Publicado: 06.07.2015 13:26 |Actualizado: 06.07.2015 13:26

La ikurriña protagoniza el chupinazo de los Sanfermines en Pamplona

Es la primera vez que la bandera vasca ondea en el Ayuntamiento pamplonés en el arranque de las fiestas. El alcade Joseba Asirón defiende su colocación por la presencia de tres parlamentarias vascas. La delegada del Gobierno acude a los tribunales.

Publicidad
Media: 4.70
Votos: 10
Comentarios:
En la fachada del ayuntamiento de Pamplona ondeaba la ikurriña junto a otras cuatro banderas. Jesús Diges (EFE)

En la fachada del ayuntamiento de Pamplona ondeaba la ikurriña junto a otras cuatro banderas. Jesús Diges (EFE)

PAMPLONA.- Los Sanfermines de 2015 han arrancado este lunes a las 12:00 horas tras el lanzamiento del tradicional chupinazo, al que han asistido miles de pamploneses y visitantes, que han hecho frente a las altas temperaturas que azotan a la capital navarra.

Durante el inicio de los Sanfermines, la ikurriña ha sido izada en el balcón de la Casa Consistorial junto a las banderas oficiales, es decir, la de Pamplona, la de Navarra, la de España y la de la Unión Europea. El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (EH Bildu), ha defendido que la presencia de las cinco banderas "representa a un sector mucho más amplio de la sociedad" y ha añadido que "es un símbolo de cambio".

Sin embargo, frente a esta decisión del consistorio, la Delegación del Gobierno en Navarra ya ha presentado un recurso en el juzgado de guardia. Carmen Alba, la delegada del Gobierno, ha explicado que en el recurso contencioso administrativo, articulado por la Abogacía del Estado en la Comunidad Foral, se señala que la presencia de la ikurriña va "en contra de la legalidad vigente", además de ser contraria "al sentir de la mayoría de los navarros".



"La ley no lo permite", ha dicho la delegada, quien ha insistido en que "todas las instituciones, y el Ayuntamiento la primera, deben cumplir la legalidad".

Por su parte, el alcalde de Pamplona se ha defendido argumentando que en el acto han estado presentes en el interior de la Casa Consistorial las parlamentarias vascas Diana Urea, Eva Blanco y Rebeka Ubera, y que por tanto con su presencia protocolariamente se puede colocar la ikurriña.

Los encargados de prender la mecha del chupinazo han sido Javier Aranegui, del Orfeón Pamplonés, y Chantal Estrada, en representación de la peña La Veleta. El Orfeón Pamplonés cumple este año su 150º aniversario, mientras que la presencia de La Veleta es un homenaje a la peña que introdujo la vestimenta blanca y roja en las fiestas.

Al margen de la polémica, el programa propiamente festivo ha seguido el curso previsto. Instantes antes de las 12 horas, Javier Aranegui y Chantal Estrada han salido al balcón de la Casa Consistorial para pronunciar las tradicionales palabras: "Pamplonesas, pamploneses, iruñarrok !Viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!", lo que ha sido respondido con "vivas" y "goras" por los miles de mozos que abajo en la plaza esperaban el inicio de las fiestas.

Acto seguido, con sus pañuelos rojos en alto y al grito de 'San Fermín, San Fermín', los mozos han presenciado cómo Javier Aranegui y Chantal Estrada prendían de la mano la mecha del cohete y, al escuchar el estallido del chupinazo, la alegría ha desbordado la plaza Consistorial y el centro de Pamplona, donde se han dado cita miles de ciudadanos para celebrar el inicio de nueve días de fiesta ininterrumpida.