Publicado: 05.05.2015 14:09 |Actualizado: 05.05.2015 14:09

Ciudadanos dirá 'no' en la primera votación a la investidura de Díaz

El presidente del grupo parlamentario, Juan Marín, ha dicho que el programa que ha defendido la socialista es el del PSOE-A y no el de su partido. Sin embargo, el "espíritu" de su formación es el de "arrimar el hombro".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos (C's), Juan Marín./ EUROPA PRESS

El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos (C's), Juan Marín./ EUROPA PRESS

SEVILLA.- El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos (C's), Juan Marín, ha anunciado que su formación dirá 'no' en la primera votación para la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, pese a valorar los "gestos" que la socialista ha tenido con esta organización durante su discurso, especialmente en materia de corrupción, al haberse incluido medidas del decálogo planteado.

En su intervención en la segunda sesión del debate de investidura ante el Pleno del Parlamento, Marín ha dicho que el programa que ha defendido Díaz es el del PSOE-A y no el de Ciudadanos y que eso hace que su formación vaya a votar 'no', aunque reiteran su disposición a alcanzar acuerdos puntuales durante la legislatura si consigue los apoyos para ser investida presidenta de la Junta.

Marín ha asegurado que el "espíritu" de su formación es el de "arrimar el hombro" y no el de ser una oposición "que solo se dedique a poner piedras en el camino". No obstante, ha subrayado que el escenario actual de Andalucía con "datos desoladores" y las promesas "incumplidas" les hacen ser "desconfiados".



Junto a ello, el dirigente de Ciudadanos ha dicho que su formación ha echado en falta distintas cuestiones en el discurso de Díaz, poniendo como ejemplo propuestas para agilizar la justicia, la limitación de ocho años de mandato tanto al frente de la Presidencia de la Junta como de las consejerías o la financiación de los ayuntamientos.

Asimismo, Juan Marín se ha mostrado en contra de la propuesta que Susana Díaz formuló en su discurso de investidura sobre la necesidad de realizar las reformas legales pertinentes, incluida la constitucional, para que haya una segunda vuelta en las elecciones, una iniciativa que, a su juicio, tiene por objetivo "blindar al bipartidismo".

El dirigente de Ciudadanos, que cree que en los últimos días se han dado "pasos muy importantes" en el marco de las negociaciones para la investidura, especialmente en materia de lucha contra la corrupción, ha dicho que los ciudadanos pueden tener desde ahora "la "tranquilidad de si algún corrupto mete la mano, su partido devolverá el dinero defraudado".

"Se ha hecho más en 30 días que en 30 años", ha advertido Marín, quien ha considerado que este paso es solo el inicio pero que ahora habrá que materializarlo porque "las palabras no son suficientes" y los ciudadanos están "hartos" de tantas promesas "incumplidas", lo que ha hecho que pierdan "con razón" la confianza en la política y en las instituciones.

"No pedimos cargos ni consejerías"

Tras defender que Ciudadanos es un partido "de presente y de futuro" y que "no pide cargos ni consejerías, solo responsabilidad y cumplimiento", ha dicho que durante muchos años en Andalucía han importado más las siglas de los partidos que los ciudadanos y ha criticado las políticas económicas basadas en la subvención y no en los incentivos.

"Se ha hecho más en 30 días que en 30 años", ha dicho Juan Marín

"Ha llegado la hora de asumir retos y de poner en marcha una nueva política, trabajando todos juntos para sacar a Andalucía de esta situación", ha subrayado el presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos, quien ha dicho que su formación cree en la gobernabilidad, la estabilidad, el diálogo y el consenso, "y así lo estamos demostrando".

No obstante, Marín ha querido dejar claro que "si la estabilidad es el silencio, hacer bandera de los acuerdos partidistas, la mentira o la corrupción que nadie cuente con nosotros".

Acabar con las estructuras "clientelares"

Durante su intervención ante la Cámara, ha reclamado un cambio de modelo económico y ha formulado distintas propuestas en este sentido. Así, ha pedido que se reoriente la inversión pública, se eliminen las duplicidades y las estructuras "clientelares", se facilite la colaboración público-privada, se reduzcan las trabas administrativas y se destinen recursos al músculo productivo.

También ha reclamado Marín políticas de "rigor presupuestario", "más batas y menos corbatas" en la sanidad, un plan de incentivos para autónomos, un pacto andaluz por la productividad, incentivar la contratación, eliminar y reclamar las ayudas a las empresas que despidan, la lucha contra el fraude fiscal o una reordenación de la administración instrumental.

"En resumen, pedimos un cambio profundo y una regeneración de las instituciones y de muchos valores democráticos en riesgo", ha explicado el dirigente de Ciudadanos, quien ha subrayado que las propuestas que ha realizado su formación "no son conceptos ni palabras, sino derechos y exigencias que nos trasladan los ciudadanos".