Publicado: 04.01.2016 14:02 |Actualizado: 04.01.2016 15:11

En Comú Podem deja la puerta abierta a que Ada Colau se presente a la Presidencia de la Generalitat 

El diputado electo y líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, reconoce que la "proyección" de la alcaldesa de Barcelona "va mucho más allá" de esta ciudad, pero advierte de que serán los protagonistas de la candidatura quienes decidan, cuando finalmente se confirme que habrá nuevas elecciones.

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7
Comentarios:
Pablo Iglesias (2d), junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i); el cabeza de lista por Barcelona Xavier Domenech (2i), y Gerardo Pisarello (d), teniente alcalde de Barcelona, durante el acto central de En Comú Podem. / TONI ALBIR (EFE)

Pablo Iglesias (2d), junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i); el cabeza de lista por Barcelona Xavier Domenech (2i), y Gerardo Pisarello (d), teniente alcalde de Barcelona, durante el acto central de En Comú Podem. / TONI ALBIR (EFE)

MADRID.- Ada Colau es más que una de las balas de oro de las que se sirvió el partido de Pablo Iglesias para hacerse con 69 diputados en las pasadas elecciones del 20-D. La alcaldesa de Barcelona es un valor en alza, y desde la candidatura de confluencia en la que se integran Podemos y su formación, En Comú Podem, dejan la puerta abierta a que Colau adopte un papel de más peso y se postule para la Presidencia de la Generalitat en las elecciones que previsiblemente tendrán lugar en Catalunya en un par de meses. 

"La victoria el 24 de mayo en el  Ayuntamiento de Barcelona y otras capitales protagoniza un cambio que va más mucho allá de Barcelona", afirmaba este lunes Xavier Domènech, líder de En Comú Podem y hombre de confianza de Colau. A su juicio, la alcaldesa "simboliza ese cambio", y su "proyección" va "mucho más allá" de la ciudad de Barcelona, sostenía Domènech sin querer despejar más incógnitas. 

Domènech: "La victoria el 24 de mayo en el Ayuntamiento de Barcelona y otras capitales protagoniza un cambio que va más mucho allá de esa ciudad"

Eso sí: el líder de En Comú Podem y diputado electo insistía en los pasillos del Congreso en que antes de llegar a este escenario debe confirmarse que finalmente habrá elecciones anticipadas en Catalunya, donde "los giros sorprendentes abundan". Después, los "sujetos que protagonizaron la candidatura" -Podemos, la plataforma que lidera la alcaldesa (Barcelona en Comú), ICV-EUiA y Equo- "deberán iniciar un debate interno, y serán ellos los que decidirán".

El propio secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ya se refirió a Colau como la "presidenta moral de la Generalitat" en su comparecencia del domingo ante la dirección del partido -Consejo Ciudadano-, y en el caso de que las fuerzas que integran En Comú Podem decidieran reeditar esta candidatura es poco probable que pudiera ponerse sobre la mesa un liderazgo más fuerte que el de la alcaldesa de Barcelona.



Domènech ha acudido a recoger su acta a la Cámara Baja junto a los otros 11 diputados de la candidatura que el 20 de diciembre se impuso como primera fuerza en Catalunya, prácticamente al mismo tiempo que lo hacían otros parlamentarios electos, como la jueza Victoria Rosell (cabeza de lista por Canarias) o los integrantes de la Ejecutiva y también diputados Sergio Pascual y Auxiliadora Honorato (uno por Sevilla y seis por Madrid, respectivamente).

Por otro lado, una de las condiciones de los acuerdos logrados por Podemos y otras fuerzas en Catalunya, Galicia y Comunidad Valenciana es que los diputados de estas candidaturas cuenten con grupos propios en el Congreso. En principio cumplen con los requisitos del reglamento, pero la última palabra la tiene el órgano de gobierno de la cámara, la Mesa. "No entenderíamos otra realidad, cumplimos todos los requisitos", defendía Domènech, a pesar de que a priori PP y Ciudadanos no contemplan esta posibilidad con buenos ojos. "Tener pocas voces y cerrarse en sí mismo ayuda poco y tiene fecha de caducidad", insistía. 

Sólo unos minutos antes, el diputado catalán adoptaba la línea argumental de los portavoces de Podemos para cargar contra el Partido Socialista, acusándole de haber rechazado las líneas del partido de Iglesias sin proponer alternativas. A su juicio, las reacciones ante la petición de un referéndum catalán y el reconocimiento de España como Estado plurinacional que defiende Podemos sirven para evidenciar la división existente en el PSOE, que se ha convertido en objetivo de todos los dardos de la formación morada tras las elecciones del 20-D.