Publicado: 24.09.2015 11:10 |Actualizado: 24.09.2015 12:34

Ciudadanos apura la campaña presentándose como la única alternativa al independentismo

Rivera y Arrimadas piden el voto útil: "O regenerar la política con C's o que Mas declare la independencia"

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
La candidata a la presidencia de la Generalitat de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante su participación oy en el desayuno informativo Tribuna Fórum Europa. EFE/Sergio Barrenechea

La candidata a la presidencia de la Generalitat de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante su participación oy en el desayuno informativo Tribuna Fórum Europa. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- "O votar a un partido limpio y regenerador como Ciudadanos o que [Artur] Mas declare la independencia". Con ese ultimátum se ha presentado este jueves Inés Arrimadas en uno de los últimos actos de campaña del 27S.

La candidata de Ciudadanos a la Presidencia de la Generalitat estuvo acompañada por el presidente de su partido, Albert Rivera, en un desayuno informativo en el que ambos se identificaron con el voto útil. Arremetiendo contra la incapacidad de PP y PSOE para poner fin al problema del soberanismo, vendieron su marca como la única que puede hacer frente a la independencia y, de paso, luchar contra la corrupción. "El 27S tenemos la oportunidad histórica de acabar con el proceso de secesión y empezar con uno de regeneración", concluyó él. "La única alternativa posible a la lista de Mas es Ciudadanos", repitió ella.



Arrimadas lamentó que tanto el PPC como el PSC "siempre hayan salido a perder las elecciones en Catalunya y hayan preferido pactar con CiU y ERC". Haciendo referencia al ridículo de Mariano Rajoy cuando no supo explicar "una cosa tan básica" como las consecuencias que tendría para los catalanes salir "de España y de Europa", o a la indefinición de los socialistas ("cada día dicen una cosa diferente sobre el modelo que quieren para España", dijo), Arrimadas espetó: " Si dependemos de ellos, aviados vamos".

"Los grandes partidos han pensado siempre más en sus partidos que en los ciudadanos y, al final, surgen problemas como que se ponga en duda que ser demócrata es defender las leyes o que uno tiene derechos pero también obligaciones", continuó su discurso. Y de los nuevos partidos como Podemos lamentó que no sepan "en qué portería debe meter los goles", en referencia a que el candidato de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, votara sí a la independencia.

"Cuando gobierne Ciudadanos nadie va a usar el nombre de Catalunya para representar a su partido y tapar sus vergüenzas"

"El PSOE no sabe ni qué país quiere, el PP no sabe ni defenderlo y Podemos en Catalunya es una gran incógnita", resumió Arrimadas, tras ser preguntada sobre posibles pactos postelectorales. Las encuestas colocan a Ciudadanos como segunda fuerza tras la lista independentista de Junts Pel Sí. Si éstos últimos no consiguen la mayoría absoluta que le ofrecen los últimos sondeos (cuestión que los naranjas creen poder solucionar si aumenta la participación), la pugna de alianzas estará servida. En cualquier caso, la candidata prefiere presentar su "proyecto de ilusión", más que pensar en necesitar apoyos de unos u otros: "No salgo a pactar, salgo a ganar", mitineó.

Y, aunque acusó a los encabezados por a quien han bautizado como [Raúl] "Romeva el breve" -en referencia a que no será él el presidente del Govern aunque gane- de no tener equipo ni programa de Gobierno, ella apenas dedicó tiempo a explicar alguna de las "800 medidas" del suyo. Arrimadas recordó el lema de campaña ("Una nueva Catalunya para todos") y aseguró que además de luchar por la unidad de su comunidad con el resto de España, Ciudadanos será un partido "limpio", que tirará de la manta, luchará contra la corrupción y acudirá a Madrid a defender los intereses y las necesidades de los catalanes: ahorro, sanidad, educación, infraestructuras...

"Cuando gobierne Ciudadanos nadie va a usar el nombre de Catalunya para representar a su partido y tapar sus vergüenzas", sentenció tras recordar "las 15 sedes embargadas" de Convergència o el famoso 3% del caso Pujol. "No preguntaremos a la gente cómo se sienten o qué identidad tienen, sino qué necesitan", concluyó, harta del "monotema que ha costado mucho dinero a los catalanes" pero más centrada de nuevo en la "unidad" que en las "reformas" que dijo que vendrán de su mano.

Rajoy, el "último presidente con mayoría absoluta"

De otro lado, estando Rivera presente en el desayuno, lo inevitable fue tocar también la política nacional. Y es que "Ciudadanos es un proyecto para España", se encargaron de recordar ambos dirigentes. Arrogándose todo el protagonismo de la debacle del bipartidismo, tanto Arrimadas como Rivera aprovecharon de paso para hacer campaña, también, de cara a las generales de diciembre.

"Rajoy será un presidente que pasará a la historia por ser el último presidente con mayoría absoluta, al menos, en muchos años", se atrevió a aventurar Arrimadas. El presidente de C's, por su parte, volvió a presentar al partido como el partido del cambio, la ilusión y la unión. "Nos jugamos una nueva etapa política y Ciudadanos es parte de la solución de España", dijo, feliz de que "el centro político por fin esté representado". 

De lo que no quiso hablar Rivera fue de la imputación del exdiputado naranja Jordi Cañas en un caso de fraude y de la que este jueves ha informado El País. La noticia cita un auto de la Audiencia de Barcelona fechado el 3 de julio pero difundido ayer en el que mantiene la imputación de quien ahora es asesor de los eurodiputados naranjas. "Es un tema personal de hace más de 10 años, antes de que existiera Ciudadanos, y  Jordi Cañas ya no tiene cargo público ni orgánico", repitió Rivera, manteniendo la línea habitual de todos los miembros de Ciudadanos que responden así cuando se les pregunta por Cañas. De lo que sí se quejó es de que se haya publicado "el penúltimo día de campaña" cuando la nota está fechada "en el mes de julio". 

Volviendo a Catalunya, tanto Rivera como Arrimadas volvieron a pedir una participación "masiva" el 27S. ¿El objetivo? "Capitalizar y concentrar el voto útil para liderar una alternativa", resumió el candidato a la Moncloa. "A mí nunca me ha gustado eso del voto útil porque toda la vida ha estado en boca del bipartidismo y siempre ha sido útil para ellos, pero Ciudadanos sí puede ser el voto útil para ganar a la lista separatista, tender puentes entre Catalunya y España y hacer las reformas que necesitamos en todo el país", concluyó ella.