Publicado: 04.09.2015 22:11 |Actualizado: 05.09.2015 14:52

Ada Colau: "Los Estados de Europa no han estado a la altura, aquí están las ciudades para tomar la alternativa"

El encuentro municipalista 'Ciudades por el Bien Común' reúne a miles de personas en Barcelona y muestra la voluntad de articular una red para trabajar conjuntamente. El derecho a la vivienda, la acogida a los refugiados o el apoyo al derecho a la autodeterminación han sido algunos de los principales temas de un acto en el que los alcaldes y alcaldesas han defendido la soberanía de las instituciones locales

Publicidad
Media: 4.55
Votos: 11
Comentarios:
La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater; el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi"; el de Pamplona, Joseba Asiron; el de A Coruña, Xulio Ferreiro; y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante el acto de los alcaldes de las 'Ciudades por el bien

La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater; el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi"; el de Pamplona, Joseba Asiron; el de A Coruña, Xulio Ferreiro; y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante el acto de los alcaldes de las 'Ciudades por el bien común'. - EFE

BARCELONA.- Lleno a rebosar.  La convocatoria de los alcaldes de las 'Ciudades por el bien común' en Barcelona ha sido todo un éxito, con el centro deportivo de la antigua estación del norte, utilizado para la ocasión, hasta la bandera., con alrededor de 2.500 personas.

Con un discurso emotivo, el primer teniente de alcalde de la capital de Catalunya, Gerardo Pisarello, ha dado la bienvenida a sus colegas de Madrid, Badalona, Zaragoza, A Coruña, Santiago de Compostela, Iruña y Cádiz y se ha referido a cada uno de sus pueblos.

Hasta 2.500 personas han abarrotado el centro deportivo utilizado para el acto de los alcaldes de las 'Ciudades por el bien común'

Manuela Carmena, Martiño Noriega, Pedro Santisteve, Dolors Sabaté, José Maria González, Kichi, Xulio Ferreiro, Joseba Asirón y Ada Colau han reivindicado la nueva forma de gobernar en muchos municipios. En el acto se ha escuchado con normalidad intervenciones en catalán, castellano, gallego e incluso algunas palabras de varios alcaldes en vasco.

Pisarello ha insistido una vez más en que los barrios de Barcelona no serían lo que son sin las personas que vinieron y vienen de fuera. En clave estatal, el edil ha subrayado que “estas son las ciudades de los pueblos que tenemos el derecho a decidir, que ya estamos decidiendo y que lo haremos a pesar de las amenazas”. El derecho a poder decidir sobre todas las cosas ha sido uno de las cuestiones importantes de un encuentro en el que también se ha puesto un énfasis importante en la acogida de los refugiados, así como en la importancia de poner las personas en el centro de las políticas de los nuevos ayuntamientos y en la colaboración entre éstos para lograr sus objetivos.​



Si Pisarello ha sido el encargado de abrir el acto público de las Ciudades por el Bien Común, Ada Colau ha sido la encargada de cerrar un encuentro que tendrá continuidad el sábado con unas jornadas de trabajo. La alcaldesa de Barcelona, que jugaba en casa y se ha llevado la mayor de las muchas ovaciones de la jornada, ha declarado que los alcaldes y alcadesas reunidos representan “candidaturas que tienen en común la defensa del bien común y son candidaturas de la gente, para que la ciudadanía sea la que mande de una vez”. Colau ha aprovechado el encuentro municipalista para atacar con dureza el gobierno estatal de Mariano Rajoy y ha afirmado que su ejecutivo “centralista y autoritario” intenta “ahogar el derecho al autogobierno de gallegos, vascos y catalanes” al mismo tiempo que intenta “cortar la soberanía de las ciudades”. “Pero le demostraremos que no lo conseguirá y que el cambio está aquí y es imparable”, ha afirmado.

Colau: “Frente a los que instalan muros y construyen vallas y concertinas, nosotros tenemos un mensaje: refugiados, sed bienvenidos

La primera edil de la capital catalana ha asegurado que el “trabajo siempre te da resultado” para reivindicar los logros conseguidos por los nuevos gobiernos locales, que en una opinión reiterada por todos los ponentes han puesto las personas en el centro de sus políticas. Colau también ha hecho un llamamiento a la necesidad de mantener permanentemente una ciudadanía movilizada y ha afirmado que “no debemos caer nunca más en el error de que podemos delegar. Ya hemos visto que esto no funcionaba”. La líder de Barcelona en Comú también se ha referido a la corrupción, para assegurar que “los ayuntamiento nunca volverán a ser mecanismos de transferencias de rentas a las constructoras del 3%, ni de pago a los lobbies”.

Para Colau, como “los Estados de Europa no han estado a la altura, aquí estamos las ciudades para tomar la alternativa”. En este sentido, la alcaldesa ha querido alabar el papel de la ciudadanía, que ha articulado redes de solidaridad en los barrios, ha paralizado desahucios y ha organizado comedores sociales. “Nuestra obligación es estar a la altura de esta ciudadanía”, ha añadido una Colau que también se ha referido a su iniciativa de articular una red de ciudades refugios para los refugiados.

La alcaldesa de Barcelona ha lamentado que se les califique como "buenistas e ingenuos", cuando reclaman medidas para atender a víctimas de tragedias como las del èxodo de refugiados" y ha lanzado una dura acusación contra quienes les descalifican: "No quieren acabar con la pobreza, quieren acabar con los pobres". “Frente a los que instalan muros y construyen vallas y concertinas, nosotros tenemos un mensaje: refugiados, sed bienvenidos. Nuestra casa es vuestra cosa si es que hay casa de alguien”, ha concluido.

Carmena defiende el derecho a la vivienda

Manuela Carmena durante su intervención en el acto de Barcelona. - EFE

Manuela Carmena, que se ha declarado enamorada desde siempre de Barcelona, ha elogiado la iniciativa de su ayuntamiento de ofrecerse como ciudad de acogida internacional, inmediatamente recogida por Madrid. La alcaldesa madrileña ha reivindicado un cambio en la cultura de la función pública. "Se ha menospreciado a la administración", "a los antiguos regidores municipales no les importaba la gente", ha dicho, para asegurar a continuación que "no hay nada más hermoso que trabajar en lo público para el público".Carmena ha recogido los aplausos más sonoros cuando ha explicado lo conseguido en materia de vivienda, con la paralización de los desahucios. "El derecho a la vivienda es sagrado. El ser humano necesita vivienda", ha recordado.

Martiño Noriega, alcalde republicano de Santiago de Compostela, que ha intervenido indistintamente en lenguas catalana, gallega y castellana, ha apostado en favor de que el encuentro de este fin de semana sea "el inicio de un tiempo nuevo".

Noriega, alcalde de Santiago de Compostela: "Somos la respuesta a una situación de emergencia social" 

"Somos la respuesta a una situación de emergencia social", ha dicho de lo que según él ha de ser "una red de ciudades rebeldes" que ha de trabajar conjuntamente “para cambiarlo todo”. Noriega se ha llevado una fuerte ovación cuando ha saludado a los “gallegos que viven en Catalunya y ayudan a construirla día a día”.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha hablado de antiguos gestores de ayuntamientos faltos de "cultura democrática", que ahora acusan a los nuevos gobiernos municipales de no haber hecho nada en el tiempo que llevan trabajando"."Nada han pensado en 30 años y ahora pretenden que en tres meses solucionemos problemas" de infraestructuras, aguas, servicios. Según él, estos antiguos gestores “nos siguen tratando como enemigos a eliminar". Santisteve ha apostado por cumplir la legalidad, pero aquella que pase por “los derechos humanos, la justicia social y la pluralidad”.

"Hemos venido para quedarnos"

Seguramente la intervención más poética ha correspondido al alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, que ha articulado un discurso basado en la necesidad de hacer política desde el sur, "porque hace falta sur, porque ellos han perdido el norte". A la política, ha dicho, "le hace falta sur, porque mientras el norte construye muros y alambradas, el sur tiende puentes".

'Kichi': "Cuando la tristeza es un mandato oficial, la alegría es una hermosa forma de desobedecer" 

Kichi también ha asegurado que en Cádiz “hemos puesto fin a la impunidad”, una idea compartida por sus compañeros de escenario y además ha defendido la necesidad de crear una red de ciudades “que comparta experiencias y retos, porque juntos somos imparables”. "Se necesita el faro del sur para acabar con el oscurantismo" ha añadido y ha cerrado su intervención con una elocuente frase: "Cuando la tristeza es un mandato oficial, la alegría es una hermosa forma de desobedecer".

El alcalde de A Coruña Xulio Ferreiro ha recordado que el 13 de junio, el día de constitución de los nuevos consistorios, “la plaza entró en el palacio” y ha expuesto que “nos emocionamos cada vez que cumplimos nuestra palabra, como cuando bajamos nuestros sueldos, suprimimos subvenciones públicas a las corridas de toros o ponemos una enorme bandera arcoiris en la fachada de un ayuntamiento que está orgulloso de ser rebelde”. Para Ferreiro la mayor emoción es “cuando alguien nos para en la calle para decirnos que no estamos solos, que fuera hay marea”.

Asirón: "La libertad de Catalunya es la libertad de Euskal Herria y de todos los pueblos que están aquí representados”

Los alcaldes de Pamplona, Joseba Asirón, y Badalona, Dolors Sabater, han sido los que -junto a Colau y Pisarello- han puesto más énfasis en el derecho a decidir. Asirón ha deseado “muchísima suerte a los catalanes para el escenario ilusionante que se os acerca más allá del 27-S” y ha afirmado “que la libertad de Catalunya es la libertad de Euskal Herria y de todos los pueblos que están aquí representados”.

El alcalde de Pamplona ha recordado que su llegada al ayuntamiento supuso mirar a la plaza y poder decir “esto es vuestro” y que el cambio en su ciudad fue posible gracias al acuerdo entre cuatro formaciones distintas. “Una gran lección del cambio es del trabajo entre diferentes”, ha añadido. Asirón ha incidido en la importancia de dar continuar a sus proyectos para poder desarrollar su potencial transformador: "Hemos venido para quedarnos y para que sea un cambio profundo y duradero no nos bastan cuatro años. En cuatro años sólo vamos a rascar la pintura".

Reunión de los alcaldes del 'Sí se puede' en Barcelona, este viernes. PÚBLICO

Reunión de los alcaldes del 'Sí se puede' en Barcelona, este viernes. PÚBLICO

Finalmente, Dolors Sabater ha comentado de inicio que en Badalona se ha hecho “lo que parecía imposible” que era “derrotar democráticamente al totalitarismo y a la intolerancia, al PP de Xavier García-Albiol”, momento en que el público ha estallado en gritos de “¡sí se puede!”. Sabater ha reivindicado el derecho a poderlo decidir todo, también “que relación queremos tener con el Estado, si queremos la independencia, si queremos federalismo”.

Sabater: “El Mediterráneo nos enseña hoy la parte más cruda de la quiebra del mundo económico-políticco”

Para la alcaldesa y líder de Guanyem Badalona en Comú “no podemos eludir el debate sobre el derecho a la autodeterminación de los pueblos” y ha añadido que “desde la radicalidad democrática debemos de estar convencidos que este derecho existe y hemos de trabajar para empoderar a la sociedad para que pueda opinar y decidir sabiendo de lo que está hablando”.

Sabater ha apostado por una revolución desde abajo y ha afirmado que “los cambios son posibles y los haremos posibles porque sólo depende de la voluntad”. Finalmente, la alcaldesa de la tercera ciudad más poblada de Catalunya se ha referido a los refugiados para afirmar que “el Mediterráneo nos enseña hoy la parte más cruda de la quiebra del mundo económico-políticco”. Según ella, la crisis de los refugiados “es una consecuencia de un sistema que hemos de cambiar” y ha apuntado, como Colau luego, que “mientras Europa no está respondiendo, somos las ciudades y los ciudadanos los primeros que nos ponemos a responder y empujamos para que las instituciones hagan lo que deben hacer”. Justamente, minutos antes del inicio del acto, cientos de personas se han congregado en frente del recinto deportivo para encender velas en solidaridad con los refugiados.