Público
Público

Análisis Ciudadanos, en plena ofensiva para desgastar al PP

A la espera de movimientos de los conservadores, el resto de partidos han dedicado la semana a reforzar sus posiciones sobre el relevo presidencial: Cs ha rechazado las conversaciones que Podemos y PSOE le han ofrecido y mantiene que apoyará una investidura de un "candidato limpio" del PP.

Publicidad
Media: 3.31
Votos: 13

Los dirigentes populares Fernando Martínez-Maillo (i), vicesecretario de Organización del PP, y Pablo Casado (d), vicesecretario de Comunicación, asisten como invitados a la IV Asamblea General de Ciudadanos que se celebra en el Teatro Nuevo Coslada, en Coslada (Madrid). EFE/Zipi

La semana acaba igual que empezó: con el vacío de poder en la presidencia de la Comunidad de Madrid y una guerra de desgaste abierta entre todos los partidos regionales. Mariano Rajoy no ha puesto ningún nombre sobre la mesa para liderar a los conservadores madrileños, mientras que las encuestas vaticinan su caída y la fuga de votantes hacia Ciudadanos.

A la espera de movimientos de la dirección del PP, los portavoces del resto de partidos han dedicado la semana a reforzar sus posiciones sobre el relevo presidencial. Ciudadanos se ha enrocado: ha rechazado todas las conversaciones que Podemos y PSOE le han ofrecido y mantiene que apoyará una investidura del PP siempre que propongan como presidente a un "candidato limpio"

Con esto, el plan de Ciudadanos se mantiene: dejar que la marca 'PP de Madrid' caiga por sí sola. El objetivo es que los conservadores, muy debilitados ya por la corrupción y el fraude, se quemen todo lo que se pueda de cara a los próximos comicios. Aumentando así las posibilidades de Ciudadanos para ganar en las elecciones de la primavera de 2019. 

Hasta la polémica con Cristina Cifuente, Madrid era el máximo exponente del entendimiento entre ambas formaciones. Pero el máster fraudulento de la expresidenta ha arrasado también con esto y Madrid se ha convertido en un campo de batalla electoral. Por ello, no dudan en diferenciarse del PP utilizando el discurso de la "regeneración democrática". Igual que se apuntaron el tanto de las dimisiones de Rita Barberá o del alcalde de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ahora se han apuntado haber conseguido la dimisión de Cristina Cifuentes.

La estrategia de Cs pasa por ser una "oposición seria y responsable", pero manteniendo al PP en el gobierno regional

Con esto se termina de trazar la estrategia de los naranjas que pasa "por seguir haciendo una oposición seria y responsable". Sin embargo, es una oposición que lanza duras críticas hacia el PP pero que lo mantiene en el gobierno regional. Contando con otro tanto a su favor y es que, a tan sólo un año de las elecciones, al PP le queda poco margen para hacer "grandes reformas" ni un "proyecto distinto" con el que puedan mejorar su imagen.

En este línea, este viernes desde Ciudadanos han reprobado a los conservadores por la tardanza en ofrecer la alternativa a la presidencia: "Entendemos que para el PP no parece prioritario que haya un presidente en la Comunidad de Madrid", ha afirmado Ignacio Aguado, señalando las "luchas internas" del partido en el que compiten por uno u otro candidato a la presidencia. Y ha insistido en el que el pacto al que llegaron ambas formaciones en 2015 está roto y que, a partir de ahora, votarán "ley por ley".

Defenderán así una nueva investidura. Pero sin un nuevo pacto gozarán de más libertad para hacer y deshacer a su antojo, continuar trabajando en su estrategia de desgaste con los conservadores y ganar al electorado de la centro derecha. Aguado ya lo ha afirmado: su partido no quiere "echar al PP en los despachos", sino "ganarles en las urnas de 2019", sentenciando que "la gente no quiere ver en la Comunidad de Madrid a los viejos partidos ni a los populistas gobernando". 

Como demuestran, la carrera hacia las urnas de 2019 ya ha comenzado.