Publicado: 21.10.2014 18:00 |Actualizado: 21.10.2014 18:00

CiU denuncia que los presupuestos "agravan el trato injusto del Estado a Catalunya"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) deberían contribuir, si no a resolver el grave contencioso entre Catalunya y España, al menos, a plantear soluciones para un futuro y no a agravar el trato injusto del Estado para con los catalanes". El portavoz de CiU, Pere Macias, ha comenzado así su intervención en el debate de Presupuestos del Congreso, donde también ha denunciado —"en la intimidad", con buena parte del hemiciclo vacío— que las cuentas del Gobierno para el próximo 2015 ni son creíbles, ni consolidan el crecimiento económico, ni crean empleo, ni son sociales, ni eliminan las desigualdades.

Macias, que ha defendido la postura de los nacionalistas en lugar de Josep Antoni Duran Lleida —quien este año, por primera vez en esta legislatura, decidió no intervenir en el debate de PGE—, criticó (a falta de al presidente, Mariano Rajoy, que no estaba en el hemiciclo) al titular de Hacienda, Cristobal Montoro, por elaborar unas cuentas que suponen una "grave discriminación para Catalunya". "Resulta sorprendente que el Gobierno dedique 1.400 millones al rescate Castor y limite a 1.072 millones la inversión en Catalunya", señaló Macias. "El Estado invertirá en Catalunya el porcentaje más bajo de los últimos 17 años: un exiguo 9,5, equivalente a la mitad del peso de Catalunya en el PIB del Estado", le recriminó. "Si la prioridad del Gobierno es crecer, ¿por qué el Estado invierte tan poco en el territorio que más aporta?", preguntó.

"El constante desdén del Gobierno hacia Catalunya es uno de los elementos que más ha radicalizado a la mayoría de los catalanes"  En este sentido, Macias repitió el argumento habitual del Govern de Artur Mas: "Aportamos mucho más de lo que recibimos y no se comprende por qué el Estado se muestra de forma tan avara para impedirle a Catalunya una financiación más justa". "No creo que esa actitud de tensar hasta el límite las finanzas de la Generalitat le convenga al Estado", advirtió. Y agregó: "El constante desdén del Gobierno hacia Catalunya es uno de los elementos que más ha radicalizado las posiciones de una gran mayoría de los catalanes frente a las instituciones del Estado". 

Pero Macias, que instó al Gobierno a reformar, de una vez, el régimen de financiación autonómica, no cree que el problema discriminatorio se centre en Catalunya, sino también en el resto de Comunidades Autónomas. "Ustedes no creen en las autonomías", espetó a la bancada del Gobierno. "Su prioridad es la centralización", agregó, recordando que, "mientras el Estado ha incrementado sus ingresos un 30% en los últimos tres años, el Gobierno ha negado a las Comunidades la posibilidad de participar en ese incremento". "¿Por qué ni un euro de lo recaudado con el aumento del IVA puede ir a prestaciones de dependencia? ¿Por qué la presión fiscal puede ir sólo a las cuentas del Estado?", preguntó. Y avanzó que parte de la enmienda a la totalidad que, como todos los grupos de la oposición —a excepción de UPN—, va a presentar CiU, se encuentra una propuesta para que el aumento de la recaudación impositiva se asigne a las autonomías "en su justa proporción".

" La capacidad de ajuste de las Comunidades ha llegado al límite""Deje de culpar a las Comunidades del incumplimiento del déficit, porque si hoy hay comunidades con problemas es porque el Gobierno les impide que puedan cumplir", lamentó Macias, que, aunque aplaudió las "bondades" del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) de las que presume Montoro, también exigió medidas para hacer que las autonomías recuperen las transferencias de financiación neta que recibían en anteriores legislaturas. "Las transferencias a las Comunidades del próximo año son un 18% inferiores a las de 2012, mientras el Estado piensa recaudar 31.000 millones de euros más que en aquel año", especificó, tildando la actuación del Gobierno central de "deslealtad". "Lo que necesita la Generalitat son ingresos netos, no préstamos a devolver", resumió, porque "si los ingresos de las Comunidades se reducen año tras año, a los Gobiernos autonómicos no les queda otro remedio que aplicar lo que en la calle se conoce como recortes". "La capacidad de ajuste de las Comunidades ha llegado al límite", advirtió.

Por ello, instó a Montoro a corregir, antes de que termine el año, la distribución del objetivo de estabilidad, así como a dejar que sean las Autonomías las que gestionen el 100% de los fondos de la Garantía Juvenil —y no sólo al 50% con el Estado, como prevé Montoro—. "Una vez más, centralismo, cuando la iniciativa joven, el empleo, debe gestionarse desde la proximidad", exigió el portavoz de CiU, que criticó que los recursos de dicho fondo, que deberían haber empezado a distribuirse en enero de este año, sigan aún paralizados.

"El Gobierno tiene muy poca ambición en la lucha contra el paro" Otra de las propuestas que los nacionalistas catalanes pusieron sobre la mesa del ministro de Hacienda fue la de prorrogar la tarifa plana de 100 euros con la que el Ejecutivo de Rajoy ha intentado fomentar la contratación indefinida para los empleos con menor cualificación. "Hoy se aplica por igual para contratar a un ingeniero que para contratar a un peón, cuando la ocupabilidad de uno y otro nada tiene que ver", lamentó Macias, que consideró que los PGE para 2015 no servirán para crear empleo. "En 2015 aumentan en 450 millones los presupuestos destinados a políticas activas de empleo, pero ello supone sólo una décima parte de lo que pretenden ahorrar en prestaciones; el Gobierno tiene muy poca ambición en la lucha contra el paro", opinó el diputado catalán.

Tampoco servirán los presupuestos, por tanto, para relanzar la Economía (por no invertir en I+D+i ni industrialización, entre otras cuestiones), ni reducir la pobreza, ni las desigualdades, ni fortalecer el Estado de bienestar. "¿Son éstos unos presupuestos sociales? No lo son. Ni por las políticas de empleo, ni por las pensiones [que aumentan lo mínimo posible, un 0,25%], ni por el ahogo a las Comunidades, que son las protagonistas de las políticas de Sanidad, Servicios Sociales, Dependencia y Educación", concluyó Macias.