Público
Público

Cinco ministros han tenido que abstener en decisiones del Consejo de Ministros

Guindos es el ministro que más veces se ha tenido que inhibir en la toma de decisiones del Ejecutivo, hasta en cinco ocasiones. El Gobierno ya no explica los motivos o los asuntos en los que no ha podido tomar partido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco de los 13 ministros del Gabinete de Mariano Rajoy se han tenido que abstener en estos dos años de legislatura en determinadas decisiones del Ejecutivo por posible incompatibilidad. Se trata de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros de Economía, Luis de Guindos; de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Migual Arias Cañete; de Defensa, Pedro Morenés, y de Industria, Comercio y Turismo, José Manuel. En total, los cinco suman doce abstenciones.

Así lo especifica el Gobierno en respuesta en una batería de preguntas registradas por la diputada de Iniciativa per Catalunya (ICV) Laia Ortiz, quien preguntó al Ejecutivo en cuántas ocasiones se han inhibido o abstenido cada uno de los miembros del Consejo de Ministros Hasta el pasado mes de junio, en otra respuesta al PSOE, el Gobierno ya informaba de que eran tres los miembros del Gobierno que se habían visto obligados a inhibirse hasta en un total de seis decisiones, cuatro del titular de Economía, dos de la vicepresidenta y otras dos de Arias Cañete.

Ahora esas cifras se han incrementado. En su respuesta más reciente,  el Ejecutivo detalla que hay otros dos ministros que se han unido a esa lista, el de Defensa, con dos abstenciones, y el de Industria con una. Además, precisa que el titular de Economía ha aumentado el número de asuntos en los que no ha podido tomar partido, al pasar de las cuatro que acumulaba hasta el 31 de marzo de 2013 a las cinco que suma en la actualidad, siendo el miembro del Gobierno que más veces se ha tenido que inhibir en la toma de decisiones del Consejo de Ministros.

En la respuesta que dio al PSOE hace unos meses, el Gobierno daba los motivos por los que la vicepresidenta y los ministros De Guindos y Arias Cañete se habían tenido que abstener. Sin embargo, en esta ocasión el Ejecutivo se limita a informar del miembro del Ejecutivo que se había inhibido, del número de abstenciones y de la fecha de cada una de ellas. Ahora alega que la Ley del Gobierno establece que las deliberaciones del Consejo de Ministros serán secretas, al igual que las de las Comisiones Delegadas del Gobierno. 'Por tanto, no procede informar sobre dichas deliberaciones y sobre el proceso de adopción de las decisiones que se toman en el seno de estos órganos', puntualiza.

El Gobierno sí dio cuenta en primavera de las dos abstenciones que Sáenz de Santamaría había comunicado, ambas este año, relativas a las deliberaciones sobre el anteproyecto de la Ley General de Telecomunicaciones, el acuerdo por que el se autorizó a dos empresas a comprar acciones de Telefónica de Contenidos en Hispasat y el acuerdo por el que se aprobó la Agenda Digital para España. El marido de la vicepresidenta, Iván de Rosa, trabaja en Telefónica, aunque el Gobierno no aportaba este dato en su respuesta.

Por su parte, De Guindos hizo lo propio en cuatro asuntos (el quinto y último ya se desconoce). Así, se abstuvo en tres decisiones, según detalla el Ejecutivo, por haber sido consejero de Endesa, entre junio de 2009 y diciembre de 2011, y la causa de la otra es haber trabajado para la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC) de diciembre de 2008 y diciembre de 2009.

En concreto, decidió inhibirse cuando el Consejo de Ministros acordó prolongar la vida útil de la Central Nuclear de Santa María de Garoña. Nuclenor, propietaria de la central está participada al 50 por ciento por Endesa. Su antigua vinculación con la eléctrica también le llevó, en marzo de 2013, a rehusar, hasta en dos ocasiones, tener conocimiento del anteproyecto de Ley para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extra peninsulares. Como consecuencia de haber trabajado para PwC, a principios de este año, De Guindos se abstuvo en el acuerdo por el que el Gobierno sancionó a la exdirectora general del ICO Olga García Frey porque la consultora fue una de las entidades a las que se adjudicaron los contratos que dieron lugar dicha sanción.

Las dos abstenciones de Arias Cañete se registraron en 2012, pero, en este caso, el Gobierno no especificó los motivos. Sí se publicó en el BOE que el ministro de Energía, José Manuel Soria, tuvo que sustituirle en un informe sobre la situación jurídica de la Central Nuclear de Santa María de Garoña, mientras que el de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, le relevó en la elevación al Consejo de Ministros del Proyecto de Real Decreto por el que se declaraba Zona Especial de Conservación un parte de la región biogeográfica mediterránea de Red Natura 2000.