Publicado: 17.11.2016 21:29 |Actualizado: 17.11.2016 23:45

El comisario Villarejo pierde una nueva demanda contra 'Público' y
le condenan a pagar las costas

El ya jubilado 'agente encubierto' acusó al periódico de daños al honor, por difundir la fotografía que sirvió para que la doctora Elisa Pinto pudiera identificarlo como el autor de su apuñalamiento. La Justicia dictamina que la información tenía "interés público". 

Publicidad
Media: 4.70
Votos: 10
Comentarios:
El comisario de Policía, José Manuel Villarejo Pérez, trata de ocultar su rostro a la salida de los juzgados de Estepona (Málaga), donde declaró por el ático del expresidente madrileño, Ignacio González. EFE

El comisario de Policía, José Manuel Villarejo Pérez, trata de ocultar su rostro a la salida de los juzgados de Estepona (Málaga), donde declaró por el ático del expresidente madrileño, Ignacio González. EFE

@patricialopezl

MADRID-. El comisario José Villarejo Pérez ha vuelto a perder una de sus acciones legales contra Público y una de sus periodistas a la que en esta ocasión demandó por intromisión en la intimidad, daños al honor y la imagen por publicar el pasado 30 de diciembre la imagen que sirvió para que la doctora Elisa Pinto le identificara como la persona que la apuñaló, presuntamente en nombre del empresario Javier López Madrid. 

La sentencia absuelve a Público y le condena a pagar las costas y argumenta por qué con la difusión de esa imagen -incluida en el sumario y que procedía de la Base de Datos del Documento Nacional de Indentidad- no supone ninguna vulneración a su honor. 



Villarejo, que se sintió muy afectado por la información, no sólo interpuso esta acción civil contra Público y su periodista. También una querella que se instruye en el juzgado número 1 de Madrid y, junto con su ex jefe el comisario Eugenio Pino, pretendió que el jefe de la Policía Judicial de Madrid, el comisario José Luis Conde, la detuviera unos días después. Sin embargo, esas diligencias aún no las han remitido a los juzgados de Plaza de Castilla. 

Información veraz

Señala el juzgado de primera instancia número 19 que el artículo explica que: “Dos veces ha sido citado a declarar el comisario José Manuel Villarejo Pérez a una rueda de reconocimiento en el caso de la doctora Elisa Pinto, a quien presuntamente apuñaló el 10 de abril de 2014. La primera vez aseguró que estaba de viaje y tras el segundo llamamiento, presentó un escrito en el que pide su sobreseimiento libre de la causa y alega una conspiración del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) contra él, al igual que en el Gao Ping o el pequeño Nicolás”.

"Dicha información - señala la sentencia- no consta que sea inveraz" y añade que además de constar la ficha del DNI en el procedimiento del caso de la doctora Pinto, "su utilización resulta justificada para ilustrar la noticia pues es la ficha incorporada al procedimiento penal, cuyo secreto había sido levantado mediante auto de 9 de diciembre de 2015. Por tanto, si bien, la publicación de la ficha pudiera no ser imprescindible, lo cierto es que viene a reforzar la veracidad de la información relativa a la necesidad de utilizar la ficha de los archivos policiales del DNI para practicar una diligencia de reconocimiento fotográfico dada la falta de colaboración del Sr. Villarejo para la práctica de una rueda de reconocimiento que exigía su comparecencia personal".

Villarejo, un personaje público

Además, añade la sentencia, el comisario Villarejo "sí que puede ser considerado personaje público y de hecho son muchos los medios de comunicación que han incluido informaciones relativas a otros procedimientos judiciales, siendo conocida su relación con los asuntos como el del ático del Sr. González o del pequeño Nicolás”. 

Igualmente, asegura el juzgado, "la información tiene interés público pues en el artículo se hace referencia a la implicación del Sr Villarejo en unos hechos denunciados de especial gravedad, hechos que además se imputan a quien ejerce el cargo de Comisario de Policía. En este punto, el que un comisario de Policía pueda estar implicado en unas diligencias previas en las cuales se investigan dos presuntos apuñalamientos, tiene interés para los ciudadanos en general, tanto por la materia en sí, como por la persona implicada".

Es más, parece que la faceta de espía expuesta por Villarejo en su demanda no resulta muy sólida pues "era una imagen conocida de lo cual da fe, la escasa dificultad en encontrar imágenes en internet del Sr. Villarejo. Por tanto, ello impide admitir, como sostiene la parte actora, que la difusión de su imagen haya podido entorpecer su labor profesional como agente encubierto".