Publicado: 04.12.2015 01:13 |Actualizado: 04.12.2015 01:13

En Comú Podem señala a Ciudadanos como su gran rival en un inicio optimista de campaña

La candidatura de confluencia de Barcelona en Comú, Podem, ICV y EUiA ganaría el 20-D en Catalunya, según el CIS, y su cabeza de lista, Xavier Domènech, afirma que las generales servirán para poner fin al bipartidismo

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5
Comentarios:
Acto de inicio de campaña de En Comú Podem en el centro cívico Cotxeres de Sants de Barcelona. / MARC LOZANO

Marc Lozanoen el centro cívico Cotxeres de Sants de BarcelonaEn Comú Podem

BARCELONA.- En Comú Podem, la candidatura de confluencia de Barcelona en Comú, ICV, EUiA y Podem, ha empezado con optimismo la campaña para las elecciones del 20 de diciembre después que el barómetro del CIS la haya situado con claras opciones de ser la formación más votada en Catalunya. En un acto con toques festivos, y que ha congregado a unas 500 personas en el centro cívico Cotxeres de Sants de Barcelona, el cabeza de lista, Xavier Domènech, se ha mostrado convencido de ganar porque “haremos una campaña en contra de todo lo que hemos vivido estos últimos años, pero también será la campaña de la esperanza y ganaremos porque tenemos propuestas, proyectos e ilusiones”.

El hasta hace algunas semanas alto cargo del Ayuntamiento de Barcelona ha señalado el referéndum vinculante para Catalunya, la defensa de los derechos sociales y la recuperación de la democracia real como principales ejes programáticos. “El 20 de diciembre acaba una historia y empieza otra”, ha afirmado Domènech para subrayar que los comicios marcarán el fin del bipartidismo. “Acabaremos con un sistema que es corrupción, que son reformas laborales, que es injusticia, que es dar ayudas a los ricos y masacrar a los pobres”, ha añadido el candidato.

El lema de la campaña es El canvi no s'atura (El cambio no se para) y busca volver al imaginario de las elecciones municipales del 24 de mayo, cuando las candidaturas de confluencia de la izquierda obtuvieron alcaldías tan importantes como Barcelona y Badalona. “Lo que pasó el 24 de mayo, volverá a pasar el 20 de diciembre”, ha proclamado Domènech. La siguiente convocatoria electoral, las elecciones catalanas del 27 de septiembre, no fue precisamente exitosa, y Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) -integrada por ICV, EUiA y Podem- apenas obtuvo 11 de los 135 diputados del Parlament. Con unos comicios que no tienen el carácter plebiscitario del 27-S, la estrategia de En Comú Podem pasa por volver a reivindicar el derecho a decidir y mostrar los aliados estatales que apoyan la propuesta de un referéndum vinculante para Catalunya, empezando por Podemos.



El arranque oficial de la carrera hacia las urnas ha servido también para estrenar el cartel, el vídeo y la canción de campaña -del grupo I*Mad y titulada No ens rendirem (No nos rendiremos)-, y para poner de manifiesto que atacar a Ciudadanos será una de las líneas argumentales claves de la campaña. “Ciudadanos nos dice que no hará la reforma laboral, sino un contrato único, que sería la reforma laboral más bestia que se habría hecho nunca en este país. Es el partido del Ibex 35, que quiere cambiarlo todo, para que no cambie nada y defiende las mismas políticas que nos han llevado a la crisis”, ha enumerado Domènech. Previamente, la número cuatro de la lista, Lucía Martín, había recordado que “nunca” había visto ni a Inés Arrimadas ni a Albert Rivera “parando un desahucio”. Martín fue una de las fundadoras de la PAH.

Un presupuesto modesto

La campaña de En Comú Podem tiene un presupuesto de 200.000 euros, modesto si lo comparamos con las 450.000 con los que contó Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) para afrontar los comicios catalanes del 27 de septiembre. Más allá de que el PP pierda el Gobierno, los estrategas de campaña señalan a Ciudadanos (C's) como su principal rival para ser la formación más votada en Catalunya el 20 de diciembre. De hecho, según el barómetro del CIS que se dio a conocer este jueves, En Comú se impondría y obtendría entre 10 y 11 diputados, seguido de C's y Democracia y Llibertat -la marca con la que CDC concurre a las urnas-, que sumarían nueve cada una. Si se confirmara este resultado, la candidatura lograría con creces su objetivo de obtener un grupo parlamentario propio en el Congreso. Se trata de una lista autónoma y que responde a una soberanía estrictamente catalana, pero sus candidatos ya han dejado claro que su referente, y aliado, a nivel estatal es Podemos.

Tras el acto de inicio, el primer gran acto de campaña de la candidatura de confluencia de la izquierda soberanista llegará el sábado, con un mitin en l'Hospitalet de Llobregat en el que, aparte de Xavier Domènech, participaran la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los números uno y dos de Podemos, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, respectivamente. Una semana más tarde, en Badalona, volverán a coincidir Colau e Iglesias apoyando a Domènech. El último gran mitin se celebrará el día 16, en el distrito de Nou Barris (Barcelona), con la presencia de la vicepresidenta valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, Iñigo Errejón y Ada Colau.