Publicado: 05.11.2015 12:42 |Actualizado: 05.11.2015 14:15

El CIS sitúa al PP como vencedor el 20-D y deja a Ciudadanos como tercera fuerza, a 10 puntos del PSOE  

Podemos se quedaría en cuarta posición, con el 10,8% de los votos. 

Publicidad
Media: 2.56
Votos: 9
Comentarios:
Combo de Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. EFE/REUTERS

MADRID.- El PP volvería a ganar las elecciones generales el próximo 20 de diciembre, según el último barómetro del CIS que recoge la intención de voto de los encuestados entre el 1 y el 12 de octubre, justo después de los comicios catalanes del 27-S.

Los conservadores alcanzarían el 29,1% de los votos, frente al 25,3% que obtendría el PSOE. Los socialistas recuperan, no obstante, la posición perdida en algunas de las últimas encuestas privadas de las últimas semanas y que les situaban por detrás de Ciudadanos. Pero los naranjas de Albert Rivera se quedarían, según el CIS, en tercera posición, con el 14,7% de las papeletas, a más de 10 puntos de diferencia con respecto a los de Pedro Sánchez. Podemos, por su parte, seguiría como cuarta fuerza, con el 10,8%.



El último barómetro que el CIS publicó con intención de voto fue el del pasado mes de julio, en el que el PP aparecía también en primer lugar, con un 28,2% de los votos, mientras que el PSOE que se quedaba en un 24,9%. Tanto PP como PSOE han experimentado, por tanto, un incremento en la intención de voto de un punto, aproximadamente, respecto al anterior barómetro.

Podemos había bajado en aquel entonces hasta el 15,7% y C's también perdía peso electoral respecto al anterior sondeo y se situaba en el 11,1%. En este caso, mientras Podemos sigue a la baja y pierde casi cinco puntos, C's recoge los resultados de su éxito en Catalunya -aunque no en exceso- y aumenta tres.​

Sin embargo, el 39,54% de los apoyos que recibieron las fuerzas soberanistas de Convergència y Esquerra Republicana de Catalunya juntos en Junts pel Sí el 27 de septiembre no se ve reflejado en la previsión nacional. De hecho, aunque ERC sube una décima con respecto al barómetro de julio (pasa del 2,1% al 2,2% en intención de voto), los apoyos que obtendría CDC el 20-D (2,9%) sumados a los que obtendría Unió (0,1%) no alcanzan al 3,3% que CiU alcanzaba en la pasada encuesta. 

IU, en cambio, ha conseguido dar un empujón a sus malos resultados de los últimos tiempos y sube ahora un punto. Si en julio recibía un 3,7% en intención de voto, ahora aumentaría hasta el 4,7%. UPyD no consigue remontar e incluso baja una décima: del 1,3% que consiguió en julio pasa ahora al 1,2.

Pedro Sánchez, mejor valorado que Rajoy, pero suspenso

En cuanto a la valoración de líderes políticos, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, suspende con una nota de 3,84 puntos, pero saca una ventaja de algo más de uno al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2,82).  No obstante, el socialista ha conseguido exactamente la misma puntuación que en el sondeo anterior, de julio, mientras que el jefe del Ejecutivo ha remontado 0,2 décimas, ya que tenía una nota de 2,61.

Quedan excluidos de la valoración del CIS los líderes de Podemos, Pablo Iglesias; Ciudadanos, Albert Rivera; y UPyD, Andrés Herzog, por no ser portavoces parlamentarios.
Entre quienes sí lo eran, la mejor valorada es la navarra Uxue Barkos (4,2)  -de Geroa Bai y que en la actualidad es presidenta de su Comunidad-, seguida de Pedro Sánchez, Alfred Bosch (ERC, que obtiene un 3,74), Cayo Lara (IU-3,53), Joan Baldoví (Compromís-Equo-3,39) y Rosa Díez (UPyD-3,37).

Los nacionalismos, entre los 10 principales problemas


Otras de las variables analizadas por el CIS -que también recoge datos sobre la opinión de los españoles en torno a fiscalidad y la percepción sobre la situación económica— revela que el paro sigue siendo el principal problema de los españoles —con un 79,1%— por delante de la corrupción, con el 39,4%. Los nacionalismos, precisamente, se sitúan tras las elecciones catalanas entre los diez primeros puestos de la lista, con un 4,2%, duplicando casi el porcentaje que registraron en el anterior sondeo de septiembre, que fue del 2,3%.

No obstante, el número de ciudadanos que reclaman que las comunidades tengan más autogobierno respecto al Ejecutivo central aumentó en octubre tres puntos respecto al mes anterior, mientras que se mantienen en el mismo porcentaje quienes se decantan por un modelo en el que las autonomías puedan independizarse.

Cuando este instituto demoscópico pregunta por las fórmulas de organización territorial del Estado, la opción mayoritaria es la de los que quieren que todo siga igual que ahora, un 38,3% de los 2.493 encuestados, frente al 35,1% que respondía así antes del 27-S.

El 8,8% de los encuestados es partidario de que las autonomías se independicen del Estado

Después están los que prefieren un Estado con un único Gobierno central sin autonomías, que bajan una décima respecto al sondeo anterior y se sitúan en el 18,5%. Otro 16,4% se decanta por un Estado en el que las comunidades tengan mayor autonomía que en la actualidad, frente al 13,6% que daba esta contestación en septiembre.

Suben un punto también los que responden que les gustaría un Estado en el que las comunidades tengan menor autonomía que en la actualidad y son ya el 9,9% (eran el 8,9% en el barómetro anterior), y se mantienen en el mismo porcentaje (el 8,8%) los que hablan de la posibilidad de que las autonomías se independicen.

Curiosamente, después de que los independentistas de Junts pel Sí y la CUP alcanzaran el 48% de los votos en Catalunya, el CIS refleja un aumento de quienes dicen sentirse "tan español como de su comunidad": el 56,2%, frente al 54,6% que lo declaraba en septiembre.
Bajan, en cambio, los que se sienten únicamente españoles representan un 16,8% (16,9 % en el último barómetro), así como los que se declaran más de su territorio que español (el 9,9%, frente al 11,1% anterior).