Público
Público

Colau pide al Gobierno de Sánchez el acercamiento de los políticos presos a Catalunya

La alcaldesa de Barcelona ha puesto las primeras tareas al nuevo Ejecutivo, entre las que destacan el diálogo con el Govern y regular "con urgencia" el alquiler de las viviendas. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, protagoniza un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum tras ser presentada por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. EFE/ Mariscal

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez el acercamiento a Catalunya de los políticos presos independentistas "cuanto antes". A su juicio, que salgan o no de prisión no está en sus manos ya que continúan en prisión provisional por orden de los jueces, pero sí lo está trasladarlos a prisiones catalanas, decisión que sostiene que favorecería el diálogo entre el Ejecutivo central y el catalán.

En este sentido, el diálogo es un punto primordial y tiene que pasar por "normalizar las relaciones" y que las partes se hablen y escuchen entre sí. Aunque reconoce que para ello es "importantísimo" que el Gobierno "muestre un cambio en la política penitenciaria": "Que estas personas estén en prisión es una anomalía y genera una distorsión. Altera el diálogo. Su acercamiento sí está en manos del Gobierno de Sánchez", defiende la alcaldesa de la ciudad condal. 

Esta ha sido una de las primeras tareas que Colau ha puesto al nuevo Gobierno. Un Ejecutivo que ha defendido que abre "una nueva etapa" pero que todavía tiene que comenzar a legislar. Para ello, también ha incidido como un deber prioritario una regulación "urgente" de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). "Necesitamos que en Barcelona se pueda vivir y que la vivienda sea accesible. En toda las grandes ciudades estamos viviendo una oleada de la burbuja inmobiliaria sobre el alquiler", sostiene la alcaldesa. Ahora, deja en manos de Sánchez un cambio porque defiende que puede hacer un "cambio radical" para "recuperar inmediatamente" la capacidad de inversión en vivienda y a materializar una reforma legal que "controle" la subida de los alquileres.

Estas reivindicaciones las ha dado a conocer en un desayuno informativo en Madrid organizado por Nueva Economía Fórum y presentado por la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. Una jornada en la que también se ha reafirmado la buena sintonía entre las dos dirigentes. Carmena, que con sus palabras ha emocionado a la protagonista del encuentro, ha destacado la "agilidad mental" y capacidad para "escuchar y encontrar soluciones" de su homóloga, 30 años más joven y que, como ella, gobierna en minoría. A este acto también han asistido otros dirigentes de Podemos como Irene Montero,  Lorena Ruíz-Huerta, Marcelo Expósito y Julio Rodríguez. De Izquierda Unida también ha estado Alberto Garzón y del PSOE Ángel Gabilondo y José Manuel Franco. 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, protagoniza un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el que será presentada por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. EFE/ Mariscal

Colau también ha reconocido los "gestos importantes" del nuevo Gobierno con un gabinete con mayor presencia de ministras que ministros. Pero ha incidido en que ahora toca convertir estos gestos "en leyes y políticas concretas". Ha reivindicado el feminismo como motor del cambio, la necesidad de legislar sobre leyes de igualdad y reclamado que Sánchez debe "entender" que no tiene que hacer un Gobierno que sea "autocomplaciente", sino gobernar estando abiertos a las negociaciones y a los acuerdos, dada la "dificultad" de gobernar con 84 diputados.

Además, ha reivindicado "las ciudades como vanguardia del cambio". La alcaldesa de Barcelona ha defendido que son las ciudades las que están "innovando y coproduciendo en red" y "promoviendo la solidaridad y la democracia". Como ejemplo, ha enfatizado en el trabajo de las principales ciudades del Estado Español que están recibiendo a refugiados que "huyen de las guerras" y "de las miserias", con sus propios recursos, mientras el Gobierno central no cumple con los acuerdos europeos. Así, ha mantenido que el nuevo presidente tiene que "repensar la relación entre las ciudades y el Estado".