Publicado: 01.12.2016 00:21 |Actualizado: 01.12.2016 07:00

Ciudadanos quiere prohibir un tributo a La Polla, Kortatu y Eskorbuto

Los ediles de la formación naranja en Santander sostienen que el espectáculo “bordea la apología del terrorismo” debido a las letras de los grupos homenajeados. “Estamos en 2016, no en 1984”, responden los promotores del concierto, titulado “Esto no es Rock Radical Vasco”.

Publicidad
Media: 3.55
Votos: 20
Comentarios:
Imagen de un concierto de Chicos Acelerados en una edición anterior del espectáculo que critica Ciudadanos. JON ANDER URRESTI

Imagen de un concierto de Chicos Acelerados en una edición anterior del espectáculo que critica Ciudadanos. JON ANDER URRESTI

@danialri

BILBAO.- “Somos los nietos de los obreros que no pudisteis matar. Somos los nietos de los que perdieron la Guerra Civil”. Esta frase corresponde a No somos nada, una de las canciones más emblemáticas del Punk Rock de los años 80 en Euskadi. La interpretaba La Polla Récords, aquel irreverente grupo que logró atraer a una auténtica legión de seguidores en todo el Estado. Tres décadas después, Ciudadanos quiere prohibir que este himno del rock más contestatario suene el próximo sábado en Santander. Siguiendo la teoría del “Todo es ETA”, sus ediles en la capital cántabra consideran que el espectáculo “Esto no es Rock Radical Vasco” podría ser un acto de apología del terrorismo. ¿Pruebas? La supuesta afinidad de los homenajeados con Herri Batasuna y el contenido de sus letras.

“Estamos en 2016, no en 1984”, reflexiona Miguel Daniele, encargado de Vitamin Producciones, la responsable del espectáculo. Durante las tres horas de concierto —o “documental en vivo”, como prefiere denominarlo su creador—, La Txirla Records, Los Demenciales Chicos Acelerados y Aizu ofrecen versiones de La Polla Récords, Kortatu y Eskorbuto, tres grupos de renombre internacional que alcanzaron la fama gracias a sus canciones punzantes y directas.

“Ya hemos estado en nueve ciudades, y nunca hemos tenido ni el más mínimo problema”, relató Daniele a Público. Sin embargo, en Santander han topado con los dos concejales de Ciudadanos, Cora Vileva y David González. Los representantes del partido de Albert Rivera han puesto el grito en el cielo por la llegada de este show a Escenario Santander —una sala de titularidad municipal gestionada por una empresa privada—, ya que consideran que “algunas letras de sus canciones son cercanas a Herri Batasuna y bordean la apología del terrorismo”.


“Esto no es un espectáculo proetarra ni mucho menos: es un show que está dentro de la legalidad”, dice el responsable de la empresa que gestiona la sala de conciertos

A través de un comunicado, la formación naranja —que en las elecciones municipales de 2015 quedó en cuarto lugar con un 8,34% de votos— sostiene que “el nombre del Kortatu proviene de Korta, apodo de Manuel Garmendia Zubiarrain, un mugalari de ETA muerto a manos de la Guardia Civil”, mientras que una de sus canciones “está dedicada a la fuga de la cárcel del escritor y preso de ETA Joseba Sarrionandia”. Se trata de “Sarri, Sarri”, compuesta y escrita en 1985.

Los concejales de Ciudadanos también repasaron las portadas de los discos de Kortatu, el grupo que lideró Fermin Muguruza. Tras analizar su discografía, Vileva y González sostienen que en uno de sus vinilos “aparece una mujer con el puño levantado delante de una ikurriña con un crespón negro”. “En el encarte —prosigue— detalla que era la madre de Pakito Arriaran, un militante de ETA que resultó muerto al luchar con la guerrilla del FMLN en El Salvador”.

Asimismo, los concejales naranjas sostienen que “Herri Batasuna organizó conciertos en los que cantaron algunos de estos grupos bajo el lema Alegría y combate”. Por ello, mostraron su oposición a que “se utilicen espacios municipales para este tipo de homenajes”. “Ciudadanos no está de acuerdo en el uso de espacios públicos municipales para cualquier tipo de acto, cuyo contenido o mensajes bordeen el enaltecimiento del terrorismo”, rematan Vileva y González.



“Las ventas se han acelerado”

En las últimas horas, Público trató de obtener una respuesta del Ayuntamiento de Santander, gobernado en minoría por el PP. Sin embargo, el consistorio prefirió ceder la palabra al encargado de la empresa privada que gestiona la sala de conciertos, Javier Palacios. “Esto no es un espectáculo proetarra ni mucho menos: se trata de un show que está dentro de la legalidad”, manifestó este último. Aún sin salir de su asombro, aseguró que la campaña lanzada por Ciudadanos ha conseguido el efecto contrario al deseado por sus autores: “las ventas se han acelerado y las visitas al apartado de este espectáculo en la página web se han multiplicado por cinco”.

En ese contexto, el promotor del evento también se mostraba sorprendido ante este “intento de censura”. “No tiene ningún sentido que digan esto ahora, sobre todo cuando no conocen el objetivo del proyecto”, sostuvo Miguel Daniele, quien ya prepara la gira del año próximo. De momento hay cuatro ciudades apuntadas para recibirles en 2017. Madrid es una de ellas.