le costó un expediente gubernativo por colaborar con diferentes medios realizando "declaraciones contrarias a la disciplina de las Fuerzas Armadas", que ha terminado provocando su expulsión. Segura recalca que no se le denuncia por "aseveraciones falsas" sino simplemente por criticar a la institución. 


4. Comunicarse desde el centro disciplinario

En este año Segura ha acumulado arrestos —una privación de libertad por vía administrativa que obliga a España a dejar del Convenio Europeo de Derechos Humanos a los militares— en los que ha pasado seis meses encerrado en condiciones que él definía "peores que las de los delincuentes". Incluso el Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) llegó a ordenar su arresto "preventivo".

La cúpula militar pretendía detener de esta forma la cascada de denuncias en los medios del teniente. Pero no lo hizo. Segura siguió denunciando desde el propio centro disciplinario. El Ejército se vengó endureciendo aún más sus condiciones de reclusión y prohibiéndole recibir visitas


5. El Blog Un paso al frente

El blog en Público del teniente Segura se ha convertido en una de las únicas voces críticas con el Ejército y su esfera dirigente. Sin pelos en la lengua, Segura ha comentado temas candentes como la crisis del Yak-42, el caso Zaida Cantera o los Planes Especiales de Armamento que han endeudado al Estado con la industria de las armas por valor de 30.000 millones de euros.