Público
Público

BARÓMETRO DEL CIS Ciudadanos apuntala su ascenso y consuma el 'sorpasso' a Podemos

El PP sigue perdiendo apoyos, pero seguiría siendo la fuerza más votada con un 26,3% de los votos, según el último barómetro electoral del CIS. El PSOE obtendría un 23,1%; Ciudadanos, un 20,7% y Podemos, el 19%

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7

Albert Rivera y Pablo Iglesias, durante el debate electoral en la Universidad Carlos III de Madrid (2015). EFE

Ciudadanos apuntala su ascenso, certificado por otras encuestas: según el último barómetro electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el partido de Albert Rivera sube tres puntos y lograría, de celebrarse ahora elecciones generales, el 20,7% de los votos. Superaría así a Podemos y sus confluencias, que también suben medio punto hasta el 19% de los sufragios.

El CIS coloca así como tercera fuerza política a Ciudadanos y no como primera como pronosticaban algunos tras la reciente publicación de varios sondeos que colocaban al partido de Rivera como el más votada

El barómetro del CIS vuelve a situar al PP como la fuerza más votada, pero lo cierto es que el partido conservador cosecha su peor dato de la legislatura y sólo aventaja en 3,2 puntos al PSOE. El PP sigue perdiendo apoyos, casi dos puntos menos y siete puntos por debajo del resultado que le dio la victoria en las generales de 2016, hasta situarse en el 26,3%, seguido del PSOE, que también pierde más de un punto en estimación de voto hasta el 23,1%.

De este modo, los cuatro principales partidos están a una distancia de solo siete puntos entre ellos, aunque en voto directo, sin la estimación del CIS, es el PSOE el que se sitúa en primera posición con el 15,9%. Le sigue Ciudadanos con el 15,7%, el PP con el 15,5% y, ya a mayor distancia, la formación que lidera Pablo Iglesias y sus confluencias con el 10,6% en voto directo.

La quinta posición, según el barómetro del CIS, es para ERC, que sube casi un punto desde octubre —del 2,7% al 3,4%—; seguido del PDeCAT, que también gana cuatro décimas hasta situarse en el 2%.

El PNV mantiene prácticamente sin cambios sus aspiraciones electorales: baja una décima hasta el 1,2%, mientras que EH-Bildu, sube otra décima y se queda en el 0,8%. Por último, Coalición Canaria perdería una décima desde el sondeo de octubre y obtendría un 0,2% de los votos.

En la encuesta de hace tres meses, hecha en los días posteriores al referéndum ilegal del 1-O pero antes de que se aprobara la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución, el PP ya aparecía en cabeza con un respaldo del 28% y una ventaja de 3,8 puntos respecto al PSOE.

En cuanto a la valoración de líderes, el mejor puntuado es Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, con una nota de 4,01 puntos, superando tanto a Ana Oramas como a Joan Baldoví (Compromís), que hasta ahora encabezaban la tabla.

Tras el presidente de Ciudadanos está el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con un 3,68, seguido del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que tiene una nota de 2,87, por delante del 2,54 de Pablo Iglesias.

Cerca de la mitad de los encuestados, un 47%, no tienen ninguna confianza en el presidente del Gobierno y un 31,2% declara tener poca, mientras que un 16,8% tiene bastante y solo un 3,3% manifiesta que mucha.

Del conjunto de líderes políticos, el segundo mejor valorado es el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, con 3,94, seguido de Ana Oramas, de Coalición Canarias, que tiene una calificación de 3,77.

Repunta la preocupación por la corrupción

El Barómetro de enero del CIS, realizado entre el 2 y el 14 de enero pasados, es la primera con estimación de voto desde las elecciones catalanas del 21 de diciembre

Además de la estimación de voto, el Barómetro del CIS también recoge las principales preocupaciones de los ciudadanos: la corrupción experimentó un repunte de casi 3,5 puntos en el pasado mes de enero, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en el que la independencia de Catalunya repite como quinto problema nacional, aunque con una caída de 1,8 puntos respecto al porcentaje que se anotó antes de las elecciones catalanas.

El paro sigue encabezando la lista de problemas con un punto menos que en diciembre (65,8%), mientras que en tercer lugar repite la clase política (24,3%) y el cuarto puesto es para los problemas económicos (23%).