Publicado: 06.09.2016 21:19 |Actualizado: 06.09.2016 23:30

Ciudadanos ahonda su ruptura con Rajoy y 'roba' su acuerdo caducado para presentarlo por fascículos en el Congreso

Los de Rivera registran proposiciones no de ley para paralizar la Lomce y recuperar la amnistía fiscal, medidas que firmaron con el PP en el pacto que ellos mismos dieron por zanjado tras la investidura fallida del presidente en funciones.

Publicidad
Media: 4
Votos: 5
Comentarios:
Rafael Hernando y Juan Carlos Girauta firman el pacto anticorrupción

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, y su homólogo en Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, en la firma del pacto anticorrupción. Archivo EFE

MADRID.- Septiembre es el mes por excelencia de las entregas por fascículos y los de Albert Rivera no han dudado en apuntarse a esta moda otoñal. Así, han decidido reconvertir el pacto firmado con el PP en una serie de iniciativas parlamentarias desglosadas, con las que seguirán metiendo el dedo en el ojo de Mariano Rajoy.

Ciudadanos registró este miércoles en el Congreso una proposición no de ley con la que pretenden paralizar la implantación de la Lomce -incluidas las reválidas recientemente aprobadas por el Gobierno en funciones- hasta que se ponga en marcha su Pacto Nacional por la Educación. Hoy, además, harán lo propio respecto a la recuperación de la amnistía fiscal, también prevista en las 150 medidas acordadas con los conservadores.



Esta es una forma más de ahondar en la ruptura con el PP que el propio Rivera comenzó durante el mismo debate parlamentario en el que dio el sí a Rajoy. El líder de C's se esforzó entonces en recordarle a su socio que su decisión era sólo "la menos mala" entre "lo malo y lo peor". Ahora, aunque ha levantado su veto al presidente en funciones y a pesar de que los populares no se han dado por aludidos, él mantiene que su pacto dejó de estar vigente el mismo viernes tras la votación de la investidura fallida.

Sin embargo, su partido no ha dudado en agenciárselo para reconvertir algunas de las propuestas conjuntas en su propia bandera parlamentaria. 

"Atendiendo a la necesidad de construir un sistema basado en el acuerdo y orientado a evitar conflictos y problemas entre las administraciones, pero sobre todo, atendiendo a los estudiantes y sus familias, consideramos que es preciso paralizar la implantación de la Lomce, lo que exige la derogación del Real Decreto 310/201, y que se ponga en marcha cuanto antes una mesa de diálogo para llegar, en el plazo de seis meses, a un Pacto Nacional por la Educación", reza el texto de la PNL registrada ayer en la Cámara baja. 

"En el primer mes de Gobierno se constituirá una Subcomisión parlamentaria en el Congreso de los Diputados que permita la elaboración de un acuerdo consensuado en el plazo de seis meses. Durante ese plazo y hasta que se logre un Pacto Nacional, se congelará el calendario de implementación de la Lomce en todos aquellos aspectos que no hubiesen entrado en vigor", rezaba la medida número 78 de entre las 150 firmadas con el PP. 

Este jueves, a las 10.00 horas, los diputados naranjas Francisco de la Torre y Toni Roldán -ambos expertos en Economía y Hacienda- presentarán otra PNL sobre "la regularización fiscal de 2012", reza la convocatoria. Es decir, que recuperarán el apartado con el que los conservadores se comprometían a "realizar una revisión para garantizar que los sujetos pasivos beneficiados por la regularización fiscal del año 2012 tributen según el tipo del 10% previsto en la misma por las cantidades afloradas dentro de los límites de la normativa tributaria". Con ella pretendían recuperar hasta 7.000 millones de euros en los próximos cuatro años procedentes de la amnistía fiscal.

Para que dicha medida pueda entrar en vigor tendría que aprobarse antes del 30 de noviembre, fecha en la que prescribe el plazo para regularizar las obligaciones fiscales. Pero para eso la proposición no de ley tiene que ser admitida por la Mesa del Congreso y, después, ser aprobada, bien en el Pleno, bien en la Comisión correspondiente, según el Reglamento de la Cámara baja. Y no está previsto que haya actividad parlamentaria hasta después de las elecciones gallegas y vascas del 25 de septiembre