Público
Público

Colectivos memorialistas defienden ante el juez el cambio de las calles franquistas en Madrid: "Hay que reparar a las víctimas"

Organizaciones antifascistas, de memoria histórica y de víctimas del franquismo han presentado este martes en los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Madrid sus alegaciones contra la demanda presentada por la Fundación Nacional Francisco Franco contra el cambio de nombre de 52 calles aprobada por el Ayuntamiento de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Colectivos madrileños antifascistas, de memoria histórica y víctimas del franquismo han presentado este martes en los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Madrid sus alegaciones contra la demanda presentada por la Fundación Nacional Francisco Franco contra el cambio de nombre de 52 calles- EP

Colectivos madrileños antifascistas, de memoria histórica y víctimas del franquismo han presentado este martes en los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Madrid sus alegaciones contra la demanda presentada por la Fundación Nacional Francisco Franco contra el cambio de nombre de 52 calles aprobada por el Ayuntamiento de Madrid, y han defendido que "hay que reparar a las víctimas del franquismo".

El presidente de uno del Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel Muga, ha explicado que entienden que la demanda presentada por la Fundación Francisco Franco "no tiene motivaciones de nulidad y anulabilidad", ya que en su opinión "es solo una demanda ideológica, en la que están instrumentalizando los juzgados solo para salir en medios".

Por ello, se muestran confiados de que no se salga adelante la demanda porque "en ningún caso han presentado datos que rebatan que las personas a las que se les quieren quitar las calles exaltaron el franquismo, dieron un golpe de estado y cometieron graves crímenes".

En esta línea, Muga ha detallado que la demanda "carece de legitimación activa", y además "el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento cumple el artículo 15 de la Ley de Memoria". "Se tiene que interpretar en virtud de los criterios de verdad, justicia y reparación de las víctimas del franquismo y de los tratados firmados por España", ha defendido.

Por su parte, el presidente de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, Julián Rebollo Cuéllar, ha añadido que están "totalmente en contra" de lo que quiere hacer la Fundación Francisco Franco paralizando el cambio de nombre de 52 calles de Madrid porque, en primer lugar cree que es una organización que debería ser "ilegalizada" y de esta forma, ha asegurado que lo van a "pedir en el Parlamento".

Rebollo ha explicado que lo que pretenden es "acabar con esta lacra que supone en España tener todavía calles de los fascistas y dictadores". "Es un problema de dignidad del país, de nuestros hijos y de nuestros nietos", ha concluido.

Mientras el juez valora los argumentos de las partes, se ha decretado como medida cautelar la paralización del cambio de nombre de numerosas vías del callejero madrileño a instancias de recursos presentados por numerosas plataformas e incluso de particulares. Es el caso de la calle Millán Astray o la más reciente, el Paseo de Muñoz Grandes, que el Ayuntamiento pretendía rebautizar como Paseo de Marcelino Camacho, en honor al histórico sindicalista de CCOO.