Publicado: 14.02.2016 12:50 |Actualizado: 15.02.2016 15:16

Ciudadanos e IU hablan de grandes avances en las negociaciones con el PSOE para la investidura de Sánchez

En la formación naranja destacan la "voluntad genuina" de ambas partes para pactar un programa de gobierno, mientras que IU resaltan la "buena acogida" de varias de sus propuestas por parte del equipo negociador del líder socialista.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, momentos antes de la reunión que han mantenido hoy en el Congreso, dentro de la ronda de contactos que el líder socialista mantiene con dirigentes de las diferent

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, dentro de la ronda de contactos que el líder socialista mantiene con las diferentes fuerzas políticas para formar Gobierno. EFE/Javier Lizón

MADRID.- Tras el encargo que recibió Pedro Sánchez por el Rey para intentar formar gobierno, el líder del PSOE se está mostrando muy activo en sus negociaciones y tanto Ciudadanos como Izquierda Unida hablan de un rápido avance. Desde la formación naranja, tras reunirse tres veces la última semana con el equipo negociador socialista, aseguran que ambas partes tienen una "voluntad genuina" de pactar un programa de gobierno.

Por su parte, fuentes de Izquierda Unida-Unidad Popular afirman que, después de la última reunión con representantes del PSOE el pasado viernes, han encontrado "buena acogida" por parte del equipo negociador de Sánchez para llegar a un acuerdo en las líneas fundamentales que proponen: una contra los desahucios y de función social de la vivienda, con un plan de alquiler social y, en materia de empleo, la derogación de la reforma laboral.



Las negociaciones entre el PSOE y Ciudadanos de cara a la formación del próximo Gobierno avanzan muy deprisa y, pese a que las propuestas presentadas inicialmente por ambos partidos estaban formuladas de manera genérica, el acuerdo que se acabará produciendo será "exhaustivo". Tanto el PSOE como la formación de Albert Rivera son conscientes de que el tiempo apremia.

Tras el encuentro inicial entre Sánchez y Rivera, los equipos negociadores de los dos partidos se han reunido tres ocasiones: el viernes 5 de febrero, el lunes 8 y, aunque no han informado públicamente sobre ello porque ahora prefieren ser discretos, también se vieron este jueves.

La próxima cita entre los equipos de PSOE y Ciudadanos será el martes. Según fuentes del equipo de Rivera, se trabaja a fondo y de manera intensiva porque por ambas partes hay "voluntad genuina" de pactar un programa de gobierno.

Rivera ya señaló el pasado jueves la necesidad de pasar de los "documentos abiertos y amplios" presentados por Ciudadanos y el PSOE a una mayor concreción, pidiendo a sus interlocutores que precisen "cuánto cuestan las propuestas, cómo las pagan, si pretenden subir impuestos y si aceptan o no" algunas de las propuestas de C's.

Ciudadanos pide mayor concreción en las propuestas del PSOE

Desde la formación liderada por Rivera explican que no exigen al PSOE una memoria económica, pero sí una cuantificación aproximada, ya que en su documento se refieren al problema del déficit en España pero también incluyen inversiones cuya financiación habría que precisar.

Otro asunto sobre el que Ciudadanos espera una mayor concreción es la reforma de la Constitución. En el documento entregado el 5 de febrero, el PSOE propone iniciar en 2017 la redacción de un proyecto de reforma, una vez se llegue a un acuerdo sobre el "perímetro" de los cambios, entre los que incluyen la revisión de la organización territorial del Estado y el desarrollo del concepto de Estado federal, pero sin entrar en detalle.

Mientras, el partido de Rivera mantiene el diálogo abierto con el PP, con el que aún no ha definido una fecha para una primera reunión de los negociadores tras el encuentro del pasado jueves entre el líder de Ciudadanos y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

"Buena acogida" de varias propuestas de IU-UP 

El equipo negociador de Pedro Sánchez, también ha mantenido conversaciones con representantes de Izquierda Unida-Unidad Popular y han avanzado en distintos compromisos sobre emergencia social y regeneración democrática en los últimos contactos, entre ellos el mantenido el pasado viernes por la tarde en el Congreso.

En dicha reunión, la tercera de esta semana, las conversaciones se centraron en áreas que IU-UP considera "prioritarias" de cara a los problemas que más preocupan a la sociedad española. Hubo un entendimiento por ambas partes en cuestiones como los ingresos y suministros vitales básicos, como son la energía y el agua, o el impulso de un plan para combatir la pobreza infantil.

IU-UP ha explicado en un comunicado que también "encontró buena acogida a las propuestas para elaborar dos leyes específicas", una contra los desahucios y de función social de la vivienda, con un plan de alquiler social y, en materia de empleo, la derogación de la reforma laboral, la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores que amplíe las garantías laborales y el aumento gradual del salario mínimo interprofesional (SMI).

A tenor del problema del empleo, los representantes de IU-UP han declarado que pudieron comprobar "el interés mostrado por el PSOE a la propuesta de impulsar un Plan de Empleo urgente dirigido a los colectivos más afectados por el paro, los jóvenes y las mujeres, para la formación de los desempleados de larga duración, así como para la lucha contra el paro juvenil".

PSOE e Izquierda Unida destacan la necesidad de "un pacto por las libertades"

En cuanto a la regeneración democrática, las delegaciones de Izquierda Unida-Unidad Popular y del PSOE han compartido la importancia de alcanzar "un pacto por las libertades", que implique la derogación de las leyes que restringen las libertades civiles y laborales, así como la del artículo 315.3 del Código Penal sobre derecho a huelga, entre otras.

Además de este pacto por las libertades, se encontraron acuerdos en otros cuatro puntos clave: la reforma de la ley electoral, para que el Parlamento refleje mejor la pluralidad de la sociedad, con un sistema afín a 'una persona, un voto', la lucha contra el patriarcado, una ley de participación ciudadana que "cierre la brecha entre el Parlamento y la calle", y una ley anticorrupción, con una mención expresa a la financiación de los partidos políticos.

Tras esta reunión del pasado viernes, las delegaciones de ambas formaciones se han emplazado a seguir trabajando en los próximos días en el resto de cuestiones, cuyos acuerdos podrían propiciar un apoyo de IU-UP en la sesión de investidura de Pedro Sánchez.