Publicado: 19.05.2015 17:09 |Actualizado: 20.05.2015 07:00

ENTREVISTA CON JOAN CALABUIG

“Que Compromís nos supere es una hipótesis sin fundamento”

El candidato del PSPV al Ayuntamiento de Valencia se muestra optimista y cree que él liderará el cambio en la Alcaldía de la ciudad. “El PP está la baja y nosotros al alza”, asegura.

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6
Comentarios:
El candidato del PSPV al Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig.

El candidato del PSPV al Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig.

VALENCIA.- El 24 de mayo, Joan Calabuig (Valencia, 1960) cumple 55 años pero lo que de verdad espera cumplir es un sueño que persigue desde hace ocho: ser el alcalde de una ciudad que necesita, dice, remontar una reputación en el exterior que los valencianos no merecen. Con toda una vida a cuestas en política (ya fue diputado en Les Cortes Valencianes en 1983, con 23 años), es el primer candidato socialista que repite suerte contra Rita Barberá. Para ganar la alcaldía, esta vez se ha rodeado de jóvenes y veteranos que quieren recuperar las inversiones perdidas y sacar a la ciudad de la “emergencia social”. Las encuestas no vienen con viento a favor para el PSPV, pero Calabuig asegura que no le inquietan y mantiene, convencido, que el bastón de mano será suyo.

Es el primer candidato que presenta el PSPV que repite desde que Rita Barberá llegó al poder. ¿Qué significa para usted?

Desde el principio me planteé un proyecto que tenía como finalidad fundamental llevar al PSPV a la alcaldía de la ciudad y dejé claro que todos los esfuerzos iban a concentrarse en eso. Como autocrítica he de decir que me parece un error lo que se hizo estos años atrás. Hemos tenido muy buenos candidatos y todos debían haber tenido más oportunidades. En una ciudad como València, con 800.000 habitantes, sólo para tener un mínimo contacto con la red de entidades cívicas se necesita más tiempo.



Al margen de los motivos por los que sus predecesores no repitieron, ¿por qué cree que a usted se le ha encomendado de nuevo esta labor?

Porque mis compañeros confiaron en que yo podía llevar a buen puerto el barco. Vengo de la política europea, nacional e internacional, tengo una trayectoria reconocida por la inmensa mayoría de los compañeros en la ciudad. Creo que todo el mundo vio la posibilidad de ofrecer una alternativa con una candidatura sólida y que claramente les inspiraba confianza.

"Las encuestas que he visto hasta ahora no me inquietan nada"

Las encuestas que he visto hasta ahora no me inquietan nada. Creo que los que han hecho las encuestas están más inquietos que yo. Existen enormes dudas y muchas discusiones sobre esas encuestas. Creo que solo hay dos certidumbres. Una, que el PP no va a tener mayoría absoluta en ninguna institución valenciana. Y dos, que no hay ninguna fuerza salvo el PP por encima de nosotros. Y, además, no tenemos dudas: el PP está a la baja y nosotros al alza. Nosotros seguimos con nuestros objetivos y tenemos muy claro que vamos a liderar el cambio en esta ciudad.

¿Se presenta usted con un programa similar al de las últimas elecciones o Rita Barberá ha arreglado algo en la ciudad en estos últimos cuatro años?

"Barberá no ha arreglado ninguno de los problemas de esta ciudad"

Barberá no ha arreglado ninguno de los problemas de esta ciudad, incluso los ha empeorado. Los grandes proyectos están todos paralizados. Ella dijo que era por culpa del Gobierno de Zapatero, pero luego llegó Rajoy y no avanzó en ninguno de ellos. Es el caso de la línea T2 del metro, el túnel pasante, el parque central, la situación del Cabanyal, la fachada marítima e incluso el Corredor Mediterráneo. Cojas el que cojas, ningún gran proyecto de la ciudad ha mejorado. Está todo completamente abandonado. En mi programa sí han cambiado tres cosas. Primero porque Barberá ha sido incapaz de entender que Valencia está viviendo una emergencia política, social y ética, y por tanto en esos tres aspectos nuestro programa ha reforzado mucho su contenido respecto a 2011. Hemos reforzado las propuestas en promoción económica y empleo; la ayuda a las familias que se han empobrecido y están en situación límite y por último, frente a la soberbia y los abusos, tomaremos medidas en materia de transparencia y participación.

Lo que no repite es el equipo con el que se presenta, usted ha integrado a los jóvenes en sus listas. ¿Es una manera de responder a las fuerzas emergentes?

No, es una convicción. Una fuerza política que quiere merecer la confianza de los ciudadanos ha de ofrecer un abanico en el que los ciudadanos se sientan representados. En primer lugar, hay un equilibro de género, como no podía ser de otra manera. En segundo lugar, hay gente con experiencia -como es mi caso o el de Ramón Vilar-, y luego hay gente nueva que ofrece un impulso muy potente de cara al futuro de la ciudad, con nuevas capacidades, nativos digitales, con otra perspectiva.

Estas elecciones van a estar marcadas por la irrupción de esas fuerzas políticas. ¿Cómo valora que las encuestas les den una mejor valoración ciudadana que a ustedes a pesar de la labor que el PSPV ha hecho, por ejemplo, en el caso Nóos?

Nosotros no nos hemos puesto camisetas ni gorros, pero hemos ido a los tribunales cada vez que hemos visto un caso de corrupción. Y eso siempre es duro, difícil, trabajoso y costoso económicamente. Nuestro partido está personado en Nóos, Emarsa, Brugal, en la causa contra Carlos Fabra y en todos los habidos y por haber. Nos ha costado más recursos y más tiempo que a nadie. Hemos tenido el mayor compromiso. Si esta sociedad en gran medida sabe lo que ha pasado, evidentemente ha sido por los periodistas que lo han investigado, pero también porque nuestro partido ha estado en la vanguardia de esos procesos y ha sido punta de lanza de la lucha contra la corrupción. Hay muchas conjeturas sobre la valoración de las distintas fuerzas políticas, pero para la hora de la verdad queda muy poquito. Al final el dictado de la gente es el 24 de mayo.

En el hipotético caso de que Compromís obtuviera un regidor más que el PSPV, ¿haría usted alcalde a Joan Ribó?

"Que nos supere Compromís es una hipótesis sin fundamento"

Que nos supere Compromís es una hipótesis que no creemos que tenga fundamento como tampoco creo que tendría fundamento analizar si ese fuera el caso de la Plataforma por el apoyo animal u otras fuerzas políticas que pueden estar o no dentro del hemiciclo. Joan Ribó me parece una persona razonable y Compromís una opción que ha tenido propuestas serias y con las que hemos colaborado. A lo largo de estos nueve años, al igual que con Esquerra Unida, la actitud de colaboración se ha desarrollado de una manera muy constructiva.

Hemos llegado a acuerdos en el 90% de las cuestiones que se han planteado en este Ayuntamiento. Por lo tanto, ya hay un camino de trabajo conjunto. Sobre lo demás, los ciudadanos dirán. Nosotros creemos que lideraremos este proceso. Siempre estamos dispuestos al diálogo y desde luego de una manera muy especial con quienes tenemos puntos de encuentro ya demostrados.

¿Y con esa gente que viene nueva?

"Sólo tenemos un límite: no vamos a pactar con el PP"

Sólo tenemos un límite: no vamos a pactar con el PP. Es malo para València que el PP se mantenga en el gobierno, porque ese partido y sus siglas están asociados a la corrupción, al desprestigio y a la pérdida de reputación de nuestra ciudad. Dicho esto, hablaremos con todos los demás: Ciudadanos, Compromís, Esquerra Unida, València en comú o con quien venga. Para hacer un programa conjunto, sacar a València de la crisis y combatir la emergencia social que tenemos estamos dispuestos a hablar con todos.

Si empeorase los resultados de las últimas elecciones para el PSPV. ¿Qué haría entonces, dimitiría?

Nuestro objetivo es estar por encima de los resultados anteriores, como es lógico. Y nuestro objetivo central, ganar la Alcaldía para encabezar un nuevo tiempo. Eso es por lo que se nos tiene juzgar. Si eso llega, pues fantástico. Y, si no, será el momento de discutir qué hacer en el futuro.

¿Qué supondría que Barberá continuase como alcaldesa de València para la ciudad? ¿Y para el PSPV?

Barberá se pasa el día defendiéndose de acusaciones: que si ‘la jefa’, que si el sobrino…"

No he encontrado a nadie en la ciudad que diga que es la mejor opción para el futuro de Valencia. Rita Barberá es el pasado. Esta ciudad está perdiendo oportunidades de inversión por la mala reputación que está dejando la gestión del Gobierno del PP. El halo de corrupción y de abusos que están emitiendo nos perjudica económicamente y en materia de empleo. Es evidente que Barberá supone una alternativa agotada, no tiene ningún proyecto para la ciudad. Nosotros tenemos claro hacia dónde hay que ir, que hay que tener una actitud proactiva para captar inversiones en la ciudad. Rita de todo eso ya no habla, se pasa el día defendiéndose de acusaciones: que si ‘la jefa’, que si el sobrino… Cuando uno ve el Facebook de Rita Barberá de los últimos años, ¿quiénes son los que aparecen ahí? Iñaki Urdangarin, Carlos Fabra, Alfonso Rus, Francisco Camps, Rodrigo Rato… Éste es el álbum de fotos de Barberá. Sería una catástrofe para Valencia que Rita Barberá tuviera mayoría. Estoy seguro de que los valencianos son personas muy sensatas y razonables frente a la imagen que ella proyecta de nuestra ciudad y que no va a poder gobernar València.