Publicado: 24.09.2015 21:36 |Actualizado: 25.09.2015 10:29

Colau defiende a su número dos tras recibir insultos racistas y lanza en Twitter el hashtag #OrgullPisarello

La red se incendia contra Pisarello por intentar evitar que la bandera española ondeara junto a la catalana. #PisalleroDimisión es tendencia en España. Alfred Bosch, que colocó la estelada en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona, se disculpa: "No estuve acertado".

Publicidad
Media: 3.21
Votos: 19
Comentarios:
Momento en el que Alberto Fernández Díaz, del PP,  intenta sacar la bandera española en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona. / EFE

Momento en el que Alberto Fernández Díaz, del PP, intenta sacar la bandera española en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona. / EFE

MADRID.- La 'guerra de banderas' que los distintos concejales del Ayuntamiento de Barcelona han protagonizado en la mañana del jueves ya tiene su cabeza de turco. El teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, se ha convertido en el centro de las críticas de la extrema derecha en la red social Twitter, donde la etiqueta #PisarelloDimisión se ha hecho Trending Topic.

Para los internautas xenófobos, la procedencia argentina del número dos de Ada Colau ha sido un jugoso argumento para justificar infinidad de insultos racistas después de que intentara impedir que se colocara la bandera española en el balcón del consistorio, una vez que el concejal de ERC, Alfred Bosch, había desplegado un estelada, la bandera independentista catalana.

Este viernes por la mañana, el edil republicano se ha disculpado por haber desencadenado "una serie de reacciones que han acabado creando un considerable revuelo" y se ha definido como "el único responsable de los hechos". "Me sabe mal todo lo que ha pasado, y habiendo reflexionado sobre mi acto, debo reconocer que no estuve acertado. Seguro que no era el momento ni era el gesto que hacía falta", ha declarado en un comunicado.

En la nota, Bosch añade que presenta sus "más sinceras disculpas a todos los que se hayan podido sentir heridos u ofendidos, los que hayan encontrado el hecho poco oportuno y, sobre todo, a los miles de personas que hace días que trabajan en el objetivo más noble que nos hemos marcado como pueblo, y que ahora hayan podido sentirse perjudicados". "Quiero a Barcelona y quiero a Catalunya. Nada más lejos de mi ánimo que hacer daño a mi ciudad o a mi país, y mucho menos a ninguna persona sea de donde sea, venga de donde venga, piense lo que piense", ha concluido.

Ante las críticas en Twitter contra su número dos, Ada Colau ha salido en defensa de Pisarello también en la red social:

"Frente el racismo, #orgullPisarello Gracias, amigo y compañero, contigo seguiremos construyendo una Barcelona más libre y democrática", ha dicho la alcaldesa.



Pisarello, hijo de un abogado secuestrado y asesinado tras el golpe de Estado en Argentina de 1976, llegó a Barcelona en 2001 para ser profesor de Derecho Constitucional. Tras la escena de esta mañana, que no ha gustado ni siquiera a la propia Colau, Twitter se ha llenado de insultos contra el teniente de alcalde.