Público
Público

Ciudadanos La realidad del 'liderazgo' de Cs: sólo una de sus leyes ha sido aprobada en el Congreso

Ciudadanos se ha colgado durante estos meses varias medallas. Sin embargo, sólo la Ley de Autónomos se ha aprobado en la Cámara Baja, sin haber tenido un papel prioritario en el resto de iniciativas que afirman haber protagonizado. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6

Albert Rivera durante el acto de presentación de 'España Ciudadana' en Málaga / Ciudadanos

Este martes se ha rechazado otra de las medidas estrella de Ciudadanos en el pleno del Congreso: la reforma laboral que proponía establecer un contrato único y el despido procedente por amortización de trabajo. Otra que se suma a la ristra de iniciativas que el partido no ha podido concretar: sólo una de las Propuestas de Ley del partido naranja de ha aprobado hasta ahora, la Ley de autónomos.

Fue en noviembre de 2016 cuando se colgó con ella su primera medalla. La primera normativa defendida por Ciudadanos en la tribuna del Congreso, y que salió adelante con la unanimidad de la Cámara Baja. Una norma que Albert Rivera afirmó que era una de las banderas del partido y que se consiguió nada más comenzar la legislatura. Sin embargo, fue la primera y la única.

Si bien la pinza en el Congreso entre el PP y Ciudadanos podía haber dado cabida a más iniciativas durante estos años de legislatura, la realidad es que de las Proposiciones de Ley que han sido aceptadas a trámite, una ha sido retirada: la Ley de Segunda Oportunidad, dos rechazadas: la Ley para la creación de una Agencia Independiente que asuma las funciones de la Alta Inspección Educativa, la Agencia de la Alta Inspección Educativa y la Ley de modificación de la Ley 50/1981, de 30 de diciembre, por la que se regula el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal., y otras dos han decaído: la Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo y la modificación del régimen de tasas judiciales y la exención a ciertas entidades. 

La realidad de las iniciativas que Cs afirma haber liderado es que no han tenido un papel protagonista

Los motivos para que esto haya sido así pueden ser muchos: desde el incumplimiento del PP sobre las reformas acordadas en el pacto de investidura entre ambas formaciones a las limitaciones por el cupo que tiene el partido sobre las  propuestas que pueden llevar a la Cámara Baja. De hecho, varias leyes que están a la espera de respuesta como la Ley de Conciliación, Igualad y Apoyo a las Familias, presentada la semana pasada, o la reguladora del derecho a la gestación por subrogación.

Sin embargo, esto no quita que la realidad del liderazgo de Ciudadanos sobre los cambios que ha vivido el país durante la actual legislatura sean muy limitados. Algo que, por otra parte, no ha sido un impedimento para que Ciudadanos se ponga medallas por otras iniciativas que no han sido impulsadas por ellos mismos: en la mayoría han trabajado con el resto de grupos parlamentarios.
Colaborando, pero no liderando.

Las 'adjudicaciones' de Ciudadanos

Desde el pasado 8M, la palabra 'liderar' se convirtió en polémica para el partido. Pero Ciudadanos no ha renunciado a ella, manteniendo este término utilizado para apropiarse de varias iniciativas. Esto fue lo que pasó, sin irse más lejos, la semana pasada con el informe del Estatuto del Artista. Rivera decidió felicitar a los diputados que han trabajado en la subcomisión creada para elaborarlo, Marta Rivera y Felisuco. Aunque la alusión pasó a darles la "enhorabuena" por haber "liderado" este proceso. Una afirmación que fue rápidamente desmontada ya que la propuesta de la creación de la subcomisión con el objetivo de elaborar entre todos los partidos este Estatuto fue del grupo confederal de Unidos Podemos en octubre de 2016. 

Cs y PP tuvieron una pugna durante días por ponerse la medalla de las medidas sociales de los PGE

Otra de las polémicas fue la aprobación de los Presupuestos Generales de 2018. Estando su desbloqueo en manos del PNV, Ciudadanos y PP protagonizaron varios días de pugna por ponerse la medalla de las medidas sociales acordadas en las cuentas generales. Rivera aseguró que su formación había "logrado un incremento por encima del IPC para las pensiones medias y bajas". Ante lo que el exministro Cristóbal Montoro sentenció que eran medidas propias del Gobierno y que la "aportación" del partido naranja se limitó "al apoyo al PP".

Aunque aún más criticada fue la toma en consideración de la proposición de Ley Integral de Lucha contra la Corrupción y Protección de los Denunciantes que presentó Ciudadanos y que está ahora mismo en manos de la Comisión Constitucional. El resto de grupos parlamentarios reprocharon que la impulsaran solitario para "colgarse una medalla" y "chupar cámara" en lugar de trabajar en una iniciativa conjunta. En el Congreso, los partidos estaban trabajando en subcomisiones para sacar una propuesta de consenso, con un anteproyecto que impulsó la Plataforma por la Honestidad con el consenso de todos los partidos excepto del PP.

Del 8-M a la dimisión de Rajoy

Aunque tampoco ha colaborado en todas. El caso más polémico fue el protagonizado por Albert Rivera ante el Día de la Mujer Trabajadora y la Huelga Feminista del 8 de marzo. El desborde de la convocatoria llevó a que el PP y Ciudadanos suavizaran sus posturas: el partido naranja pasó de rechazarla a suavizar tonos y llevarla a su propio terreno, celebrando el éxito de la jornada

Lo mismo ocurrió con la salida de Mariano Rajoy del Gobierno. Luis Garicano, el responsable del área de Economía y Empleo de Ciudadanos, aseguró que el nuevo Gobierno es "parte del cambio" que Ciudadanos quería traer. El grupo del partido naranja fue el único que votó en contra de la moción de censura y hasta el último momento pidieron al expresidente que dimitiera para que la moción cayera.

Parecido fue lo que ocurrió con la dimisión de Cifuentes. Ignacio Aguado aseguró ante eL resto de partidos durante la investidura de Ángel Garrido: "No se fue por ustedes, se fue por nosotros", a pesar de no haber apoyado la moción de censura del PSOE que amenazaba al PP en la Comunidad de Madrid.