Publicado: 26.10.2015 22:40 |Actualizado: 27.10.2015 07:00

Ciudadanos llama "gamberradas" a algunos ataques personales a Albert Rivera que se difunden por las redes 

La difusión de una foto falsa en la que hace el saludo franquista o su presunta adicción a las drogas son, para algunos, "artimañas" de sus "rivales" para desactivarle de cara al 20-D. Portavoces oficiales no creen, sin embargo, que se trate de una 'guerra sucia'.

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 10
Comentarios:
Esta imagen de Rivera en la celebración del resultado de las elecciones catalanas provocó una avalancha de acusaciones de 'cocainómano' en Twitter.

Esta imagen de Rivera en la celebración del resultado de las elecciones catalanas provocó una avalancha de acusaciones de 'cocainómano' en Twitter.

MADRID.- El partido del Ibex 35. La marca blanca del PP. La marca blanca del PSOE. Esos son algunos de los calificativos con los que siempre se ha identificado a Ciudadanos (C's). Pero en los últimos tiempos la formación está recibiendo otros "ataques", especialmente desde las redes sociales, que algunos ya consideran parte de una 'guerra sucia' para desactivarles de cara a las generales, aunque los portavoces oficiales del partido lo consideran "simples gamberradas".



La foto del presunto Albert Rivera haciendo el saludo franquista es, en realidad, de Juan Parejo.

El punto de mira habitual de esos nuevos ataques suele ser con frecuencia la cara más visible de la formación. Su presidente, Albert Rivera, es el más afectado, sobre todo, por la crítica personal y no sólo política. Una cuestión que para algunos naranjas forma parte de las consecuencias "normales" de haberse convertido en un personaje público, aunque para otros son "artimañas" que sus rivales utilizan como parte de la campaña electoral del 20-D.

Se trata, por ejemplo, de la foto en la que aparece un joven líder de C's haciendo el saludo franquista o, más recientemente, de las imágenes en las que se le muestra con gestos extraños producidos, presuntamente, por el consumo de drogas.  

En el primer caso, según han desmentido varios medios en numerosas ocasiones, el chico de la imagen es, en realidad, Juan Parejo, del PP extremeño, quien incluso reconoció que la foto se debía a "pecados de juventud". En el segundo, los 'Ciudadanos' no se han molestado ni en desmentir la supuesta afición de Rivera por la cocaína. Algunos, simplemente sueltan una sonora carcajada cuando se les pregunta por ello en el ámbito privado. Otros lo consideran "parte de la vida de Twitter" sin más. Y otros, "cosas sin sentido con las que intentan desprestigiarle aunque no lo consigan".

Para los partidarios de esta última opción, "ataques como ésos son un intento para desprestigiar a Rivera que salen de los partidos rivales y que irán in crescendo a medida que consiga mejores resultados en las encuestas de cara al 20-D", opina un miembro de la cúpula de C's. "Lo demuestran los hechos: especialmente después de nuestro resultado en las catalanas las redes están echando humo", añade. Y así fue, sobre todo después de una de las entrevistas televisivas de Rivera en la noche del 27-S en las que sus gestos fueron considerados en las redes como un efecto de la cocaína o, para los más benévolos, como mínimo del alcohol. 

Búsqueda en la herramienta 'Google Trends', que muestra las tendencias en el buscador más popular de Internet. El pico de la gráfica muestra cómo después de las elecciones catalanas el rumor de que Albert Rivera consumía cocaína se popularizó.

Búsqueda en la herramienta 'Google Trends', que muestra las tendencias en el buscador más popular de Internet. El pico de la gráfica muestra cómo después de las elecciones catalanas el rumor de que Albert Rivera consumía cocaína se popularizó.


No obstante, la misma fuente considera que ese tipo de campañas tiene una "respuesta nula" entre los votantes. "La gente lo ve tan irreal que no se lo cree y así lo demuestran nuestros resultados en las elecciones, por eso nosotros no vamos a entrar a desmentir esas cosas sin sentido; nuestra campaña será propositiva, como siempre, centrada en el cambio que queremos para España y no en el 'y tú más'".  De hecho, tampoco en las redes le faltan a Rivera defensores que desmientan tales acusaciones. 

En cualquier caso, la versión oficial del partido es que no se trata de una 'guerra sucia' promovida por PP y PSOE  sino de "ocurrencias" y "gamberradas" de usuarios de Twitter que no tienen fuerza suficiente para "erosionar" la imagen de Ciudadanos. Ni de la Albert Rivera. Así lo cree el vicesecretario general de la formación, José Manuel Villegas, que resta importancia a estos hechos tildándolos como "parte de la vida de las redes sociales". 

"A día de hoy las críticas que nos hacen PP y PSOE están dentro de los límites normales de la confrontación política lógica", asume Villegas. "Y esperamos que así siga siendo, que el debate electoral sea serio, que se base en ideas y no en ataques personales", agrega, advirtiendo de que si llegan a detectar una campaña de este tipo salida de las filas del bipartidismo lo denunciarán. En cualquier caso, es algo que considera improbable: "Por nuestra parte seguiremos con nuestra campaña de propuestas para España y creo que con eso damos suficiente margen a nuestros rivales para oponerse a nuestro programa y no para recurrir a cosas como esas". 

Villegas: "No podemos volvernos locos cada vez que alguien nos insulta"

Villegas recuerda que cuando han detectado signos "preocupantes" de algo similar, actuaron para desactivarlo. Se refiere al famoso vídeo titulado 'Desmontando a Ciudadanos' -del que se han hecho réplicas que también se han viralizado- que, para el diputado naranja, estaba montado "con medias verdades y mentiras reiteradas". "Ahí estaba Podemos detrás, sus simpatizantes y otros robots que contribuyeron a difundirlo y ahí sí tuvimos que salir a hacer un desmentido", relata.


"Intentamos monitorizar las redes y cuando algún fenómeno de este tipo puede convertirse en un problema, actuamos. Si se trata de amenazas, las llevamos al juzgado. Pero no podemos volvernos locos cada vez que alguien nos insulta o hace una gamberrada de este tipo", explica Villegas, que considera estos hechos "tan burdos" que cree que a los votantes también les resultan "irreales".

De hecho, ve legítimo usar las redes para desactivar al contrario ("Nosotros también lanzamos alguna pidiendo 'jubilar' a [Mariano]  Rajoy", recuerda) y diferencia la asociación de Rivera con Franco y la coca de otros ataques recibidos a través de las redes como el lanzado por el PP de Madrid en pleno rifirrafe entre Cristina Cifuentes e Ignacio Aguado. "Eso es parte de la batalla política; lo otro son gamberradas de particulares que no creo que vayan a erosionar la imagen de nuestro partido, por eso ni nos molestamos en rebatirlo", agrega. 

¿Ex-'Ciudadanos' cabreados?

En lo que sí coinciden las dos versiones que existen dentro de Ciudadanos (los que sí ven "guerra sucia" política en esos tuits y los que no) es en el desestimar que esas cuestiones salgan de cuentas asociadas a exmiembros del partido.

En Twitter existen numerosas cuentas 'fake' de Ciudadanos que, lejos de hacerle la campaña (como sí hace la cuenta oficial del partido) se dedican a publicitar cada noticia crítica con el partido. Algunas de ellas pertenecen a expulsados de C's o a antiguos militantes que rompieron su relación con el partido tras algún desencanto:

Pero ni unos ni otros creen que este tipo de 'campañas' centradas en ataques personales hayan sido impulsadas por ellos. "Son ocurrencias de particulares, no creo que de exmilitantes, aunque tampoco lo hemos analizado porque no le hemos dado mayor importancia de la que tiene", insiste Villegas. Para su compañero de partido, también miembro de la cúpula, en cambio, "puede que los exmilitantes contribuyan algo, pero eso sale de los partidos rivales que compiten con nosotros", concluye.