Publicado: 26.10.2015 12:27 |Actualizado: 26.10.2015 15:54

Colau insta al banco malo a cumplir
la ley y ceder 400 pisos vacíos

El Ayuntamiento de Barcelona emplaza a la Sareb a acatar la cesión obligatoria de pisos vacíos que prevé la Ley de Emergencia Habitacional y de Pobreza Energética. Se trata de la entidad que acumula más pisos vacíos en la ciudad (562) 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE/Alejandro García

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE/Alejandro García

BARCELONA.- La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado este lunes que el Ayuntamiento requerirá la próxima semana a la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), o banco malo, la cesión obligatoria de pisos vacíos que prevé la Ley de Emergencia Habitacional y de Pobreza Energética, ya que es la entidad que acumula más pisos vacíos en la ciudad (562) y "no está siendo razonable" en la negociación de los convenios.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha señalado en rueda de prensa junto a Colau que la semana pasada el Gobierno municipal se reunió con operadores jurídicos para plantear un nuevo convenio sobre desahucios y lanzamientos, ya que el actual avisa de que se van a producir con poco margen para intervenir.



Además, el Ayuntamiento se reunirá la próxima semana con empresas suministradoras de electricidad para elaborar un nuevo convenio que contemple la corresponsabilidad de las compañías, mientras que el actual prevé que éstas avisen al consistorio de los casos de pobreza energética y éste se pueda hacer cargo de las facturas para evitar cortes de suministro.

"El mensaje que queremos hacer llegar a la Sareb es que queremos acuerdos por las buenas, pero si no se puede por las buenas lo haremos por la ley", ha señalado la alcaldesa, que ha estimado que en los cuatro meses que el consistorio lleva hablando con los grandes tenedores de pisos vacíos en la ciudad para conseguir que se destinen a alquiler social, con el banco malo es con quien menos se ha avanzado.

Colau ha considerado "inaceptables" y "una estafa" las condiciones que pone la Sareb al ayuntamiento de Barcelona para cederle estos pisos, como que además de pagarle un alquiler cargue con la rehabilitación y se los devuelva en tres años.

La alcaldesa ha reiterado que la voluntad es llegar a acuerdos con la Sareb, como con los otros grandes tenedores, antes de diciembre, y no llegar a requerir ante los tribunales la cesión obligatoria de los pisos vacíos, como permite la nueva ley catalana.